Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Entrevistas
Etiquetas:   Entrevista - Toni Rodríguez Pujol   Periodista   Abogado  

“En el mundo del periodismo todo está marchando de forma muy rápida”

Entrevista a Toni Rodríguez Pujol, periodista y abogado. Presidente de Intermèdia Comunicació
Teresa Bengueras  y Rafa Esteve-Casanova
jueves, 11 de noviembre de 2021, 11:57 h (CET)

Toni Rodríguez Pujol es un periodista y empresario de larga trayectoria, licenciado en Derecho y Periodismo, fue redactor jefe de la sección de política catalana en El Correo Catalán, presentador del programa “Parlament” en el circuito catalán de TVE donde fue responsable de política en los informativos “Miramar” y “Crònica”. Desde siempre ha estado y continua relacionado con el periodismo, organizando diversos eventos en este ámbito. 


Entre sus muchos premios destacan el premio “Ondas” y el “Ciutat de Barcelona” por el reportaje “Asalto al Banco Central”, producido por TVE. En sus ratos de ocio nocturno escribe novelas protagonizadas por un periodista. Nos conocemos des de hace años, y nos hemos reunido con él para que nos hable del ciclo de conferencias que ha organizado su empresa, Intermèdia Comunicaciò, dedicado a dialogar sobre el futuro de la prensa del siglo XXI.


2010 12 21 RODRIGUEZ DE INTERMEDIA 7[568]

¿Cómo nace el proyecto de hacer un ciclo de conferencias titulado «Diàlegs sobre el futur de la premsa del segle XXI» (Diálogos sobre el futuro de la prensa del siglo XXI)?

Nosotros, por nuestro trabajo, tenemos una relación constante con periodistas, medios de comunicación y con otras agencias y hemos detectado una cierta inquietud por conocer por dónde van las cosas en el mundo del periodismo, donde todo está marchando de forma muy rápida. Hicimos este proyecto, abierto a todo el mundo, lo propusimos a la Fundació La Caixa, dijo que sí, que estaban contentos de poder participar en nuestra propuesta, después buscamos el soporte del Col.legi de Periodistes de Catalunya y de Dircom Catalunya porque también son dos agentes importantes en este mundo, y así es como pudimos llevar adelante este ciclo de conferencias.


¿Cuántas conferencias formarán esta primera edición?

El ciclo comenzó en Setiembre, fue la primera de cuatro conferencias. En ella hablamos de modelos de negocios, y en ella estuvieron presentes los directores de La Vanguardia y El Periódico, la directora del diario Ara y un miembro de la comisión editorial del diario El País. La segunda iba a tener lugar el 26 de octubre y el tema era «El control democràtic de la Informació» (El control democrático de la información), pero no se celebró porque uno de los ponentes no podía acudir, y la retrasamos hasta el mes de enero del próximo año.


La próxima conferencia tendrá lugar el próximo martes, 16 de noviembre, y el tema de la misma es «La comunicació permanent» (La comunicación permanente), ¿este título quiere decir que ya nos olvidamos totalmente de la información escrita para centrarnos en el mundo online?

Es un poco eso. El papel, seguramente, no podrá competir con la información online, la información en papel tendrá que tener otro tipo de función social, el problema de la información online es que no dispone de mucho tiempo para analizar y contrastar totalmente algunas informaciones, quizá, el papel, será el lugar donde se podrá realizar esta función que la información permanente no puede llevar a cabo a causa de la premura en dar informaciones que se suceden constantemente. En según que ocasiones las informaciones online no quedan lo suficientemente pulidas ya que hay un bombardeo constante de datos.


¿A raíz de lo que está comentado cree que la función de la información en soporte papel finalmente acabará más que en dar noticias en analizarlas con artículos de opinión de firmas especializadas?

Creo que sí, al menos esto es lo que buscaremos, daremos más contexto a los temas para dar mayor explicación y más profundidad, saber por qué pasan las cosas, para mi el periodismo es saber qué pasa y por qué pasa. En el mundo online, al ser tan instantáneo, no se puede ahondar en ningún tema, se da la noticia, pero la forma más tranquila y reposada adonde ir a buscarla es en los diarios, en la información de papel.


¿Qué puede hacer un medio de información online frente a las redes sociales donde todo el mundo se convierte en «periodista», habla de cualquier cosa, da opinión, y tiene miles de seguidores?

En las redes estamos todos, también es cierto que la gente ya empieza a distinguir entre unos y otros de los que escriben en las redes, cuando se siguen las redes hay que ver quién dice qué, por qué lo dice, es posible que aun muchas personas no saben quién es quién aunque, cada día más, se saben descifrar los contenidos para distinguir entre información o meros comentarios. Estamos en inmersos en una locura en la que todo el mundo opina e informa sobre todo lo que le da la gana, pero poco a poco, la gente se va educando para quedarse con aquello que le vale la pena.


En el mundo de la comunicación online hay profesionales que cobran una miseria, conocemos a profesionales autónomos que colaboran por muy poco dinero en medios profesionales acreditados (entre 30 y 90 euros por artículo ), ¿cómo se les considera si con un trabajo exhausto al mes no llegan a pagar la factura de la luz?

Es cierto, es un hecho sabido y conocido, estamos ante la proletarización del periodismo. Cuando nosotros empezamos tampoco era mejor, desgraciadamente esta realidad la encontramos también en el mundo de la abogacía y en el de los médicos, por citar dos ejemplos de profesionales que están padeciendo este mismo problema, es brutal, antes los abogados montaban un despacho y trabajaban y se ganaban la vida, hoy, eso ha desaparecido. Se contratan personas que trabajan todas las horas del día y cobran lo que cobran, y además existe el peligro de que si no se acepta ese trabajo hay cola para entrar y hacerlo igual o más barato, esta situación supera todas nuestras expectativas. Estamos hablando de profesiones que hemos elegido, la hacemos porque nos gusta y el sistema aún se aprovecha mucho más de profesionales que aman su trabajo y lo hacen por cuatro reales. Supera nuestra misión social, todo esta cambiando, también los sistemas de trabajo, las empresas, concebidas como un sistema jerárquico, también están petando por todas bandas, la gente se está empoderando, es un momento a seguir, muy importante, muy apasionante, que no sabemos adónde nos llevará aunque debemos estar ahí para ver esta evolución constante.


MG 0814

La sesión del próximo 30 de noviembre lleva por título «La robotització del periodisme» (la robotización del periodismo), ¿eso quiere decir que periodistas y medios están teledirigidos por empresas importantes o por partidos políticos?

También quiere decir esto, pero no exactamente. Desde el tratamiento semántico de la palabra quiere decir que hoy hay robots que son capaces de escribir un artículo, hacen agendas o previsión del tiempo, se está intentando que estos robots hagan el trabajo de una persona. Esto pide una reflexión, esto es, desde el punto estricto, lo que quiere decir la palabra robotización.


¿Ve muy partidista la prensa de hoy?, ¿los lectores de periódicos sabemos quién paga la tinta, ahora, a lo mejor, deberemos decir quién paga la luz de los online?

Yo viví una época del periodismo muy entregada, ser periodista es como ser sacerdote, hay que tener fe, siempre. En periodismo hay que tener un toque personal para que exista conexión entre el lector y el periodista, de otra forma, a mi manera de ver, no funciona. En cuanto a lo que ustedes dicen del partidismo pienso que actualmente lo que estamos viviendo es que antes había lectores, hoy los lectores son seguidores, son fans, es gente que se identifica con una línea editorial, en una forma de pensar. Si un diario o un medio de comunicación conecta con las ideas de un grupo determinado, ¿qué quiere que le diga?. Un medio de comunicación es una empresa que tiene una influencia social o política, lo importante es que la gente lo sepa, lo peor es que el que consuma un medio, no sepa lo que está consumiendo, si vas a la farmacia y adquieres un producto siempre hay un prospecto que dice cómo está compuesto y para qué sirve. Alguien tiene que codificar la información, en Intermèdia, eso ya lo hacemos, todo el mundo tiene derecho a buscar su información donde sea con el fin de sentirse identificado.


¿Para este ciclo de conferencias han escogido una serie de moderadores y colaboradores, qué han visto en cada uno de ellos para que pudieran formar parte de este equipo?

Queríamos tener la presencia de profesionales de diversas miradas hacia el mundo de la información, hemos buscado la diversidad de puntos de vista, y, por otro lado, la especialización que cada uno de ellos para que nos puedan explicar aquellas cosas que se ignoran.


¿Cual es el perfil de los inscritos en este ciclo de conferencias?

La gente que tiene trabajo va muy ajetreada y les cuesta mucho inscribirse, les falta tiempo. Las personas interesadas en estos temas son profesores de Universidad, gente que les interesa esta información para poder pasar a sus alumnos una información más detallada sobre la evolución que estamos viviendo en estos momentos en el mundo de la comunicación. También deseamos que esto sea un punto de partida, no que ahora hagamos este ciclo y se acabe aquí, nuestra intención es que este proyecto pueda ser una semilla para otras iniciativas que puedan surgir. Nos hubiera gustado que fuese más largo, con la participación de personas distintas pero las que son están bien, son cuatro personas por sesión, por cuatro sesiones, son dieciséis personas, no cabían más.


¿El público que acudirá al Palau Macaya, en Barcelona, tendrán la posibilidad de hacer preguntas una vez los ponentes finalicen su exposición?

Está previsto un turno de preguntas, pero creo que las que se puedan hacer allí no serán las más interesantes, para mi las más interesantes serán las que, después, en casa o hablando con otras persones intercambiando información, se hagan los asistentes una vez piensen y mediten en lo que se ha expuesto en la conferencia. Creo que estas conferencias son un punto de inicio, allí, hablar es difícil, cómo máximo se pueden hacer tres, cuatro preguntas, es poco.


Usted es un periodista de larga trayectoria, estaba en la trinchera de un diario, hay un momento que decide dejar aquella trinchera, ¿veía ya muy negro el futuro del periodismo?

Hay situaciones que no soporto,me fui voluntariamente, después de hacerme cincuenta mil putadas. Lo podía hacer, era soltero, vivía en casa con mi madre porque mi padre acababa de morir de una enfermedad terrible y había estado allí haciendo compañía y ayudando, no sé si en otras circunstancias podría haberlo hecho. Estaba en un diario que era una herramienta de propaganda, no me sentía cómodo y me fui, en otro trabajo que tuve en Televisión Española también me pasó algo que no me hacía estar cómodo, tuve otra experiencia que tampoco me satisfacía y comencé a entrar en el mundo free lance como asesor de empresas, y me gustó. Unos amigos , ex colegas de TVE, montaron una agencia de comunicación y me dijeron si quería irme con ellos, y lo hice, una cosa llevó la otra, no era ninguna cosa premeditada ni estudiada, en realidad podría haber sido muchas personas diferentes siendo el mismo, soy el que soy, estoy encantado de ser así, pero, ¿ sólo podría haber sido esto?, no, podría haber sido otras muchas cosas y es la vida la que te va llevando.


¿De dónde saca el tiempo para escribir novelas?

Por la noches, cuando tenía los hijos en casa, cuando todo el mundo estaba durmiendo, era mi hora, es mi hora, yo soy noctámbulo, es el momento en el que me siento más creativo, más libre, me pongo en el ordenador y todo va fluyendo.


¿Hay otra novela en curso?

La última, “Aquella colla de fills del 68”, apareció en plena pandémia y tuvimos que hacer la presentación de manera telemática. El mes próximo la presentaré en la librería ONA de Barcelona con Magda Oranich, compañera de promoción en la época de la que habla la novela, y Mario Gas.


FotoToniLacinquenacarpeta[567]

¿Intermèdia Comunicació, su empresa, sólo trabaja en Barcelona?

Hemos trabajado y trabajamos en Europa, en Madrid, en todas partes, pero donde somos fuertes es en Barcelona y el resto de Catalunya, ahora bien nos es fácil conectar en todo el mundo. Abrimos en el mes de noviembre de 1990, llevamos trabajando 31 años.


En estos años han realizado varios cambios de sede, empezaron en el barrio de Gràcia, luego marcharon a la calle Entenza y hace años que están en un ático de la Diagonal, ¿eso quiere decir que su empresa es puntera y líder en el sector?

Ahora somos doce personas y estamos en un proceso de alianza con otra agencia con lo que llegaremos a ser treinta, ¿por qué nos fuimos de Gràcia?, porque se nos quedó pequeño, era una monada, una planta baja, antigua carpintería, puertas de madera, era un local muy agradable, allí no cabíamos y nos trasladamos a un edificio de la calle Entenza, en una oficina donde llegamos a ser treinta personas, tuvimos una crisis muy fuerte, tuvimos que marchar porque no podíamos aguantar económicamente y buscamos un piso, siempre tuve una fijación con un edificio que es un Bauhaus, esquina con la Diagonal, pensaba que era imposible aspirar a tener aquel espacio, lo vimos, preguntamos, y era mucho más barato que el otro que estaba mucho menos céntrico.


¿Qué ofrecen a sus clientes?

Vienen a buscar alguien que les presente su proyecto, a todo el mundo que es emprendedor y tiene un proyecto social, un proyecto vital o cultural, que quiere dar a conocer porque eso le ayudará a desarrollarlo, nosotros les ordenados el mensaje, le ponemos título y subtítulo y lo proyectamos, ¿a quién lo proyectamos?, buscamos a quién pueda interesar, no lo hacemos de forma indiscriminada, buscamos a los prescriptores de la opinión pública que puedan ayudar a los intereses de nuestro cliente, esto tiene resultados, hasta ahora ha funcionado, se va creando una complicidad con tu cliente que acaba casi siempre en una buena amistad. Si te gusta la gente, eso es fácil, porque te gusta con todo, con sus problemas, con sus inquietudes, con sus preocupaciones y si puedes ayudar a mejorar es muy bonito.


Abogado y periodista, dos profesiones en precario en estos momentos. Si un hijo o una hija suya estuvieran en edad de entrar en la Universidad, ¿les aconsejaría alguna de estas profesiones?

Ni una cosa ni la otra, lo harán igual, además si estudian algo que les gusta, saldrán adelante y si no harán otra cosa. Yo descubrí cambiar de profesión después de estudiar Derecho y trabajar en ello, si eso se puede ahorrar, mucho mejor, pero no pasa nada, se puede ir cambiando, ir estudiando, puedes estudiar periodismo, hacer de periodista y acabar siendo Conseller de Economia de la Generalitat.

Comentarios
Sessa 13/nov/21    13:43 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​“Considero a un mago como un actor con una especialidad para hacer trucos”

Teresa Berengueras entrevista al actor y mago Gerard Borrell, creador del espectáculo “The Big Bang Tontery”

​“Las tormentas son el éxtasis de esa vida que es la lluvia”

El poeta argentino Nicolás Antonioli responde ‘En cuestión: un cuestionario’, de Rolando Revagliatti

​Kima Guitart expone en la Galería H2O de Barcelona

“He creado por primera vez una pieza de indumentaria que no tiene medida humana, tiene medida de mito, porque es una túnica para Cassandra”

Eduardo Murillo: destacado productor musical internacional

Entrevista al reconocido productor musical, director gerente de Emusic Productions

Entrevista a Ligia Calderón

Escritora, poeta y pintora costarricense
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris