Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reseña   Ensayos   Gilbert Keith Chesterton  

Gilbert Keith Chesterton. Ensayos escogidos. Seleccionados por W. H. Auden

“En todo aquello que vale la pena de tener, incluso en el placer, hay un punto de dolor o de tedio que ha de ser sobrevivido para que el placer pueda revivir y resistir.” Chesterton
Francisco Vélez Nieto
martes, 26 de noviembre de 2019, 08:34 h (CET)


Cuanto nos dibuja literariamente Chesterton sobre la vida y obra de a Charles Dickens, es un ejercicio literario que muestra las razones sociales de un creador literario que alcanzaría con su obra literaria ser astro y figura creativa de la lengua de Shakespeare. A la que le dedica cuatro capítulos en los que desnuda y expone la figura y personalidad de su admirado compatriota, gloria de la literatura inglesa sin fronteras, Tomando como punto de partida la interpretativa vida del Dickens niño, que encuentra en una buhardilla los libros de Humpbrey Klikwerk y Tom Jones, es un despertar de absoluta curiosidad del niño para su propia personalidad. Construida en el campo de la experiencia y sufrimiento diario, dada las circunstancia sociales y familiares en las que el propio padre se ve obligado a realizar, en una interpretación pública de niño-hombre que le servirá de experiencia y modo de ser en su propia vida de creatividad nata.

Ejercicio de escritura que “aborda las tres grandes cuestiones de su personalidad: la literatura, la política y la religión. Todo escritor sabe que de ciertos hechos de su vida la de mayor contenido es la infancia. Y ha tenido su importancia decisiva en la formación de su particular sentir, de las cosas en las que les gusta pensar y las cualidades de las personas que admira o detesta.” Son unas situaciones vividas a veces de manera sórdida y explotadora del propio padre, que lo necesitaba como diversión. Un estudio cuya sencillez y transmisión transparente hacia el lector, nos lleva a preguntarnos, como no hemos percibido un tanto de la personalidad del autor de Oliver Twist, que con tanto placer hemos leído y volvemos a sus páginas.

Nuestro exquisito Chesterton, este mago de la crítica con alto concepto de la ética social y literaria, manifestaba considerarse “Un simple periodista jocoso que escribía artículos semanales sobre asuntos graciosos”. Pero su ingenio terminó por atraer al lector hasta asumirlo este como escritor de fervorosa y entusiasmada lectura de sus ensayos y aventuras policiacas. Lecturas que nunca cansan o provocan bostezos, de quien con su fino estilete solía manifestar “Yo no soy nada, soy un simple periodista” Una pícara modestia que termino por cautivar a muchos contemporáneos. Entre ellos al escritor y poeta Auden. Quien descubrió la rica sustancia de sus ensayos cuando le encargaron esta selección.

Una exquisita edición de Acantilado la que hoy recomiendo al buen lector. En este caso los cuatro artículos dedicados al inmenso Charles Dickens, con traducción de Miguel Temprano García.

Posiblemente no sería tomar un camino equivocado para sobrevivir sin tanto desasosiego “Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción.”

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Todos quieren nueces

Algunos se resisten a perder el cargo regalado e inmerecido para que pudiera gobernar el ególatra Sánchez

Ronda de Outeiro, gatuno

Un poema de Aurora Valera

La dificultad de ganarse los galones de “venerable anciano”

“Envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.” Ingmar Bergman

Divagaciones sobre lo público, lo privado y la defensa del ciudadano

No estoy muy seguro de que se defienda por el gobierno el derecho de propiedad

Un vecino de Alcossebre se jacta de que atropella gatos porque le molestan

El ayuntamiento de Alcossebre pone parches, y poniendo parches pone en peligro no sólo a los gatos sino también a los vecinos de Alcossebre
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris