Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Bianca Castro
Bianca Castro Lago nació en Santiago de Compostela en 1993. Actualmente estudia de Comunicación Audiovisual en la USC (Universidad de Santiago de Compostela) e intenta hacerse un hueco en este amplísimo mundo que es el periodismo. Amante del arte y aficionada al cine y cultura. Siempre en proceso y nunca sin dejar de aprender.

Email: biiianca_00@hotmail.com
Bianca Castro
Últimos textos publicados
¿Sanidad? española
Retrato de una experiencia personal en el sistema sanitario español
«He tenido que volver a casa para coger las gotas de los ojos y volver de nuevo al hospital». «He acudido varias veces a urgencias para que me atendieran, porque en la primera visita ni me miraron». Estas son algunas de las frases que reflejan la mala gestión y la desastrosa organización del sistema sanitario español actual.

Desgraciadamente, desde el mes de febrero he acudido con mucha frecuencia al hospital. Mi padre padeció dos enfermedades diferentes y yo he sido su acompañante en este período.

La primera vez que acudí, tras haber pasado mucho tiempo desde la última visita a urgencias, fui capaz de comprobar que el número de personas que había era increíble. Demasiada gente enferma para los pocos recursos humanos y materiales de los que dispone el sistema sanitario.

No es, sin embargo, este el mayor de los problemas, pues es tradición y constumbre que cuando un enfermo acude a urgencias deba esperar más tiempo a ser atendido que en una consulta citada. La gota que colma el vaso es que, aún siendo conscientes de los recortes, en general, el personal del propio servicio público sea tan descortés.

Entramos en la consulta, tras largas horas de espera, a pesar del mal estado de mi padre. Una vez dentro, el médico no muestra el mínimo interés en saber cuál es el estado y cuáles son los síntomas del paciente. Toma cuatro notas, hace un par de pruebas rutinarias, un par de cajas de pastillas, y para casa. «No es grave tu dolor», sentencia el doctor.

No obstante, una vez en casa, el dolor persigue. No se trata de un simple malestar en la espalda y piernas, sino que es un verdadero dolor lo que mi padre experimenta. La siguiente visita a urgencias no tarde en llegar. Esa misma noche acudimos de nuevo al hospital. La espera es de nuevo eterna y, tras largas horas y ser atendidos, lo único que conseguimos es que le realicen unas radiografías que realmente no son de utilidad, pues no muestran nada en lo referido al estado de la espalda y las piernas del paciente.

Semanas más tarde, y tras muchas visitas posteriores a urgencias y tras visitar a un médico privado, lo único que conseguimos es “suponer” que el dolor de las piernas es causado por una o dos hernias que tiene en la espalda. Sin embargo, a día de hoy, aún estamos a la espera de una resonancia y pruebas reales que prueben y muestres el verdadero causante del dolor.

Como ciudadana que paga sus impuestos, al igual que el resto de los españoles, considero que tengo derecho a una sanidad digna y decente, la que antes teníamos y que ahora está ya en proceso de desaparecer. No tengo por qué rogar para ser atendida, no tengo por qué agradecer cuando un doctor me trata con educación y respecto.
viernes, 28 de agosto de 2015.
 
El éxito que no debió ser
Crítica literaria de '50 Sombras de Grey'
Interesada por el estupor que reinaba en gran parte de la población lectora con la famosa historia de amor sadomasoquista entre el señor Grey y la señorita Anastasia me decidí a leer 50 Sombras de Grey y, así, juzgar la obra con propiedad y fundamento.

El libro, como me suponía, no resultó ser una gran obra, ni mucho menos. Se trata de una simplísima historia entre dos personas, un hombre rico y, según refleja el libro, “guapísimo”, y una joven chica universitaria patosa e inexperta que descubre el amor con el susodicho, es decir, el señor Grey. Lo que ella no espera es que éste sea un sadomasoquista.

290814sombras2

50 Sombras de Grey es sencillo y plano, porque los personajes no evolucionan. Sólo al principio puedes ver cierta evolución pero, cuando llega cierto momento, vuelven a repetir y a hacer lo mismo, lo que hace que el libro deje de sorprender, y te acabe aburriendo; además de por el hecho de que el vocabulario, de adolescente enloquecida, también es reiterativo, se repiten las mismas palabras y expresiones una y otra vez.

Como lector, no trates de profundizar en sus sentimientos, en sus personalidades, porque, simplemente, no hay fondo.

Ni un lector inexperto o un lector poco habitual puede engancharse a este libro, porque no tiene trama: lo único que pasa es sexo. Sin embargo, lo que para mí resulta más decepcionante, es que ni el sexo es interesante. E. L. James trata de describir estos momentos como si fuesen de una desmedida fogosa pasión, sin embargo, no lo consigue. Por lo menos, bajo mi punto de vista, resultan infantiles y aburridos; si, quizás la primera vez te impresione, porque como lectores no estamos habituados a que se nos describa de forma explícita el acto sexual, pero a la segunda, a la tercera, a la cuarta vez… resultan somnolientos.

50 Sombras de Grey va decreciendo. Empieza bien, resulta interesante, sin embargo, lo que viene después es una inmensa pradera, limpia y sin obstáculos, lo que viene a ser solo sexo.

Fueron muchos los que acusaron a la escritora de ser una plagiadora de Crepúsculo. Sí que son numerosas las semejanzas, por su infantilismo, por su vocabulario, por los personajes… Sin embargo, Crepúsculo se dirige a un público más o menos definido: adolescentes, lectores juveniles; pero 50 Sombras, a pesar de la inmensa acogida que ha tenido entre la población, entre todos las edades, creo que no resulta adecuado para ninguna en particular. No es para adolescentes, porque solo es sexo, pero tampoco es para adultos, porque la simple historia parece estar escrita para los lectores menos habituales o más inexpertos; además, tampoco se trata de porno, porque no resulta erótico.

Quizás la señora E.L. James debería saber que para resultar transgresora e innovadora no sólo debes tener en cuenta el fin, si no las armas, en este caso, el vocabulario y la trama. Sí, está bien la idea del libro, es interesante, diferente, pero quizás debería haber trabajado un poco más con los personajes, la evolución y los puntos de giro, algo inexistente en el libro. Sin embargo, lo que me produce un pavor y preocupación mayores es, no el hecho de que un libro así triunfe entre las masas, algo comprensible y muy previsible, si no que el libro tenga tanto éxito en el género femenino, un libro que humilla y degrada a la mujer. 50 Sombras de Grey pervierte y deshonra a la protagonista, la muestra como un simple objeto. ¿Cómo puede aceptarlo? O peor aún, ¿cómo puede disfrutar con ello? ¿Cómo es concebible que una mujer se pueda sentir a gusto y, más aún, complacida y satisfecha, mientras es degradada, no sólo sexualmente, si no también como persona? 50 Sombras de Grey ya no es que no sea un gran libro, si no que es una ofensa misma contra la mujer.
viernes, 29 de agosto de 2014.
 
La belleza reside en lo real
'Antes del anochecer' logra emocionar porque parte de la sencillez
No soy una fiel seguidora de Linklater, ni de ningún director en particular; simplemente me gusta o no dependiendo de la película. Aún así, como espectadora, no puedo negar lo encantador de esta trilogía y el increíble trabajo realizado por este realizador.

160714peli2

En Antes del amanecer conocemos a Celine y Jesse , que se encuentran en un tren, se gustan, se bajan juntos de él, pasan una noche juntos, se despiden y, lo que podría quedar en una simple aventura de verano, se convierte en algo más en Antes del atardecer. En esa segunda parte se reencuentran, ambos ya no tan jóvenes, y emprenden un camino, suponemos, juntos. Es, finalmente, en Antes del anochecer donde podemos ver como una pareja ya madura se enfrenta con las dificultades de la vida, las diferencias de personalidad, el futuro frustrado… Es decir, las complicaciones que toda relación acarrea.

Es genial porque no es perfecta. Para el que espere ver un drama romántico a lo hollywoodiense, que se prepare, porque no tiene nada de americano. No esperes ver giros de acción a lo clásico. Se trata de un drama romántico a lo europeo porque la pareja se enfrentará con obstáculos, pero reales, cercanos a lo existencial. Se trata de filmar lo cotidiano pero, al mismo tiempo, lo real, lo esencial, lo común a todos y, por ese mismo motivo, logra cautivar a cualquier espectador. Tampoco necesita música porque los diálogos tienen fuerza suficiente como para transmitir y expresar sin necesidad de artificiosidades.

Lo más importante, es sin duda, la interpretación. Unos actores excepcionales, Julie Delpy y Ethan Hawke, que logran transmitir sinceridad, empatía con el espectador porque éste se ve reflejado en ellos, en su historia. No se busca una empatía trucada, sino honesta, porque es una interpretación natural, donde los actores interpretan en largos planos secuencia que no serían posibles sino existiera esa gran profesionalidad, pues quedaría a la vista del espectador la falsedad de la actuación.

Personalmente, la considero una gran película porque, sencillamente, trata y muestra de forma dinámica lo que a todos nosotros nos preocupa: la vida y el amor.
miércoles, 16 de julio de 2014.
 
 
Nova Caixa Galicia pasa a ser Abanca
Opera a partir de hoy
viernes, 27 de junio de 2014.
 
España vive una situación singular sin precedentes en su Historia
Sentimientos y situaciones contradictorias en los ciudadanos españoles en un período de tiempo reducido
sábado, 21 de junio de 2014.
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris