Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El segmento de plata   Radio   San Valentín   Día mundial de la radio  

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
Manuel Montes Cleries
viernes, 15 de febrero de 2019, 19:46 h (CET)

Desde pequeño yo estaba tan enamorado de la radio que estaba deseando jubilarme para dar rienda suelta a mis deseos de comunicarme a través de las ondas. Por eso llevo ya un montón de años en los que la radiofonía da sentido a mi vida.


Ayer fue el día mundial de la radio. Lo inicié escuchando con fervor las palabras de la hija de Marconi en la COPE. Debe tener muchos años. Pero su voz llegaba vibrante desde Italia a mis oídos. El milagro era consecuencia de los descubrimientos de su padre. Después participé de un largo espacio radiofónico en el que hablamos de añoranzas.


La radio ha acompañado, acompaña y acompañará mi vida. Desde mis primeras audiciones en una radio grande y llena de bombillitas de mi infancia jiennense, hasta el pequeño artilugio que llevo en unos de mis bolsillos y me introduzco en el pabellón auricular apenas tengo posibilidad de ello.

Jamás olvidaré mis inicios como tertuliano en aquella Onda 8 de Cártama, con Paco Linares, María José, Antonio Linares y mi buen amigo y maestro Antonio Ismael, allí me curtí en las Ondas con contertulios de talla tales como Alejo García. Después, mientras estudiaba periodismo me incorporé a las tertulias de Procono, donde llegue a presentar y dirigir un programa sobre los emigrantes, y de allí el salto a Popular Tv. y, finalmente a Onda Azul, hoy Canal Málaga. Allí llevo cinco años haciendo radio y televisión solidaria.

El micrófono me hace sentirme feliz. Me relaciono con montones de personas de diversa procedencia y me permite transmitir mis deseos de la búsqueda de un mundo mejor. Yo, que he dedicado todo el tiempo libre de mi vida a intentar transmitir los valores del Evangelio, he descubierto que la radio es un medio que llega, desde el respeto, a la mente de personas de toda índole y creencias. Siempre desde un lenguaje directo y sin recovecos. Abierto y sencillo.

Solo me falta cumplir uno de mis deseos. Hacer radio de noche. Una especie de teléfono de la esperanza nocturno y abierto. Al estilo de los mejores tiempos del “hablar por hablar”. No se si lo conseguiré. Pero ahí lo dejo.

Entre tanto mis felicitaciones a los enamorados. Estar enamorado es vivir en el amor. No solo de pareja, sino con cualquier otra persona que lo necesite. Por eso creo que no se escapa nadie. Pensar con quien vivís el amor verdadero, padres, hijos, hermanos, amigos, vecinos, lo que sea. Y decídselo. No os calléis, por favor.

Os paso el enlace del programa que hicimos ayer en la radio. Creo que vale la pena escucharlo para avivar nuestra nostalgia: http://canalmalaga.es/malaga-al-dia-2a-hora



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Alborotos en los estadios

Las personas deben ser recreadas de malas a buenas

Todos mienten

“No se puede escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndola hoy” Abraham Lincoln

¿Es usted uno que se extenúa trabajando gratis para Hacienda?

Muchos ciudadanos caen en la gran trampa preparada por la Hacienda Pública para convertir su trabajo del ciudadano en un medio fácil para llenar las arcas estatales

Indigestemos a la maquinaria neoliberalista capitalista

La irracional necesidad de acaparamiento nos sumerge en una carrera agotadora sin sentido”

Sin miedo a nada

“No hay mayor bienestar que gozar de un sano equilibrio interno, que me facilite poder dormir con entereza y despertarme con quietud”.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris