Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Díaz señala que “no tendría sentido” no subir el SMI cuando el cuadro macro prevé para 2021 inflación y crecimiento del PIB por encima del 7,5%

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 17 de diciembre de 2020, 14:30 h (CET)

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)


La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, indicó este jueves “no tendría sentido” no subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2021 cuando “el cuadro macroeconómico del Gobierno habla de una previsión de inflación del 0,9%, de un crecimiento de la productividad entre el 1,5% al 2,2% y un crecimiento del PIB por encima del 7,5%”.


Así lo señaló en una entrevista en La Sexta recogida por Servimedia en la que la ministra recordó que de cara a 2021 el Ejecutivo ha subido, de acuerdo con la previsión de inflación del 0,9%, las pensiones y los salarios públicos, por lo que “no tendría mucho sentido que dejáramos fuera a los trabajadores que no están acogidos a un convenio colectivo, dejaríamos fuera a las personas más débiles”.


“Todo esto, por supuesto, siendo cautelosos en una situación de crisis económica”, aseguró, para agregar a continuación que “nos quedaríamos fuera del marco europeo” porque “todos los países de nuestro entorno que tienen esta herramienta de salario mínimo lo están subiendo”.


CRÍTICAS PATRONAL


En esta misma línea, preguntada por la posición defendida por los empresarios a través de la patronal CEOE, contraria a la subida del SMI, Díaz apuntó que la patronal “dice lo mismo exactamente que el año pasado, y España crecía”. En este sentido, Díaz relató que ayer, en una entrevista en Lisboa con su homóloga portuguesa, ésta le señaló que “da igual que exista crisis o no” porque una parte de los actores económicos siempre se opondrá a subir el SMI.


“Es un elemento discursivo ideológico de la patronal”, criticó, para acto seguido coincidir en que, tal y como subrayó ayer Garamendi, “hay empresas que lo pasan mal”, pero que por ello el Ejecutivo “ha desplegado multiplicidad de herramientas económicas para salvar más de 550.000 empresas”. Además, resaltó que “en los ERTE los trabajadores ven reducido su salario en un 30% mientras que las patronales están recibiendo sus exoneraciones entre el 100%, el 80% y el 90%”.


Asimismo, consideró “falaz” el discurso de la CEOE sobre cómo afectará la subida del SMI a empresarios de determinados sectores afectados por la pandemia, ya que, recordó, el comercio o la hostelería “tiene convenio colectivo propio” y que por ello “no se le imputará la subida del SMI”, sino que tendrá la subida de entre el 1,5% y el 1,8% que se está dando en los convenios colectivos.


Por todo ello, la titular de Trabajo pidió a Garamendi, de quien afirmó que “siempre ha tenido altura de miras”, “que tenga empatía con su pueblo”, y destacó que “el diálogo social lo que hace es ponderar”, tras escuchar las posiciones de empresarios y sindicatos.


DIFERENCIAS EN EL GOBIERNO


Por otro lado, preguntada sobre si existen diferencias entre su posición y la de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, respecto al SMI, Díaz reconoció que “como en todas las materias, hay distintas opiniones, y esto creo que es bueno”. “No se trata de que seamos unívocos y además no va por partidos políticos, hay, afortunadamente, distintas posiciones”, declaró, para agregar que “en el seno del diálogo social han de responderse estas cuestiones y obviamente después el Gobierno va a decidir, y ahí ya no somos partes concretas, somos un todo y, más allá de las posiciones que tengamos, decidiremos colectivamente”.


En este mismo sentido, preguntada sobre el apoyo realizado ayer por Pedro Sánchez a Calviño, Díaz consideró que “el presidente del Gobierno debe acompañar a todos sus ministros, no puede ser de otra manera”, y resaltó que “la defensa” realizada por Sánchez sen los años anteriores sobre el SMI “es clave”, ya que “había muchos sectores que decían que iba a ser una catástrofe” y que, en cambio, “fue muy positivo para los trabajadores más débiles”.


Por último, de nuevo sobre las diferencias en el seno del Gobierno respecto a distintos temas económicos y sociales, Díaz apuntó que “no es una situación de tensión o conflicto” y que tampoco es una cuestión de partidos. “Estamos abordando temas de mucha enjundia y vamos avanzando poco a poco”, concluyó.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris