Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Felipe VI   Brasil 2014  

España vive una situación singular sin precedentes en su Historia

Sentimientos y situaciones contradictorias en los ciudadanos españoles en un período de tiempo reducido
Bianca Castro
sábado, 21 de junio de 2014, 07:52 h (CET)
Política y fútbol ya son unas constantes en nuestro país, no obstante, si algo faltaba para acabar de desbordar el vaso y confirmar la inestabilidad de España, ha sido la abdicación del Rey Juan Carlos y el enérgico resurgimiento del debate entre monárquicos y parlamentarios.

Parece, indudablemente, que nuestro país está sufriendo una situación difícil y contradictoria, más aún, si cabe. No es novedosa ya la mala fama de nuestros políticos -véase, sino, la última noticia donde el exconseller Ausás es condenado a cuatro años de cárcel por contrabando de tabaco-, ni tampoco la mala gestión de nuestra economía en estos tiempos de crisis, realidad que no debemos eludir.

Obvia es, también, nuestra popularidad internacional gracias al fútbol, siempre reconocidos en el exterior gracias a estos grandes jugadores: antes victoriosos, ahora derrotados, destrozados tras su eliminación del Mundial.

Sin embargo, lo más relevante en los últimos días ha sido la abdicación del rey de España y la coronación como tal de Felipe VI.

Fueron muchos los que confiaron en un referéndum, en la posibilidad de instaurar una república con el fin de establecer una democracia real. Una idea, al final, rehuida, a pesar de ser miles los ciudadanos que salieron a la calle para proclamar y reivindicar su derecho a la elección. No es asunto principal debatir aquí qué sistema es el mejor, sino la privación de la opción.

Si el español ya hace tiempo que dejó de confiar plenamente en el país, si es que lo ha hecho alguna vez, ahora su esperanza es menor porque, ya no es sólo la crisis económica y financiera, es también la crisis política, la cultural, la deportiva…

Quizás debamos creer en las palabras de nuestro ya rey Felipe VI, confiando entonces en una España “plural y diversa en la que cabemos todos”. Aun poseemos la “elección” de aguardar un buen futuro para nuestra patria. ¡Afortunados nosotros!
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Verde que te quiero, verde

Hacerlo puede ayudar a salir antes y mejor de la recesión. A favor tenemos una población concienciada

Revisión al mañana

“Asentemos corazón en lo que hacemos y juntemos latidos en rogativa de cambio”

Algo bueno

Esta semana he podido cerciorarme de que no es todo malo entre lo que está pasando en estos días

Las diferencias entre orden y condecoración

La principal diferencia entre estos dos términos es que la orden tiene un alto componente de hermandad entre sus miembros, mientras que la condecoración es una muestra de reconocimiento por parte de los poderes públicos a ciertas personas con méritos

El COVID travesti

A lo mejor por esa ambigüedad en el trato lingüístico, las feministas progres no han saltado de indignación con pancartas a la calle gritando desaforadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris