Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Domingo Delgado
Perspectiva de levante
Domingo Delgado Peralta es natural de Lorca (Murcia), siendo Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca, Licenciado en Periodismo por la Universidad de Murcia, Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, por la Universidad Miguel Hernández, y Licenciado en Criminología por la Universidad de Murcia, habiendo cursado la Licenciatura en Ciencias Religiosas, por la Universidad Pontificia de Comillas. Habiendo cursado los estudios de Abogado Rotal con especial habilitación para Tribunales Eclesiásticos. Máster en Orientación Familiar por la Universidad Pontificia de Salamanca, experto en Terapia y Mediación Familiar por la Universidad de Murcia. Experto Universitario en Criminología y en Ciencias Forenses y Derecho Sanitario por la UNED. Es especialista en derecho de menores y en arbitraje en la resolución de conflictos, además de Máster en Bioética por la Univ. de Murcia. Máster en prevención de riesgos laborales, Experto en Emergencias y en Derecho de consumidores y usuarios, por la Universidad de Valencia. Diplomado en Locución Audiovisual.

Pertenece como miembro a la Asociación de la Prensa de Murcia, al Colegio de Periodistas de Murcia, al Club Internacional de Prensa, al Iltre. Colegio de Abogados de Murcia, y a la Asociación Profesional de Radio y Televisión de Murcia. Colabora habitualmente en diversos medios informativos.

Blog/Web: @domingodelgado" target="_blank">@domingodelgado
Domingo Delgado
Últimos textos publicados
La afrenta de Durango
El acto de los exconvictos etarras es un escarnio público hacia la ciudadanía española y las víctimas
El acto de los exconvictos etarras en Durango, que en número de más de medio centenar, exponían unas reivindicaciones al Estado sobre su pretensión secesionista de Euskadi, es un escarnio público hacia la ciudadanía española, y especialmente hacia las víctimas que en más de un millar han sido asesinados por el mero hecho de estar en los objetivos terroristas del de la banda secesionista vasca.

Además es un acto público que pocas sociedades hubieran consentido, por lo que representa de repulsión moral de que unos asesinos –prematuramente liberados, y dignamente tratados por el Estado que consideran su opresor- vayan a reivindicar ningún objetivo político, ni proponer ningún tipo de alternativa a la vida común española (incluida la vasca) que tanto han contribuido a destruir con el odio, el fanatismo, la intolerancia y la práctica del crimen.

Sin embargo, nuestra sociedad española muestra que tiene un aguante público incomparablemente superior a lo que se podría esperar, y en la trayectoria de ambigüedad y relatividad, que le lleva desnortada a ignorar el bien del mal, a desconocer el bien común y el interés general, se va progresivamente desposeyendo de sus propias defensas como Estado, al tiempo que pierde el discurso y el rumbo como Nación española, cuyo vacío es ocupado por cualquier tipo de grupo que plantea alternativas secesionistas por doquier (catalana, vasca, gallega, etc.) que van llevando una deriva colectiva de desencuentro, confusión, olvido del pasado común y pérdida de horizonte colectivo de futuro.

Así, en esta cuestión, la comparecencia de los etarras exconvictos en Durango días pasados no deja de ser una nueva afrenta al Estado español, alineándose en la senda del secesionismo catalán, pronto se encaminará el secesionismo vasco, que con el fracaso de su lucha armada de décadas de muerte y terror de más de un millar de inocentes, se han percatado que el camino más inmediato para sus propósitos es hacer causa común con el independentismo catalán que de forma pacífica está poniendo en un serio brete al Estado, por la propia debilidad de este. En esto, no debemos de olvidar que la aparente tregua etarra está en un contexto de acercamiento y diálogo con el Estado –asumido por los distintos gobiernos españoles-, en cuyo disimulo y ambigüedad ni ETA ha entregado las armas, ni ha renunciado a sus objetivos, únicamente ha dejado de matar (precisamente cuando estaba colapsada por los éxitos policiales), pero parece que el precio de ese supuesto armisticio ha venido de la mano de que el Estado asuma una progresiva excarcelación de presos y una incorporación del mundo abertzale a las Instituciones políticas vascas, trasladando el planteamiento terrorista –militar, al plano político-secesionista.

Y ese desplazamiento de la estrategia etarra, parece que cuenta con cierto grado de aceptación del Estado, contando con la pírrica victoria de evitar nuevos asesinatos (que no es poco), pero precisamente cuando se tenía contra las cuerdas a la banda etarra desde posiciones policiales. Por consiguiente, no estaríamos ante una victoria policial del Estado, sino más bien ante una especie de armisticio con subsiguiente entente político que asume el cambio de estrategia abertzale desde la práctica terrorista a una práctica política secesionista, de confrontación y disolución, que se da la mano con el secesionismo catalán y entre ambos ponen en un difícil dilema la continuidad del propio Estado español, su estabilidad, su proyección de futuro y su fiabilidad como colectivo (político, empresarial, laboral, y miembro de la UE), incapaz de articularse internamente para hacer frente a los problemas internos y externos que tiene planteados en esta primera parte del S. XXI.

Por consiguiente, que nadie se extrañe de la “afrenta de Durango”, forma parte de un largo guión que no ha hecho más que empezar, y donde internamente los políticos españoles se “reparten los papeles” (desde la ambigüedad al calculado reproche) antes que explicar que estas son las consecuencias de un disimulado proceso de paz, que mientras se negaba con una mano, se recibía con la otra.

Y desde luego, esto forma parte de una larga agenda política de confrontación secesionista, cuyo desarrollo comienza ahora, que irá en aumento, especialmente si se alía estratégicamente con el secesionismo catalán. El fin es el mismo, la ruptura de España.

Ahora bien, ¿España va a contemplar su ruina sin mover un dedo?.
miércoles, 8 de enero de 2014.
 
Nos vuelven a vender humo
Últimamente, como si de guion se tratara, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto a otros agentes gubernamentales no paran de afirmar que España está saliendo de la crisis económica. Algo que sólo ven ellos, naturalmente en su imaginación e incluso en su intención, ante las próximas citas electorales, pero que no llega a percibirse por el común de la ciudadanía.

Algunos expertos economistas hablan de un cambio de tendencia en la economía española, que apunta al final de la recesión. Hasta ahí, podría afirmarse, pero aún es prematuro “echar las campanas al vuelo” afirmando la salida de la crisis, que apenas se puede aventurar, pese al extraordinario crecimiento de las exportaciones sobre el 6%, ya que dicho dato hay que ponerlo también en relación con otros parámetros actuales de la economía, como es que seguimos en franja negativa del PIB, que tenemos un 27% de paro, y una deuda pública próxima al 100% del PIB, todo lo cual no es muy alentador. Por consiguiente, “una golondrina, no hace verano”.

Con todo, parece aceptado –e incluso razonable- que la caída de la economía haya tocado suelo ya, pero aún no ha empezado a recuperarse. Y en ese panorama solo cabe la prospección de los expertos, que dadas las variables internas y externas, no sólo no se ponen de acuerdo, sino que dejan una amplia horquilla en el escenario futuro de comportamiento de la economía española. Lo que le lleva a un escenario aún incierto y todavía preocupante, especialmente para las víctimas de la crisis (parados, pymes, familias, trabajadores y jubilados), que no para las grandes fortunas que no sólo no han caído sino que han crecido en este periodo. Algo, que por otra parte suele ser normal desgraciadamente, dada la existencia de ocasiones de saldo que se producen en todo estado ruinoso, que es terreno abonado para los aprovechados, que teniendo dinero lo emplean en provechosas adquisiciones, que en condiciones normales no se hubieran dado.

En las mejores previsiones se contempla un escenario desalentador para los parados, cuya suerte no parece que vaya a cambiar por completo en toda la década, ya que los mejores augurios los sitúan a partir del 2017, pero con un excedente de mano de obra que no se cree que encuentre empleo en España en torno al millón o dos de personas, que tendrían que plantearse la emigración como solución a su situación de desempleo. Y ello, pese a la esperada llegada de capitales extranjeros que comprarán en España a precio de saldo, e invertirán en un país de la UE para producir en España a bajos costes (debido a la caída descomunal de los salarios, y a la alta tasa de paro, que harán posible contratar a trabajadores por bajos salarios, y despedirlos fácilmente si no se logran los objetivos trazados, con la facilidad de las reformas legislativas últimas). Por consiguiente, una mejoría esperada para los empresarios, y una recuperación lenta y exigua para el mundo del trabajo, que verá la precariedad laboral instalada de forma nunca antes imaginada en España, lo que unido al desmantelamiento de servicios públicos, deteriorará la convivencia social y hará caer el llamado “Estado Social” pactado en la transición –reflejado en la Constitución-.

Así las cosas, parece que ya no se lograrán las cotas de bienestar social antes logradas, de donde habría que concluir que las condiciones laborales asiáticas se trasladarán a la Europa mediterránea (España, Italia y Grecia), con bajos salarios, precariedad laboral, exiguo sistema de previsión social, etc. De forma que esa situación parece inmoral hablar de “brotes verdes”, “luz al final del túnel”, o siquiera “salida de la crisis”, pues las consecuencias que la crisis reportaría haría que se pudiera hablar en rigor de “cronicidad de la crisis social”, de trasladar los efectos de una crisis económica a una crisis social que supondrá un grave retroceso en nuestras sociedades, con merma de la clase media trabajadora, e incremento de ricos y pobres, agrandando las diferencias sociales de forma gravemente indeseable para la justicia y convivencia social.

Tal es la previsión de numerosos expertos, para el mejor de los escenarios posibles. La pregunta, que emerge sería si ¿la Europa mediterránea asumiría ese “salto atrás” en sus derechos sociales?. ¡El tiempo lo dirá…!
domingo, 27 de octubre de 2013.
 
Un Papa que no ha sido nunca de derechas
Se abre necesariamente una doble brecha en el entendimiento antropológico y teológico de la realidad del hombre y de Dios en el mundo
Una extraordinaria entrevista publicada por las revistas de información religiosa de la Compañía de Jesús (“Razón y Fe”, y “Civiltá Cattolica”) concedida por el Papa Francisco al jesuita Antonio Spadaro, pone de manifiesto el núcleo central del pensamiento del actual Papa, que es de máxima actualidad por cuanto representa una importante y profunda expectativa de cambio eclesial en su intención de acercar más la Iglesia al Evangelio se Jesús.

Esta entrevista que ha constituido una gran noticia en el orbe, ha dado de sí importantes aportaciones sobre el pensamiento del Pontífice Francisco, empezando por su afirmación que él nunca ha sido de derechas, algo que ha generado infinidad de titulares, a modo de sorpresa, que ha motivado no pocas reacciones conservadoras de escándalo (a modo del conocido “escándalo farisáico”), que no parecen querer enterarse de otros aspectos muy importantes que también señala el Papa, señalando fundamentalmente esta declaración –que como si les hubiera pillado por sorpresa- les conmueve y escandaliza.

Suele ser ese sector eclesiástico y laical –unido a aquel- que basan su fe en leyes, ritos, espiritualismo, doctrina y juicios morales (habitualmente descalificadores para los demás, especialmente centrados en moral de la persona, ignorando el ámbito de la moral social).

Un sector conservador y tradicionalista que concibe el cristianismo en el ámbito conservador de pura tradición, de ritos y normas a cumplir, de seguridades humanas y de un espiritualismo enajenante de la realidad cotidiana, por esencia humana. Y por consiguiente, no conciben un cristianismo existencial, biográfico, de diálogo sereno y profundo con el Padre, de gratuidad y fraternidad, en el que más que seguridad se da la confianza en Dios sobre la base del reconocimiento de la precariedad pecadora de la naturaleza humana, y de su itinerancia compleja por esta vida, en la que ya hay que trabajar por la implantación del Reino de Dios (de justicia, igualdad y fraternidad), que requiere desterrar las injusticias y promover una convivencia fraternal.

Por consiguiente, se abre necesariamente una doble brecha en el entendimiento antropológico y teológico de la realidad del hombre y de Dios en el mundo, una de porte conservador, tradicionalista, en la que prima un catolicismo de normas, de jerarquía y por ende autoritario, de obediencia, ritualismo y doctrina con planteamientos de verdades absolutas, que prioriza las realidades trascendentes al punto de ignorar o enajenar al hombre de su entorno comunitario, de la realidad sufriente del prójimo –que se justifica incluso sobre la base de la voluntad divina-, este cristianismo responde a un paradigma conservador, tradicionalista, que habitualmente se ha identificado él mismo con la derecha política (también conservadora, tradicionalista y autoritaria). Y por otra parte, un planteamiento creyente cristiano con una visión antropológica y teológica de la realidad del hombre y de Dios, sobre la base bíblica judeo-cristiana, que contempla más el sentido de la Palabra de Dios, su encarnación en la historia humana, que da lugar a una fe providencial de tipo existencial, biográfico, menos ritualista, menos doctrinal, más libre, que busca discernir la voluntad de Dios en los acontecimientos de la vida –justo para cumplirlos-, que contempla la precariedad humana, su pecado, pero al tiempo el amor misericordioso de Dios en quien confía, y en cuyas manos se pone, sin más certezas que esa realidad, en la esperanza creyente de conseguir la gracia de la salvación por puro don de la liberalidad divina, y que por tanto, no juzga al sentirse perdonado, y no exige al no sentirse perfecto –si no pecador-, dando pie a la misericordia humana, al amor fraterno –como consecuencia del amor a Dios- y a una conversión auténtica en la que se hace realidad el propio Evangelio de Cristo, que es la vida para ese creyente, que sabiendo que ha encontrado la “perla preciosa” lo abandona todo y va en busca de la misma, en busca de la implantación del Reino de Dios –que rompe las estructuras tradicionales de poder, y por tanto de dominio de unos hombres sobre otros-, que es la única manera en que podamos reconocer de verdad a Dios como Padre y al prójimo como hermano, sin más interés que lo que le beneficie, y hacer la voluntad del Padre. ¡Ese es el Evangelio de Jesús!. ¿Es de derechas, o es de izquierdas?. Es algo diferente, superador de cuanta estructura humana de poder y dominio pervive. Lo cual es distinto al paradigma de derechas. Por tanto el Papa ha afirmado con razón lo que ha dicho, y no debe escandalizar a ningún cristiano de bien, de fe madura, y buena intención.

Ahora bien, eso tampoco quiere decir que sea necesariamente de izquierdas (cosa que el Papa no ha afirmado tampoco). Pues lo mismo que no encaja en el paradigma conservador y tradicionalista propio de derechas, tampoco encaja bien en el paradigma revolucionario, a veces violento, de puro progresismo del hombre por el hombre, en un “humanismo ateo” que encarnó horrorosos regímenes de explotación de Estado, por vía de dictaduras proletarias tan violentas e inhumanas como las dictaduras militares que servían a los grandes terratenientes del otro extremo del arco político.

De hecho, el Magisterio de la Iglesia ha condenado al capitalismo inhumano como al comunismo, como contrarios a la fe cristiana. Así que nadie atribuya al buenazo del Papa Francisco lo que no ha dicho, y sepamos interpretar sus palabras en el contexto en que se ha referido, pues guardan plena coherencia evangélica, pese a que se escandalicen los nuevos fariseos.
lunes, 23 de septiembre de 2013.
 
 
Un Papa que no ha sido nunca de derechas
Se abre necesariamente una doble brecha en el entendimiento antropológico y teológico de la realidad del hombre y de Dios en el mundo
lunes, 23 de septiembre de 2013.
 
Reformas y contrarreformas educativas
Cuando cambie el signo político del Gobierno volveremos a tener otra ley para la educación
lunes, 20 de mayo de 2013.
 
El tardío pacto de Estado para salir de la crisis
El pacto está bien, aunque tarde, pero en el momento actual ¿para qué?
lunes, 6 de mayo de 2013.
 
El paro en España alcanza cifras de drama nacional
Ya no caben más “vueltas de tuerca” de recortes a la esquilmada clase media y trabajadora
viernes, 26 de abril de 2013.
 
El sindicalismo en la era actual
El sindicalismo como herramienta de defensa del derecho de los trabajadores /parados es fundamental
martes, 9 de abril de 2013.
 
¿Por qué somos europeos?
El liderazgo alemán se ha ido fortaleciendo con la no integración del Reino Unido en el euro
lunes, 25 de marzo de 2013.
 
Las expectativas sobre el “Papa Francisco”
Los enemigos de la Iglesia han laborado estos días en balde para desprestigiar al nuevo Papa
miércoles, 20 de marzo de 2013.
 
El Papa Francisco I
De su carácter se dice que es un hombre muy humano, cercano, dialogante, pero de carácter más bien serio
jueves, 14 de marzo de 2013.
 
Se privatiza el negocio y se socializan las pérdidas
La peculiar forma neoliberal de entender los servicios públicos hace que sólo se planteen terminos de rendimiento económico
martes, 12 de marzo de 2013.
 
Adiós a Hugo Chávez
No se puede soslayar que se trató de un militar golpista
jueves, 7 de marzo de 2013.
 
Izquierda desnuda y demás efectos colaterales de la crisis
lunes, 24 de septiembre de 2012.
 
La Diada del nacionalismo desleal a España
miércoles, 12 de septiembre de 2012.
 
La Cospedal ha puesto el dedo en la llaga del recorte institucional
lunes, 10 de septiembre de 2012.
 
Rajoy empieza a ser cuestionado por gran parte de sus votantes
martes, 4 de septiembre de 2012.
 
El Cardenal Martini: Un hombre de Dios, abierto al mundo
lunes, 3 de septiembre de 2012.
 
Érase una vez un banco malo que se volvió bueno
martes, 28 de agosto de 2012.
 
Estado social en España
lunes, 13 de agosto de 2012.
 
La tozudez alemana apunta a la intervención española
lunes, 6 de agosto de 2012.
 
La reducción española en misiones militares internacionales
lunes, 30 de julio de 2012.
 
"Viernes negro" en España
lunes, 23 de julio de 2012.
 
La impertinencia de la verdad
jueves, 19 de julio de 2012.
 
El Bundesbank quiere la intervención de España
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha recomendado la intervención de España para refugiarse bajo el “paraguas” del rescate como país, en vez de plantearlo sólo como rescate de la banca española
domingo, 15 de julio de 2012.
 
Apagón de luces y despido de taquígrafos
miércoles, 27 de junio de 2012.
 
Una Grecia desesperada en busca de su futuro
sábado, 16 de junio de 2012.
 
Archivo
11/06/2012 El "suave" rescate de España
30/03/2012 Huelga, piquetería y manifestación
26/03/2012 Viaje del Papa a México y Cuba
23/12/2011 Rajoy crea un Gobierno de cara a las exigencias de la UE
19/12/2011 La marcha de Zapatero
13/12/2011 La refundación de Europa o el protectorado franco-alemán
29/11/2011 El PSOE, entre la reforma y la continuidad
02/11/2011 El referendum griego: salida desesperada del país heleno
26/10/2011 ¿Quo vadis europa?
23/10/2011 ETA declara la paz pero no entrega las armas
13/10/2011 A Rajoy y a Rubalcaba le sobran ahora cargos políticos
07/10/2011 La viabilidad de nuestro sistema sanitario público
22/08/2011 Política exterior española "quijotesca"
18/08/2011 La violencia urbana, signo de descomposición social
16/08/2011 Recortes a la italiana
25/07/2011 El fanatismo identitario
11/07/2011 Rubalcaba: Entre el prólogo y el epílogo
05/07/2011 El corredor ferroviario mediterráneo versus desconexión ferroviaria con Andalucía
26/04/2011 Karol Wojtyla: un hombre justo
26/04/2011 Karol Wojtyla: un hombre justo
18/04/2011 Aznar y los amigos extravagantes
10/04/2011 ¿Alguien cuestiona los viajes del Inserso en tiempos de crisis?
04/04/2011 ZP despeja la incógnita
28/03/2011 La globalización: nueva encrucijada del capitalismo
22/03/2011 La dialéctica política de la 'guerra justa'
21/03/2011 La controvertida energía nuclear
14/03/2011 ¿Un renacimiento marroquí?
07/03/2011 A perro flaco...
28/02/2011 La rebelión libia
21/02/2011 En el trigésimo aniversario del 23-F
13/02/2011 El "canto del cisne" del presidente Barreda
05/02/2011 El pase de "revista" de la Sra. Merkel
31/01/2011 Hans Küng: Doctor honoris causa por la UNED
24/01/2011 Los preparativos del arranque electoral de mayo
18/01/2011 El conflicto de Túnez y su eco en la zona
03/01/2011 Integrismo, fanatismo y guerras de religión
27/12/2010 La Navidad actual: Entre la fe y el paganismo
20/12/2010 Las 'liebres' de Bono
09/12/2010 Huelga salvaje de funcionarios multimillonarios
06/12/2010 Huelga salvaje de funcionarios multimillonarios
15/11/2010 Un nuevo episodio en el conflicto del Sahara
08/11/2010 Las controvertidas relaciones de Venezuela con Chavez
02/11/2010 Rubalcaba, presidente en la sombra
25/10/2010 Algunas indecencias de la política en España
20/10/2010 Patinazo de la Unesco al instituir un premio con el dictador Obiang
11/10/2010 Barreda, entre el realismo político y la política virtual
04/10/2010 Jornada de primarias en el partido socialista
22/03/2010 El nuevo proyecto de oficina judicial
11/01/2010 ¡Adios al tradicional libro de familia!
07/01/2010 La escenografía europea de Zapatero
23/11/2009 El clamor del campo español
16/11/2009 El caso judicial del niño obeso gallego: Caso social
09/11/2009 Un nuevo parche sobre la administración de Justicia
01/11/2009 La importación de la fiesta de Halloween
26/10/2009 El Vaticano acoge a la Comunión Tradicionalista Anglicana
11/10/2009 No confundir halcones con palomas
22/06/2009 Vicente Ferrer: Memoria de una gran humanidad
08/06/2009 La cuestión nuclear a debate
10/05/2009 España y la justicia del orbe
04/05/2009 La versatilidad de los políticos
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris