Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Autonomías
    

La muerte de 17 ancianos en una residencia de Yecla se debió a la Covid-19, no a las vacunas

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 30 de marzo de 2021, 20:26 h (CET)

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)


La muerte de 17 ancianos en una residencia de Yecla (Murcia) se debió a un brote de Covid-19 y no a las vacunas, como afirma un bulo que circula por las redes sociales.


“En la residencia San Isidro de Yecla que ya han fallecido 17 ancianos tras vacunarse”, afirma un mensaje que se está difundiendo desde hace unos días en Twitter. Lo lanza Fernando López-Mirones, supuesto biólogo y y divulgador que ya ha difundido otras afirmaciones falsas.


El gerente de la residencia, José Miguel Marín, informó de que el centro sufrió un brote de Covid-19 (desde el 16 de enero hasta el 27 de febrero) que dejó más de 40 contagios. Según la Consejería de Sanidad de Murcia, durante el periodo en el que el brote estuvo activo, fallecieron, en total, 16 personas, pero aseguran que la primera muerte se notificó el 19 de enero, tres semanas después de la administración de la primera dosis de la inyección de Pfizer-BioNTech a los residentes y cuando aún no habían recibido la segunda, “por lo que no hay relación temporal en absoluto”.


Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la Covid-19 con el apoyo de Google News Initiative.


Según los datos facilitados por Marín, el brote se inició el 16 de enero, días después de que se administrara la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech (el 30 de diciembre) a todos los residentes y al 50% de los trabajadores. El pico de efectividad de la inyección contra el coronavirus se alcanza 28 días después de la primera dosis, una semana después de recibir la segunda. Por lo tanto, los ancianos de este centro no estaban inmunizados cuando comenzó el brote, lo que supuso que se contagiaran 42 personas, según indica Marín.


Respecto a los fallecimientos, la Consejería de Sanidad de Murcia apunta que, durante el periodo en el que el brote estuvo activo, entre el 16 de enero y el 27 de febrero, fallecieron 16 personas, de las cuales 14 fueron por Covid-19 y dos por otras patologías. Dado que la primera muerte se notificó el 19 de enero, tres semanas después de la administración de la primera dosis de la inyección de Pfizer-BioNTech a los residentes, “no hay relación temporal en absoluto” entre las muertes y la vacuna.


RESIDENCIA “LIMPIA”


Además, el gerente del centro explica que, actualmente, todos los residentes y trabajadores están vacunados con la segunda dosis de Pfizer, lo que ha permitido que la residencia se encuentre “limpia” de Covid-19.


Ante la pregunta de si es cierto que una enfermera ingresó en UCI tras ser vacunada, como también afirma ese mensaje, Marín afirma que sí hubo una trabajadora del centro contagiada durante el brote que ingresó en el Hospital Morales Meseguer (Murcia), pero no estuvo en la UCI. Según su explicación, la enfermera es diabética y se sometió a una “vigilancia más estrecha”.


En una entrevista en Onda Regional, el 24 de marzo, Marín explicó que, tras superar el brote sufrido, que se consideró cerrado el pasado 23 de febrero, y administrar la segunda dosis de la vacuna a todos los residentes y trabajadores del centro, se están pudiendo flexibilizar las medidas restrictivas a los residentes que, hasta ahora, permanecían en aislamiento. Gracias a ello, se han recuperado las actividades grupales y permitido las visitas de familiares y salidas del centro.


Igualmente, la Consejería de Sanidad de Murcia también ha apuntado que, actualmente, "se han incorporado nuevos usuarios a la residencia y todos están vacunados".


Para denunciar más bulos relacionados con la desinformación de las vacunas contra la Covid-19, Maldita.es dispone de un canal de WhatsApp a través del número +34 644 229 319 para que cualquier persona pueda comprobar automáticamente casos de desinformación que llegan a través del teléfono u otras vías.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris