Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Pedro Sánchez   Política   Elecciones   PSOE   Cataluña  

Los ciudadanos sometidos a presión: tres comicios en un mes

Pese a que aún no ha comenzado oficialmente la campaña para las legislativas, la maquinaria electoral ya está en funcionamiento y se anuncian jornadas tormentosas
Miguel Massanet
lunes, 18 de febrero de 2019, 16:17 h (CET)

El señor Sánchez no ha perdido tiempo en iniciar su estrategia en contra de los partidos de la oposición que van a tener que plantarle cara. La primera, ha sido una encuesta publicada en La Vanguardia en la que sitúa al PSOE en una posición envidiable, muy por encima de sus directos competidores. Es evidente que la maquinaria propagandista de las izquierdas se ha puesto con toda su potencia al frente de la campaña del Dr. Sánchez , demostrando, a la vez, que su enfrentamiento con los catalanes según se suponía de su derrota en defensa de los PGE, no ha sido más que un pequeño alto en el camino circunstancial; que no va a impedir que, según ha afirmado la ministra señora Calvo, se vayan a reanudar los encuentros de las dos comisiones, pese a que esta legislatura ya está acabada y que, a primeros de marzo, se vayan a disolver las Cortes quedando el actual gobierno en funciones, sin otras facultades que las recogidas en el artículo 21 de la Ley del Gobierno, según el cual el Ejecutivo, en estas circunstancias "facilitará el normal desarrollo del proceso de formación del nuevo Gobierno y el traspaso de poderes al mismo y limitará su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos, absteniéndose de adoptar, salvos casos de urgencia debidamente acreditados o por razones de interés general cuya acreditación expresa así lo justifique, cualesquiera otras medidas".

Tampoco podrá "aprobar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado; presentar proyectos de ley al Congreso de los Diputados o, en su caso, al Senado". Finalmente “el Ejecutivo en funciones no debe adoptar ninguna medida que comprometa o condicione al futuro Gobierno de la nación.”. Estando las cosas así cuesta entender que, la señora vicepresidenta, insista en reanudar unas conversaciones “políticas” con los catalanes, cuando es evidente que la trascendencia de los acuerdos que se pudieran adoptar por el gobierno saliente no podrían llevarse a las Cortes para ser discutidas en ellas y convalidadas si procediera ni, tampoco, utilizar el sistema de decreto ley, especialmente en el caso de intentar aprobar los PGE por estar específicamente hacerlo en estas circunstancias.

Claro que, lo que en otra nación, con otros gobernantes, con personas cabales y caballerosas no intentarían, en los pocos días que todavía les quedan antes de la disolución de las Cortes, aprovechándose de su situación privilegiada, intenten actuar, en su calidad de irresponsables, para causar el máximo daño a sus posibles sucesores en la gobernación del país, buscando llegar a acuerdos con los separatistas que, aunque fueron los causantes de que el Gobierno no consiguiera sacar adelante los PGE para el 2019, no hay duda alguna de que, el mejor gobierno para favorecer el camino de los soberanistas catalanes hacia la obtención de cesiones del Estado, antes de que consiguieran un gobierno ( por ejemplo del PSOE y los de Podemos e IU) que se mostrara más propicio para que pudieran llegar a la consecución de sus pretensiones de independencia. Saben, los señores de Puigdemont o Torra o los mismos de la CUP y sus seguidores, que ni de VOX ni de Ciudadanos y menos del PP, iban a conseguir que se les permitiera continuar con sus intentos de sublevación, en contra de la Carta Magna que garantiza la unidad de la nación española.

Y hablando de sublevaciones, manifestaciones, declaraciones y descalificaciones, podríamos referirnos a los sucesos que, casi a diario, se producen en ciudades como Barcelona y otros puntos de la geografía de la comunidad catalana, sucesos que parece que las autoridades del Estado, ya no hablemos de los mossos de escuadra o la policía municipal catalana que tienen órdenes de sus superiores de no intervenir y sí de propiciar cualquier acto que se pudiera considerar como de apoyo al independentismo de Cataluña, no tienen intención alguna de intervenir para impedirlas. Un caso absolutamente incomprensible más que en un país en el que, el Gobierno, no quiere molestar en lo más mínimo al soberanismo que pretende la separación del territorio catalán del resto de la nación. El caso incomprensible de un policía que al ser increpado por un manifestante que le acusaba de ir en contra de la “república catalana”, le contesto con un “¡Imbécil, no existe ninguna república catalana!” se ha convertido en motivo de gran preocupación para las autoridades que no han dudado, en lugar de premiarlo, en expedientarlo y, seguramente, recibirá un castigo por decir algo que cualquier buen español seguramente le hubiera contestado a un sujeto que pretendía apoyar a una forma de gobierno que, realmente, no existe en España y, por tanto, en Cataluña. Pero esta ha sido la forma de gobernar del gobierno del señor Pedro Sánchez durante los ocho meses que ha conseguido mantenerse en el poder, pese a los problemas que le han proporcionado algunos de sus ministros y él mismo, por haber incurrido en algunos de los supuestos que, el mismo Sánchez, había declarado que debían provocar la dimisión inmediata de aquellos que los hubieran cometido. No pensó que, él mismo, se encontraría en un trance que, a cualquier otro al que le hubiera afectado no hubiera dudado en pedir su dimisión. Pero vean lo que es ser incoherente con sus propias ideas cuando, en su propio caso, el de su propio doctorado, se le encontraron más de un 20% de pedazos de textos, que presentaba como suyos y, en realidad, no eran más que copias de artículos de otros autores. Todavía se espera que presente su dimisión y que demuestre que quienes le acusaron de plagio estaban equivocados.

Lo cierto es que periódicos, como La Vanguardia, están llenando páginas enteras de declaraciones de señores favorables a seguir con los intentos de provocar la lucha por la independencia. El señor Torra, impunemente, anuncia que las movilizaciones callejeras se van a reproducir cada vez con mayor frecuencia si los encausados por el TS siguen siendo “perseguidos” por quienes, según su particular forma de entender la democracia y la Justicia, no son más que “políticos” que son juzgados por sus ideas y no por sus actos. Menos mal que la Justicia española no se asusta, mantiene la acusación y está dispuesta a no dejarse influir por quienes quieren sustituir el mandato constitucional y las leyes penales del país por la ley de la calle, la deformación de la realidad que siguen intentando vender los del Omnium Cultural y de la ANC, convocando manifestaciones de los de siempre que, según parece, no tienen otros trabajos de que ocuparse que no sea ocupar las calles de las ciudades catalanas con cartelones exigiendo lo imposible: que se libere a unos delincuentes políticos o unos políticos delincuentes, como se prefiera, que han intentado (contradiciendo la Constitución, los mandatos de los tribunales de justicia y las advertencia del propio TC) imponer su voluntad amenazando, realizando escraches ante los domicilios particulares de jueces y magistrados, intentando amedrentarles, para que se abstuvieran de juzgar a los delincuentes, presuntos delincuentes, que han sido acusados de delitos de gran gravedad en contra de la unidad de la nación española.

Resulta llamativo que periódicos catalanes, cuando apenas hace unos días que se supo que se convocarían nuevas elecciones para el día 28 de Abril, ya hayan encargado y conseguido una encuesta a cargo de GAT3, lo que nos hace suponer que dicha encuesta fue elaborada antes de que le tumbaran pos PGE en el Congreso de Diputados. Encuesta que publica a dos páginas y de la que saca conclusiones que casi nos permite pensar que ha colaborado con el señor Tezanos del CIS. No es que dudemos de la solvencia del señor Mitjavilla director de GAD3, sino que dudamos de quienes, desde la redacción de La vanguardia, no hayan resaltado todo aquellos que favorezca al señor Sánchez (a quién prefieren como próximo presidente del Gobierno español) y, como no podía ser menos, perjudicar, desacreditar y disminuir las posibilidades del PP de mantenerse, sino, de mejorar los resultados de la vez anterior. Nos cuesta mucho identificar lo que han sido las últimas elecciones en las que, el PSOE, ha ido perdiendo, en cada una de ellas, a votantes y ahora, después de una moción de censura, de lo que han intentado hacer respecto a los catalanes, cediendo en sus peticiones y amenazando con ir cediendo más, si no hubieran cometido el error garrafal del intermediario, relator, en el que se suponía que se establecería la figura de un tercero que fuera el que dirimiese este contencioso entre dos “gobiernos”, con lo que se daba oficialmente la calidad de paridad entre el Estado español y el gobierno de los separatistas; cuando, solamente, pese a sus anuncios de que un 80% quiere la independencia, han conseguido a dos millones, mal contados y sin constatar, dada la forma fraudulenta con la que se recontaron los votos del llamado referéndum catalán, previo a la declaración, fugaz, de la independencia de Cataluña, el 1.O.

Lo que sí es obvio y nadie será capaz de librarnos de ello, va a ser que durante dos o tres meses nos van a tener bombardeando con la verborrea política de los distintos partidos en lidia que, sin duda alguna, van a copar la mayor parte de los informativos y de lo que actualmente eran otros espacios de entretenimiento, para intentar decantar el voto hacia aquellas facciones a las que intenten favorecer. En este aspecto es evidente que separatistas e izquierdas tienen ventaja ya que, hoy por hoy, la mayoría de la prensa y las TV están ocupadas y dirigidas por quienes forman parte de este lobby izquierda-separatismo que no puede soportar que la derecha sea la única que haya sabido levantar a España cuando ellos, lo vimos con Zapatero en el último gobierno que precedió al de del señor Rajoy, tuvieron que convocar elecciones porque el país se les iba de las manos y apuntaba a la bancarrota. Por ello, cuando el señor P.Sánchez nos habla, como viene haciendo, de esta “derecha que tan mal lo hizo”, de los que “han sido desleales al gobierno” o que “tanto han perjudicado a la clase obrera” se olvida que los que llevaron al país al abismo económico y al mayor desempleo nunca anteriormente conocido, fueron sus compadres del señor Rodríguez Zapatero y que Rajoy, con todos su errores con el separatismo, tuvo que ser el que, imponiendo sacrificios, recortes y limitaciones en el gasto público, consiguiera que Europa nos ayudase, financiase a la banca y nos permitiera, sin acudir al rescate de Bruselas, levantarnos por nuestros propios medios, algo que seguramente se hubiera podido culminar con grandes beneficios para España y los españoles si, los socialistas, capitaneados por el señor P.Sánchez no hubieran sido los que, con sus continuos ataques al gobierno de derechas ( con la colaboración de Ciudadanos, no se puede negar) y el apoyo interesado de Podemos que, no obstante, calcularon mal sus posibilidades y hoy se encuentran ante un trance poco propicio, si tenemos que creer las encuestas que se publican.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, no encontramos ante una encrucijada en la que se entrelazan una serie de consultas, probablemente muy influenciadas las unas con las otras, de la que no es posible esperar más que una distribución del voto que, posiblemente, impedirá que se produzcan las mayorías que la encuesta predice para el socialismo y, seguramente, tampoco existan las condiciones para que, el nuevo gobierno del país, difiera mucho, en cuanto a la posibilidad de actuar con independencia, ya que, las únicas posibilidades que se den serán, sin duda, las de combinaciones entre varios partidos para formar un gobierno en el que se deberán repartir las funciones de los representantes de los distintos partidos coaligados. Quisiéramos estar equivocados pero tiene toda la pinta de ser así.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Alborotos en los estadios

Las personas deben ser recreadas de malas a buenas

Todos mienten

“No se puede escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndola hoy” Abraham Lincoln

¿Es usted uno que se extenúa trabajando gratis para Hacienda?

Muchos ciudadanos caen en la gran trampa preparada por la Hacienda Pública para convertir su trabajo del ciudadano en un medio fácil para llenar las arcas estatales

Indigestemos a la maquinaria neoliberalista capitalista

La irracional necesidad de acaparamiento nos sumerge en una carrera agotadora sin sentido”

Sin miedo a nada

“No hay mayor bienestar que gozar de un sano equilibrio interno, que me facilite poder dormir con entereza y despertarme con quietud”.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris