Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Tren   AVE   Extremadura   Fernández Vara  

Un tren indigno

Sin catenaria, la electrificación aún tardará un tiempo, de gasoil, contaminante, con un montón de kilómetros transitando aún por la antigua vía
Juan de la Cruz
viernes, 29 de julio de 2022, 13:01 h (CET)

La pasada semana el AVE se vistió de coña y de burla, como ya es habitual con Extremadura, con la inauguración de un Tren Rápido, que circula a una más que pobre velocidad media de 89 km/hora. Un agravio más a nuestra Comunidad, tan ofendida siempre, a la que Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, prometieron el AVE de forma inminente. Acaso, con el paso del tiempo, sin el logro tan prometido, fuera el ave del corral. Un AVE al que aún le queda tiempo por llegar en su recorrido completo al final. Anda y que no queda trayecto al medio.


Este tipo de ofensa a Extremadura no tienen perendengues en Moncloa para hacerlo en el País Vasco ni en Cataluña, que salen el tal Arnaldo Otegi, terrorista de cárcel, y el tal Gabriel Rufián, independentista, ambos dos enemigos de España, y, con perdón, se cisca la perra. Con una tierra tan noble y generosa como la extremeña, que exportó decenas de miles de emigrantes a ambas Comunidades, ayudando al desarrollo de aquellas tierras con sus brazos hercúleos de gigante, con su sudor inveterado y dejando atrás, a solas, la tierra parda, perdiendo bocanadas de gente joven.

            

Porque en esta región nuestra, lamentable, o quizás afortunadamente, ya estamos acostumbrados a que todo se olvida, todo pasa y todo se perdona. Buena gente de siempre la extremeña, ¡Vive Dios…!

Pero ya está bien, señor Vara, de aguantar y de soportar situaciones tan severas y desagradables, contra Extremadura, por cuanto conlleva, además, para más inri, de sometimiento a las directrices del gobierno de Madrid. Claro que esto no representa novedad alguna. O sea, lo de siempre, para no llamarnos a engaño alguno.


¿Cómo no se le ocurrió, siquiera fuera por instinto político, en defensa del pueblo extremeño, que le aupó a la presidencia de la Junta de Extremadura, ojo, el alzar un poco la voz,ante este atropello y evitar esta escandalosa noticia que durante días, entre retrasos y otras anomalías, ha servido de hazmerreir con el corazón de la tierra extremeña en la diana?


¿Cómo no va a continuar desangrándose Extremadura, con tanto desatino, como leemos frecuentemente en las estadísticas de la renta per cápita, salarios, despoblación, pensiones, industrias… ? Ahora, por culpa de la malhadada Renfe; en otra, la semana pasada también, por la descoordinación durante los pavorosos incendios por culpa de la mala praxis ecologista, días atrás, por los continuados retrasos de ese Tren al que algún lumbreras ha denominado como Rápido… 

Mañana, ya veremos.


Un tren sin catenaria, la electrificación aún tardará un tiempo, de gasoil, contaminante, con un montón de kilómetros transitando aún, a pesar de los pesares, por la antigua vía. Un tren al que unos denominan “Ave-rías”, otros “Tren Frankenstein”, otros como “El Tren de la Bruja”, o que más parece, apunto, “El tren de Arganda, que pita más que anda”, mientras los paisanos observamos atónitos que en los informativos de las teles nacionales se emite un reportaje sobre Extremadura… Pero que no es más que para hablarnos del desastre de Renfe, con muy escasos aciertos cuando se trata de nuestra región, o con titulares como el del diario digital República, que reza como “El timo del tren a Extremadura” o la definición del periódico “El Debate” señalando que “La España ferroviaria más profunda tiene sede en Extremadura”. O ese tren AVE, del que uno lleva escritos algunos artículos en el periódico regional extremeño “Hoy”, y hasta habiéndome jugado un pincho de tortilla y una caña a que este año, tras treinta de promesas, lo que se dice pronto, pero que ya ha llovido, seguirá sin rodar por Extremadura.


¡Qué lástima de mandatarios políticos, tan sometidos de hoz y coz al mando supremo que, antes de tocar el cornetín de órdenes, ya hapuesto a todos firmes…! Aunque sea para anunciar a bombo y platillo, sin pudor alguno, “el acto de inauguración del AVE en Extremadura que tendrá lugar el próximo 18 de julio”, como podemos leer, y que fueron retiradasen y por culpa de tanto incompetente.

Para este viaje, tal como señala acertadamente el refranero español, pues, no se necesitan alforjas. Que más vale transitar en burro por esos parajes del tren, con el paisano cavilando filosóficamente, o con la cabeza a pájaros, las piernas colgando y como bailoteando, la colilla abandonada en la comisura de los labios, la cara sumamente rajada por la severidad de la vida rural, los ojos achicados, al tiempo que de cuando en vez echando mano de las riendas, dicta a la acémila:

-- ¡Arre, burro…!

            

Y el rucio, más humano que algunos, quizá soltara un tímido rebuznillo, enfilando por su camino, mientras que los mandatarios de Renfe en un gesto inaudito de agudeza extrema, propios de un galardón, han decidido que se alarguen los tiempos del recorrido para evitar la sensación de que haya retrasos.


¡Carape…!, que dirían los clásicos ante tanto derroche de imaginación y de ingenio.

Ante tanta anomalía y errores la consejera de Movilidad del ejecutivo extremeño, Leire Iglesias, tuvo a bien, por fin, el jueves, denunciar la situación como de “absolutamente indecente e inaceptable”.

Ya está bien, oiga, ya vale, ya basta de tanto cachondeo, que detrás de este cúmulo de desvergüenzas hay un pueblo de extraordinarias cualidades, que se merece bastante mayor capacidad resolutiva que la de estos adalides que nos abochornan con estas incompetencias.


Ya está bien, señor Vara, de decir, a estas alturas de la película que “Se trata de un pasito”. Dígale lo del pasito a Otegi y Rufián o a Urkullu y Aragonés en referencia a cualquier proyecto en marcha en marcha para el País Vasco y Cataluña…

Ya verá, ya, cómo tiembla el Palacio de la Moncloa.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Rey Midas

La monarquía española continúa disfrutando de más poder del que creemos

​El confiscatorio impuesto sobre el patrimonio

Aunque hace mucho tiempo que no hablo seriamente de temas fiscales, hoy voy a contar un caso verídico

En defensa de las corbatas

Ha sido una prenda de uso universalmente aceptado que completa y mejora, por un precio razonable, el atuendo de los varones

​Balada de las mentiras que nos pueblan

“El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer", Mariano José de Larra

Albares, Meloni, “Italia llamó, ¡sí!”

Vuelco electoral que en Italia barre a la izquierda del gobierno y da el mando a una mujer situada al otro extremo del espectro político
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris