Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los trabajos y los días   -   Sección:   Opinión

Triste España

Ni el PSOE en su momento, ni el PP ahora saben ni pueden ni quieren arreglar el desaguisado
Francisco Morales Lomas
viernes, 26 de abril de 2013, 08:10 h (CET)
Vivimos en un país triste. Se ha perdido el rumbo de una nave que zozobra en alta mar haciendo aguas por todas partes. Solo de vez en cuando se percibe cierta actividad en los bares y cafeterías en horas punta. Es un espejismo. Cuando se le pregunta a los camareros confiesan que ni sombra de lo que era, momentos puntuales.

Seis millones doscientas mil personas paradas, la sanidad con claras y evidentes muestras de privatización de servicios, recortes en educación, recortes en servicios sociales que van a promover el abandono de nuestros ancianos, bajada generalizada de sueldos, hijos de brazos cruzados esperando una oportunidad que no llega, emigración como en los años cincuenta y sesenta, aumento de la pobreza, aumento de personas que asisten a comedores sociales… Los españoles pagamos las veleidades y suntuosidades de la banca, sus lujos, sus esplendores, sus sobresueldos y nos empobrecemos cada vez más. Suma tristeza de un país que depositó su esperanza en Europa y es ahora Europa la que impide su desarrollo.

Ni tirios ni troyanos. Ni el PSOE en su momento ni el PP ahora saben ni pueden ni quieren arreglar el desaguisado. Los ciudadanos manifiestan en las encuestas que no creen en nada ni en nadie. No hay ideas, no hay líderes ni salvadores. Aquí no se salva nadie, salvo los de siempre, que han aumentado considerablemente su riqueza. Los más pobres se hunden en las catacumbas y la indigencia, y la clase media se empobrece con rapidez.

Las condiciones que nos han impuesto son atroces, la pescadilla que se muerde la cola en ese círculo vicioso de la economía capitalista sin sentido, pues está claro que sin políticas de crecimiento el país andará estancado durante mucho tiempo.

El empleo, lo único que puede ofrecer dignidad a la persona, muestra claramente que la dignidad es lo primero que hemos perdido. Después la casa y por último la sensación de que es posible que todo vaya a mejor algún día.

Habían prometido desde finales de 2012 que España cambiaría en su rumbo durante el segundo semestre de 2013, hoy sabemos que Bruselas y Rhen nos piden más recortes, más sangre, más sudor y más lágrimas. Mientras tanto España también se duerme, no sale a la calle ni se manifiesta. Apenas mil personas ayer protestando ¿Adónde está el 15-M? ¿Todo fue un montaje para desalojar al PSOE del poder? ¿Dónde están nuestros intelectuales? ¿Viviendo de la sopa boba en sus respectivos lobbies? ¿Dónde está la Iglesia? ¿Dónde está la izquierda? ¿Dónde están los movimientos sociales salvo el de los desahucios? ¿Dónde están las ideas?.

Triste país mientras la corrupción va subiendo escaleras.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris