Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Deportes   Copa   Mirandés  

Año de nieves, año de bienes

El CD Mirandés ha firmado una de sus mejores temporadas con su reciente y más que sonada participación en la Copa del Rey. Ahora toca centrarse en la Liga en Segunda B con una inyección de moral e ilusión que recordarán para el resto de su carrera
Lara Franco Andrés
@laram87
lunes, 13 de febrero de 2012, 08:41 h (CET)
A estas alturas de partido se puede decir que la realidad ha superado a la ficción. Tras un breve tiempo sin escribir sobre fútbol o mas bien, sobre deporte en general, el tema mas apropiado para volver a retomar Regateo es el milagro “rojillo”. Hace ya varios días que el equipo rebelación de la actual Copa del Rey cayó eliminado en San Mamés ante un bárbaro y preciso Athletic. Pero la repercusión que ha generado, se sigue palpando todavía a día de hoy.

Multitud de comentarios, entrevistas, reportajes y todo tipo de contenidos mediáticos han hecho que la fiebre Mirandés haya cobrado dimensiones estratosféricas. Y que muchos, que jamás habían oído hablar de Miranda de Ebro, hayan situado en el mapa dicha ciudad. El fútbol mueve masas y hace posible que se siga creyendo en la magia y en las sorpresas que depara encuentro tras encuentro el deporte Rey!

Desde que diera comienzo esta edicion 109 de la Copa del Rey rondando el día 31 de agosto, el equipo de Segunda División B, CD Mirandés, no ha dejado de luchar, de apostar por la igualdad y de mirar directamente y sin miedo a los ojos de cada uno de sus rivales.

Firmó una excelente ronda de clasificación. Su primera víctima el SD Amorebieta de Tercera División, igual que la Real Balompédica Linense no hacían presagiar lo que Pouso y sus chicos tenían preparado. El Logroñés también vio como se apagaba su sueño copero tras caer ante Mirandés, con el que comparte grupo en Segunda B. Hasta ahí todo puede ser viable, pero qué pasó a partir de ese momento. El Club rojillo comenzó a apostar al todo por el todo y siempre respaldados por su afición y por millones de aficionados al fútbol, ha dado la campanada acabando con equipos de primera línea como el Villareal, el Racing de Santander y con el mismísimo Espanyol, que está firmando una muy buena temporada.

Se suele decir que al mal tiempo buena cara y así ha sido. En medio de toda esta ola siberiana que estamos sufriendo desde hace varios días, el equipo burgalés ha sabido adaptarse mejor que nadie a las condiciones y a las exigencias que esta competición, tan bonita y tan sacrificada, implica.

La plantilla rojilla se ha comportado como un auténtico ejemplo para los equipos que luchan por conseguir su sueño jornada tras jornada. Equipos más modestos que viven el fútbol y la competición con una mentalidad totalmente diferente que los que se enfrentan en primera división. Sufren e intentan compaginar sus vidas laborales, que son las que finalmente les dan de comer, sin resignarse a jugar y a hacer disfrutar con su toque a muchos fieles seguidores. Seguidores que apuestan por los valores más bonitos que el fútbol debería defender; juego limpio, cordialidad, alta competición y mucho espectáculo.

Esta es la gracia y la parte más bonita de un torneo como la Copa del Rey. Ver como tanto grandes equipos como otros más modestos se enfrentan entre ellos con un profundo respeto. El Mirandés ha conseguido esta vez llegar más arriba de lo “normalmente” esperado, pero como siempre vengo diciendo; “El fútbol nunca deja de sorprenderte”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Enseñar con autoridad

Ayer leí un viejo libro que comentaba como “enseñar con autoridad”

¿Borrasca pandémica en el 2021?

Según estimaciones del Gobierno, la Deuda conjunta de las Administraciones Públicas para el 2021 podría alcanzar el techo ionosférico del 117% del PIB nacional

Soberbios

Aunque no sea fácil, frente a la soberbia envolvente; hemos de recurrir al temple de personas con dignidad

La casta no dimite

​Pues eso, señor Herrera, director general de ‘chichinabo’ y pacotilla: dimita cuanto antes, lávese la cavidad bucal y consulte el DRAE en cualquiera de las versiones más recientes

El gobierno desprecia lo privado y yerra en lo público

La independencia pierde fuelle en Cataluña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris