Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   20N   Madrid  

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista
José Enrique Centén
lunes, 19 de noviembre de 2018, 08:50 h (CET)

Desde el año 2005 se estableció el Día Internacional de Conmemoración anual en memoria del Holocausto como Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, más pertinente que nunca ya que el genocidio y los crímenes atroces se siguen repitiendo en diversas regiones del mundo.


La Asamblea de Madrid presidida por la dimitida y cínica Cifuentes celebró ese importante homenaje con la premisa de "no olvidar" y el compromiso de reafirmar los valores de "Democracia, Libertad y Derechos humanos". No sabría, a pesar de su “Masters”, que mencionaba uno de los documentos fundamentales de la Revolución Francesa, aprobado el 26 de agosto de 1789 por la Asamblea Nacional Constituyente.


Cínica porque subvencionaba, igual que los gobiernos de turno sean Comunitarios o Nacionales, a fundaciones antidemocráticas, permite prensa, símbolos y mausoleo rindiendo pleitesía al mayor genocida de nuestra Historia. Permisiva con los falangistas actuales, con el mismo ideario de los que durante la Dictadura actuaron como las SS, siendo los principales ejecutores del genocidio de cientos de miles de personas entre la población civil por ser sindicalistas, republicanos, intelectuales, maestros, o por el mero hecho de ser padres, hijos o de matrimonio de ellos, asesinados y tirados en fosas, cunetas o simas, al margen de los que lucharon abiertamente contra la sublevación fascista en y durante toda la Dictadura apoyada por la Iglesia, terratenientes, Burguesía. Y en la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista de la FE-JONS de 1934, en sus puntos:

- 2.- España es una unidad de destino en lo universal. Toda conspiración contra esa unidad es repulsiva. Todo separatismo es un crimen que no perdonaremos.


- 6.- Nuestro Estado, será un instrumento totalitario al servicio de la integridad patria. Nadie participará al través de los partidos políticos. Se abolirá implacablemente el sistema de los partidos políticos, con todas sus consecuencias: sufragio inorgánico, representación por bandos en lucha y parlamento del tipo conocido.


- 7.- A nadie le será lícito usar su libertad contra la unidad, la fortaleza y la libertad de la Patria. Una disciplina rigurosa impedirá todo intento dirigido a envenenar, a desunir a los españoles o a moverlos contra el destino de la Patria. Hoy, supuestos demócratas consideran vigente este punto y con él admiten el punto 18 del Mein Kampf: Exigimos la persecución despiadada de aquellos cuyas actividades sean perjudiciales”. Fórmula aplicada sistemáticamente por la FE-JONS desde 1936 y durante la Dictadura.


- 25.- Nuestro movimiento incorpora el sentido católico de gloriosa tradición y predominante en España a la reconstrucción nacional.


- 27.- Nos afanaremos por triunfar en la lucha con sólo las fuerzas sujetas a nuestra disciplina. Pactaremos muy poco. Sólo en el empuje final por la conquista del Estado gestionará el Mando las colaboraciones necesarias, siempre que esté asegurado nuestro predominio.


Esto se admite en España, mientras en Alemania tras la derrota del nazismo se prohibió el Mein Kampf, ideario que pregona el rechazo del parlamentarismo, la xenofobia, el racismo y abiertamente el genocidio. Por ello prohibieron símbolos nazis, la esvástica, imágenes de Hitler, las "SS Sigrune”, o runas de la victoria de las patrullas de ataque nazis SS”, y el "saludo de Hitler". En 1983, se añadió el "saludo de la resistencia" o "Saludo de Kühnen", del "Frente de Acción de nacionalsocialistas / Activistas Nacionales".


España, junto a Corea del Norte tiene un mausoleo a su Dictador y nunca se ha realizado un homenaje de reconocimiento por nuestro Holocausto, ni siquiera el día de la Constitución como fin de la Dictadura, no siendo capaces ni entonces ni ahora el rendir un homenaje a quienes lucharon y defendieron la República legalmente instaurada por las urnas, o a los asesinados por las SS españolas, la Falange, cuyos herederos y partidarios siguen campando con el beneplácito parlamentario, siendo notorio que muchos de ellos cambiaron su camisa azul por otra de cuello blanco y corbata después del óbito del dictador y, otros, poco antes de sentarse en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, de las Comunidades o Municipios.


España no debe olvidar y debe reconocimiento a los asesinados, es nuestro Holocausto.

SALUD Y REPÚBLICA

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris