Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Isabel Chuecos-Ruiz

Isabel Chuecos-Ruiz (Barcelona, 1970) es arquitecto y sommelier. Ha trabajado en la Sala VIP del aeropuerto de Bcn y escribe sobre champagne para revistas especializadas, desde un punto de vista alternativo utilizando la literatura para hablar de las conexiones invisibles que el vino traza con nosotros. En la actualidad investiga el mercado español con un proyecto llamado Spanish Champagne Market, y escribe en el primer blog en español sobre champagne.



Twitter: @ChuecosRuiz
Blog/Web: http://www.champagneandbusiness.com
Email: info@champagneandbusiness.com
Isabel Chuecos-Ruiz
Últimos textos publicados
El Champagne en España
En 2007 se bebieron en nuestro país 4.572.468 de botellas

101014champagne2

Como todo el mundo sabe, hay un único vino en el mundo que pueda permitírselo todo. No se extrañen, ese vino es el champagne, el famoso espumoso francés considerado el vino más poderoso del mundo y que representa un patrimonio cultural indiscutible. No queda ningún lugar, por recóndito que sea, donde no se pueda beber una copa de champagne.

En 2013 se bebieron en el mundo 304.973.710 de botellas, según datos del CIVC. Mientras España ocupa la 9ª posición de consumo de champagne con 3.066.022 de botellas, de las cuales el 94,2 es champagne de Maisons (grandes casas), el 2,6% es champagne de vignerons (pequeños productores) y el 3,2% de cooperativas, números que nos aproximan al mercado en nuestro país.

Si usted es de los que pertenece al Club de los champagnes exclusivos, le gustará saber que las grandes Maisons de champagne, que atesoran varios siglos de historia, infatigables observadoras de la sociedad, han sabido ofrecer de manera constante lo que el consumidor de alto poder adquisitivo busca de este espumoso: calidad y exclusividad. Y para su tranquilidad, van a seguir diseñando Cuvées especiales en excepcionales ediciones de lujo, botellas emblemáticas con etiquetas extravagantes, durante los próximos siglos, sin ninguna duda. El mercado del champagne lleva más de tres siglos respondiendo con exactitud a lo que se esperaba de él, alineado siempre con la aristocracia ha utilizado un lenguaje que yo califico de preciso, persuasivo, contundente y arriesgado.

Pero el champagne en España se consume, básicamente, en la hostelería de alto nivel y, aunque las Maisons están muy bien posicionadas en todos los restaurantes alto standing del mundo, en ellos se valora cada vez más el champagne de vignerons, de mucha menor producción pero con sustanciales diferencias. Unido a la alta gastronomía, el champagne en nuestro país ha encontrado un lugar donde posicionar sus burbujas: un turismo de lujo, exigente y caprichoso, cuyas preferencias marquistas buscan nombres conocidos y reconocidos, en botellas que son el reflejo de las lujosas mansiones donde se produce. La tendencia en España está relacionada con este trío que teje el complejo entramado: Maisons, vignerons y cooperativas, en una lucha por marcar sus territorios. Las expectativas son muchas, todos quieren manejar el mercado y aunque la balanza todavía esté muy desequilibrada a favor de los primeros, van a pasar cosas en los próximos años.

Entender bien qué estamos bebiendo es complicado cuando se trata de champagne, puesto que es un vino que trabaja con un registro sensorial inabarcable. Son muchas las posibilidades a la hora de elegir uno de los champagnes de referencia, las llamadas Cuvées de Prestige. Estos espumosos representan el ‘clasicismo’ de los vinos, cada uno con su personalidad pero todos con una larga crianza en botella, que demuestra que la madurez es un valor importante. Se clasifican en Millésimé, cuando son de una añada concreta, o bien sin añada o non vintage cuando son el coupage o la mezcla de uvas y añadas. En España, los tipos de champagne que más acogida tienen son: el Brut sin añada, consumido en un 85%, un tipo de champagne que, por otra parte, es el que domina todos los mercados. En cuanto a las Cuvées de Prestige representan sólo un 4% de las importaciones y los Brut Millésimés constituyen menos del 1% del consumo.

Pero el turismo de lujo en nuestro país en realidad lo que busca es ‘beber champagne a la española’, porque España es sol y calidad de vida pero también algunos recónditos lugares de glamour. Y no es que ahora el champagne esté de moda, el champagne siempre ha estado de moda. Representa un capítulo privilegiado ante la perplejidad del resto de espumosos, demostrando que siempre ha tenido una posición distinguida y diría que hasta heroica en el panorama vitícola mundial. Quizá porque ha sabido establecerse como vino de minorías utilizando la simbología lifestyle, la identificación con un estilo de vida, permitiendo al bebedor obtener exclusividad y en cierta manera ‘convertirse en otro’.
viernes, 10 de octubre de 2014.
 
Champagne y F1
Dos negocios peligrosos

290914champ2

1. Ya están preparados en la parrilla de salida en sus respectivas posiciones, faltan décimas de segundo para el inicio, se funden con el ruido: tensión, concentración, adrenalina, vértigo, ambición desbordada, potencia de motores y al final, sólo un vencedor. El champagne como la F1 es un negocio peligroso que admite pocos errores.

2. La primera competición automovilística en la que se premió con una botella de champagne al ganador fue en 1907 en la carrera Pekin-París. La tradición de homenajear al vencedor con una botella de champagne continuó más tarde en 1950 cuando Moët & Chandon ofreció su marca al ganador del Gran Premio de Francia que tuvo lugar en Reims, en el corazón del país del champagne, así como en 1967 cuando Ford ganó la épica carrera de Le Mans 24 horas.

Y desde entonces la tradición por celebrar victorias continúa. Los paralelismos entre el champagne y la fórmula 1 son muchos. Hablamos de un vino y un deporte, ambos reconocidos en el mundo como auténticos símbolos del glamour. Dos ganadores, competencia y reto. Riesgo y peligro, pilotos y botellas ambos protegidos, se la juegan en cada movimiento. Velocidad y presión, vueltas y vueltas alrededor de un circuito, rivales muy competitivos, para finalizar con un título que da el poder. Y un público, que desde diversas clases sociales, se encoge excluido y al que le basta con registrar la gloria solitaria del vencedor.

3. Nadie quiere estar en la cómoda segunda línea, todos tienen un deseo desmedido por ser el número 1. Ya estamos en el pódium y empieza la ceremonia que anuncia al ganador, ha llegado el momento del protagonismo de las marcas. Trofeos, himnos y en este instante el champagne, foco de todas las miradas, se emulsionará para consolidar la victoria, como un nexo que permite encadenar unas victorias con otras.

290914champ1

4. Pero no nos dejemos engañar, porque en torno a esta tradición está el verdadero leitmotiv de la F1 y del champagne, el Business, los negocios en mayúsculas. En la F1 como en el champagne todo está regulado, existe un rígido protocolo, reglas a seguir, negocios complejos que mezclan escandalosas cifras de millones de euros y es el champagne, y no otro espumoso, quien acompaña los momentos de éxito que se producen en cualquier rincón del mundo donde se mezclen burbujas con talento. Con igual ambición, unas y otras marcas luchan por el dominio del mercado. En el caso del champagne sólo las grandes Maisons pueden permitirse patrocinar un evento de este calibre, es el caso de G.H.Mumm, la prestigiosa marca perteneciente a Penord Ricard que desde el año 2000 es patrocinador oficial de la Formula 1. Una botella de ‘Cordon Rouge’ en tamaño Jeroboam con capacidad de 3 litros derramará su espuma sobre las cabezas de los ganadores a modo de icono accesible sólo para privilegiados.
lunes, 29 de septiembre de 2014.
 
Los números del Champagne
El Champagne, agente económico importante en el mercado de exportación francés
Las exportaciones francesas de vinos y bebidas espirituosas representan la segunda posición en el comercio francés, detrás de la aeronáutica, y los perfumes y cosméticos.

220914champa2

La AOC Champagne representa el 0,4% de la superficie vinícola mundial y 4% de la superficie total de viñedos de Francia, con 33.573 hectáreas (2013). Champagne exporta sus vinos a más de 190 países, que representan el 13% en volumen de consumo mundial de vinos espumosos. Su valor en euros es de 4.4 billones. De los cuales 2,3 billones son de la exportación.

Si hablamos de los números de la industria del champagne y según el último informe del CIVC, en la región de Champagne hay 360 Maisons de champagne (Grandes Casas), 4.629 vignerons (productores de champagne independientes) y 43 cooperativas en activo.

El volumen total en cuanto a ventas de botellas de champagne se refiere es de 304.973.710, de las cuales: 210.918.824 botellas (69%) son de Maisons de champagne y 94.054.886 botellas (31%) son de vignerons y cooperativas.

En Francia, de las 167.333.600 botellas que se consumen, el 55% (91.776.395 botellas) del champagne es de las Maisons de champagne, mientras que el 45% (75.557.205 botellas) son de vignerons y cooperativas.

Y de los 136.640.110 millones de botellas que se exportan, el 87% (119.142.429 botellas) es de las Maisons de champagne mientras que el 13% (18.497.681 botellas) es de vignerons y cooperativas.

Resumiendo, podemos decir que del global de ventas de champagne, el 55% se consume en Francia y el 45% es para la exportación.

220914champa3

En el Top Ten, en cuanto a mercados de exportación se refiere, tenemos las siguientes posiciones: 1. Reino Unido (30.786.727), 2. USA (17.853.267), 3. Alemania (12.362.568), 4. Japón (9.674.446), 5. Bélgica (9.525.304), 6. Australia (6.023.165), 7. Italia (5.359.536), 8. Suiza (5.137.664), 9. España (3.066.022), 10. Suecia (2.495.188), en millones de botellas.

En esta crisis mundial, el balance del champagne parece un poco menos afectado que otros productos por el hecho de estar enmarcado en el ámbito del sector lujo. Aunque en España las ventas han bajado sustancialmente desde 2007 con 4.572.468 millones de botellas vendidas pasando a 3.066.022 en 2013, según indica el último informe del CIVC.

Estados Unidos, Japón y Austria son mercados que se prevé que vayan en progresión en los próximos años. En general la estabilidad de los resultados fue debido a los aumentos de Millésimés y Cuvées de Prestige, que aumentaron un 13,7% en valor fuera de Francia, y champagnes Rosé un 8%. Datos que muestran que el champagne continúa atrayendo el interés de los consumidores tradicionales aunque va a la conquista de nuevos mercados de consumo emergentes como China, India, Rusia, América del Sur y algunos países africanos, aunque conquistar estos mercados requiera tiempo y esfuerzo.
lunes, 22 de septiembre de 2014.
 
 
La clasificación de pagos en Champagne
Échelle des Crus
lunes, 25 de agosto de 2014.
 
Champagnes que juegan en solitario
Grandes Maisons de champagne
lunes, 18 de agosto de 2014.
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris