Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Casado exige al Gobierno que “no nos digan qué tenemos que hacer en nuestra casa” y que se “vayan” a la suya

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 8 de julio de 2021, 14:11 h (CET)

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)


El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, exigió este jueves a los miembros del Gobierno que “no nos digan qué tenemos que hacer en nuestra casa” y “váyanse a su casa si no saben gestionar lo más básico” dejando paso “a los que sí saben”.


El líder de la oposición se pronunció en estos términos en el acto de clausura de los cursos de verano del Partido Popular Europeo en El Escorial, al mantener una charla junto al expresidente de Argentina Mauricio Macri.


Ambos se refirieron al “fracaso de la ideología del populismo” y Casado aludió a la “polémica bastante estrafalaria” que se vive en España porque el ministro de Consumo, Alberto Garzón, “ha dicho que los españoles no deben comer carne o no tanta carne”.


Según el presidente del PP, esto es “algo insólito” en primer lugar porque, “por desgracia, debido a la mala gestión de la crisis económica, hay dos millones de españoles en las colas del hambre que lamentablemente no pueden comer carne y les gustaría”.


Aludió así a las palabras de Garzón mostrándose “preocupado” por el consumo “excesivo” de carne que se registra en España, más de un kilo semanal por persona, por lo que el ministro solicitó una “actuación organizada” para resolver un problema que considera “complejo” y que “perjudica” la salud humana y del planeta.


Casado cargó contra el “intervencionismo de la izquierda en los hábitos incluso de consumo de los ciudadanos”. “Nosotros decimos que no nos digan, señores del Gobierno de izquierdas, lo que tenemos que hacer en nuestra casa y váyanse a su casa si no saben gestionar lo más básico, que son los recursos alimentarios o la política agraria, ganadera, comercial e industrial”, replicó.


“Al menos, dejen paso a los que sí saben”, reclamó Casado, quejándose también de que en España “quieren hacer una ley de seguridad nacional por la cual el Gobierno va a poder expropiar bienes y servicios a los ciudadanos si considera que hace falta no sabemos para qué”.


Censuró, asimismo, que “en un día como hoy, en el que Francia ha aconsejado no viajar a España por los rebrotes del Covid-19, en un país en el que un mes después de una grave pandemia que ha dejado 125.000 muertos aún no tenemos una ley que pueda regular cómo se limitan o prevén los contagios, resulta que tenemos un Gobierno de izquierdas que dice que sí va a haber una ley para decirnos que esta empresa se puede expropiar o que se tiene que movilizar a no sé qué ciudadano para lo que quiera el Gobierno”.


En materia de automoción, arremetió contra el Gobierno por decir primero “que van a prohibir el diésel, luego que va a prohibir el de combustión, es decir, la gasolina, luego el híbrido tampoco les parece bien porque a veces contamina”. “Y estamos ya en el eléctrico y van a destinar 16.000 millones de euros de los fondos a tener un coche eléctrico y otros casi 10.000 para cambiar ventanas”.


Por tanto, opinó que “en España habrá millones de pobres con ventanas nuevas y con un coche eléctrico”. En su caso, defendió que “no hay partido más moderno ni más ecológico que el nuestro” y se revolvió ante lo catalogó de “puro populismo y puro fracaso en la capacidad de gestión” del Gobierno. “No toleran la libertad de los sectores productivos que no dependen de ellos”, añadió.


Casado se refirió a las palabras de Macri sobre las “autocracias” y resaltó que “todo el mundo sabe que Podemos tuvo mucho que ver en su financiación el régimen de Maduro y Chaves”. Cargó aquí contra “el populismo, la mala gestión de la economía y el uso de las instituciones en beneficio partidista”, algo que sostuvo que el expresidente de Argentina logró “erradicar”.


Abogó por esta posición “incluso a un coste a corto plazo mediático e incluso electoral, pero en beneficio de toda la nación” y para recuperar el prestigio, la solvencia y la esperanza de poder hacer planes. Criticó así a quienes defienden que “papa Estado ya decidirá lo que le toca a usted”.


Macri se mostró “100% de acuerdo” con las reflexiones de Casado y avisó de que “no hay futuro si no hay empleo”, al igual que “no hay empleo si no hay inversión” y para que haya inversión hace falta dar “confianza” cumpliendo las leyes y reglas.


Casado avisó entonces de que “el populismo es incapaz de ofrecer medidas eficaces en el Gobierno” y deploró la “agenda de ingeniería social” que a su juicio se está desplegando y, según la cual, “suben impuestos para poder repartir incluso la solidaridad ajena, en nuestro caso el dinero de los fondos europeos”.


El líder del PP sostuvo que las ayudas para España “ni han tenido control parlamentario” y “están intentando eludir los controles administrativos” yendo “a una especie de peronización a corto plazo para maquillar unos resultados en empleo o macroeconómicos”.


A continuación, Macri llamó a “luchar” contra la “tentación” de quienes quieren “apropiarse y manipular la vida del otro”. “Los golpes de Estado no existe como los conocíamos, bruscos y con tanques en la calle”, porque “hoy entra un personaje en el sistema y desde dentro empieza a dinamitarlo todos los días”, avisó.


En política internacional, Casado explicó a Macri que el PP intenta “siempre” contribuir a pesar de que el Ejecutivo se deja poco” ayudar. Habló aquí de casos “muy escandalosos”, como que “ahora jun juez esté pidiendo información al Gobierno por la entrada irregular del líder del Frente Polisario a España” que motivó “una crisis con Marruecos de primer orden” y “nada se nos informó a la oposición”.


También aprovechó para seguir pidiendo explicaciones por “los contactos irregulares con el régimen chavista en suelo europeo”, con la visita de Delcy Rodríguez. Criticó, igualmente, el rescate a la línea aérea Plus Ultra y la “salida de España del eje de defensa de las dmeocracias en Latinoamérica”.


Casado tampoco perdió ocasión para hacer un comentario sobre la reunión del líder de ERC, Oriol Junqueras, con el expresidente catalán Carles Puigdemont en Waterloo: “Se ve que los efectos de los indultos también llegan a Bélgica”, sentenció a este respecto.


Por su parte, Macri compartió que hay que pelear contra el relato “nocivo” de que “no hay futuro si no confías en que yo te lo voy a resolver” como gobernante. Dijo a los ciudadanos que confían en sus capacidades y compartió su rechazo al “intervencionismo mayúsculo” que dijo que se ha vivido en esta pandemia. “Tengamos cuidado con el miedo”, pues “no puede justificar avasallar libertades”, avisó.


Casado se quedó con esa “apelación a la libertad y a la esperanza frente al miedo” que hizo Macri. Llamó a la recuperación del papel internacional de España, a “salir de esos pasillos de 29 segundos para volver a ser una nación relevante, sobre todo con nuestras naciones hermanas latinoamericanas”, y a gobernar “con coraje, audacia y valentía” para “hacer lo correcto”.


En palabras del líder de los populares, “hacer lo correcto hoy en día es algo revolucionario”, a lo que el expresidente de Argentina añadió que “lo correcto generalmente no es lo políticamente correcto”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris