Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Elecciones   Municipales   Lima   Perú  

En las municipales de Lima arrasó el voto por nadie

En la capital viene ganando un admirador de Bolsonaro, el ultraconservador Rafael López Aliaga
Isaac Bigio
martes, 4 de octubre de 2022, 09:06 h (CET)

Bolsonaristas pierden en Brasil, pero ganan en Lima


El mismo domingo 2 en el cual Lula, el líder de la izquierda continental, estuvo a 1.5% de ganar la presidencia en la primera vuelta y le sacó más de 5 puntos de ventaja al actual mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro; en Lima, la más poblada capital de la costa pacífica americana, viene ganando un admirador de Bolsonaro, el ultraconservador Rafael López Aliaga.


Sin embargo, "Porky" (como a López le gusta que le digan) apenas bordea el 23.5% de los votos emitidos. Nunca antes, en la historia de esa metrópolis que hoy tiene unos 10 millones de habitantes, alguien ha podido llegar a la alcaldía con un porcentaje tan exiguo.


Hace 18 meses, el maestro sindicalista Pedro Castillo ganó las presidenciales obteniendo una ventaja de 0.9% sobre los votos emitidos dentro del Perú ante su contrincante Keiko Fujimori. Entonces, "Porky" y los fujimoristas denunciaron fraude y desde el Congreso no se han cansado de demandar vacancias presidenciales y organizar golpes con el poder legislativo, judicial y mediático.


Sin embargo, Castillo obtuvo el doble del actual porcentaje con el cual López quiere ser burgomaestre y la diferencia que él sacó en todas las urnas del país fue mayor que el 0.7% al 0.8% con el que hoy "Porky" pudiese derrotar a su principal adversario, el exministro del interior del Gobierno de Ollanta Humala, Daniel Urresti.


El verdadero ganador fue el voto por nadie


Según las cifras oficiales, cuando solo faltan contabilizarse el 3% de las actas, estos son los resultados aproximados en Lima metropolitana, la capital donde reside más del 30% de la población.

Tomando en cuenta los votos emitidos, los 3 primeros puestos han quedado repartidos entre 3 antiguos candidatos presidenciales que no llegaron a entrar en el balotaje en las pasadas presidenciales:


Rafael López Aliaga (cabeza de la alianza Renovación Popular con Fuerza Popular del fujimorismo, ultraderechista y conservador tipo Bolsonaro y Trump e integrante del Foro de Madrid de Vox) bordea el 23.5% de los votos emitidos. Le siguen:


Daniel Urresti, el exministro del interior de Ollanta Humala quien representa al partido entro derechista Podemos, el cual también pide la vacancia presidencial e integra la actual mesa directiva congresal compuesta por fuji-golpistas, está con 22.75% (a menos de 0.8% de distancia).


George Forsyth, del centroderechista Somos Perú, un partido que tiene desde partidarios hasta enemigos de la vacancia presidencial, bordea 17%.


Luego le siguen con menos del 10% los candidatos derechistas del Frente de la Esperanza (que despegó a último momento presentándose como la más moralizadora), Alianza Para el Progreso. En los últimos 3 lugares están Gonzalo Alegría de JPP (con menos del 6%), el ultraderechista Avanza País (con más del 3%) y Yuri Castro del "marxista" Perú Libre, PL (con menos del 1.5%).


Los votos blancos y nulos bordean el 10.3% y el ausentismo entre 22% y 21%. Los votos por nadie (nulos, blancos y abstenciones) bordean los 2,2 millones, una cifra mucho mayor que los 1,4 millones de votos con los cuales López quiere convertirse en el alcalde menos votado (en términos porcentuales) de la historia capitalina.


Izquierda se hizo el hara kiri


Al ver un cuadro en el cual López Aliaga pudiese llegar por un escaso margen a la alcaldía capitalina y utilizar ese puesto para fomentar nuevos golpes, mociones de vacancia y grupos de choque (como La Resistencia), no tenía ningún sentido en que la izquierda y los "progresistas" insistiesen en tener 2 candidatos (Gonzalo Alegría de Junto por el Perú y Yuri Castron de PL) que no tenían chance alguna.


Propuse que ambos debieron haber sido retirados. Los partidarios del voto al mal menor pudieron haber pedido endosar a quien pudiese derrotar a "Porky". En los sectores populares el instinto antigolpista les condujo a apoyar a Urresti, quien ganó en casi todos distritos con mucha pobreza, mientras que su rival se impuso gracias al gran apoyo recibido en los barrios más pudientes y acomodados.


Mantener a Castro y a Alegría en la contienda es algo que les va a costar caro a PL y a JPP. Con poco más de la mitad del exiguo 1.5% que obtuvo el primero, Urresti pudo haber frenado a "Porky". PL no presentó candidato en Callao, el puerto de un millón de habitantes que se encuentra empotrado dentro de Lima y rodeado por dicha metrópolis.


Hasta el momento no encuentro uno solo de los 43 distritos de Lima en los cuales PL no hubiese quedado a la cola. Cuando un partido debuta en unas elecciones, sacar un mínimo porcentaje es un avance. Empero, PL ha sacado hoy uno menos que en las anteriores elecciones municipales del 2018 y legislativas del 2020, cuando llevaron en sus listas de Lima a otras personalidades (como el ex-burgomaestre centro derechista y antifujimorista Ricardo Belmont para la alcaldía o a don Isaac Humala, el padre de Ollanta y Antauro, pare el Congreso).


Lo más graves es que hace 18 meses, PL se convirtió en el único partido en todo el oeste sudamericano en haber llegado al Gobierno con 8,8 millones de votos (cifra que no la ha sacado ningún movimiento que se reclame marxista en Occidente). Pasar de haber ganado las 2 vueltas y las legislativas pasadas a quedar al final del túnel es algo que puede generar desmoralización y desgaste.


Ahora, muchos partidarios del voto por el mal menor le atacarán a PL de haber ayudado a que la ultraderecha gane Lima, así como antes han votado junto con el "porki-fujimorismo" en el Congreso.


Alegría produjo llantos


Para JPP haber mantenido como candidato a Alegría les va a ocasionar mucha tristeza. Desde el punto de vista programático, Gonzalo es muy similar a George. Alegría se jacta de haber estado en las pasadas presidenciales en Victoria Nacional apuntalando la candidatura presidencial de Foyrsyth, ayudándolo a hacer su plan de Gobierno e inscribiéndose en el número 29 de su lista para las legislativas de Lima (la misma que obtuvo el último puesto con apenas 120 votos).


Las graves acusaciones que el nieto de Ciro Alegría hizo contra su padre y tocayo Gonzalo hicieron que la bancada de JPP (y también la única candidata presidencial que este ha tenido) demandaran que JPP retire su candidatura. El Partido Comunista del Perú "Patria Roja" (quien otrora fuera un importante componente de JPP) llamó en Lima a votar nulo en contra suyo.


Si JPP quería presentar como candidato suyo a alguien quien nunca ha militado en la izquierda (ni se reclamna como tal), que se presenta como de "centro", que ha estado en la última década como miembro o aliados d evarios partidos de derecha, como AP, SP, PP, APP y VN), mejor les hubiera sido hacer una alianza directa con Forsyth asegurando que el menos del 6% de electores que lograron con Alegría, endose a Forsyth y le haga triunfador.


Alegría tiene un proyecto altamente personalista, el cual le ha hecho ir saltando entre diversos partidos de la derecha no fujimorista. Él cuestiona a la izquierda històrica como "extremista" y llema a formar un gran partido centrista y progresista.


Alegrìa anteriormente ha puesto en peligro el triunfo de candidatos "progresistas" ante la ultraderecha, como cuando en 2010 compitió con la alianza centro izquierdista timoneada por Susana Villarán contra la socialcristiana Lourdes Flores, o como cuando en el 2011 apoyó a que Alejandro Toledo vuelva a la Presidencia en contra del nacionalista Ollanta Humala que entonces se reivindicaba izquierdista.


Izquierda dividida


Si la idea era hacer un frente unitario de izquierda, JPP y PL debieron haber hecho un frente electoral para disputar, no quedar entre los últimos puestos, sino entre los primeros. En caso de que PL y JPP hubiesen querido empalmar con esa fuerte tendencia al voto castigo y de rechazo a todos los candidatos del sistema y de la corrupción, lo ideal hubiera sido haber llamado a un masivo voto por nadie.


Hoy, estos resultados van a incrementar la disgregación de la izquierda. Conozco de por lo menos media docena de nuevas siglas que se reclaman de esta y que quieren inscribirse en el padrón electoral. La atomización les puede llevar a la autodestrucción.


De las 13 bancadas que hay en el Congreso, 5 se reclaman de izquierda, y encima dentro de estas hay división. Al margen de las agudas diferencias, si la izquierda no quiere desaparecer, debe unirse y hacer un frente único con todas las organizaciones sindicales, laborales, campesinas y populares para enarbolar un programa de cambios sociales radicales, una nueva constituyente plurinacional y generar un movimiento de masas con asambleas populares en cada localidad para luchar contra el golpismo, la corrupción y el neoliberalismo.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Meritxell Batet, Arcadi Espada, nepotes y fascistas

Hay algo injustificable que afecta a la sociedad que tenemos, molesta y da asco: el insulto desde la bancada azul

¡Qué solos se quedan con Sánchez los muertos!

Causó mucho daño negando a los deudos algunas noticias para su consuelo

Ángeles con peto

Cada vez es más frecuente toparnos con personas de todas las edades que se acercan a nosotros provistos de un peto solidario identificativo

Acoso adolescente

Nos encontramos en la cultura del acoso, a veces, la única salida que tienen las víctimas es el suicidio

Romper la dinámica de la desconfianza

La traición está a la orden del día; puede desplegarse en cualquier instante, porque el nido de traidores es grande y la huella de su amargura también
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris