Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Tecnología

Javier Rubio (Valencia)
Redacción
lunes, 17 de octubre de 2005, 02:20 h (CET)
Desde hace algunos años, los profesores de Tecnología de enseñanza secundaria, estamos asistiendo al intento de desembarco en la etapa obligatoria de la enseñanza secundaria de otros profesionales de la educación, también de ramas tecnológicas, pero procedentes de la Formación Profesional Específica.

Todos los informes educativos señalan que en estas edades (de 12 a 16 años) no es conveniente la especialización, sino más bien la interdisciplinariedad de conocimientos, y parte de la reforma educativa que se avecina va por ese camino, intentar que el alumnado tenga algunas asignaturas menos.

Sin embargo, un grupúsculo de profesores de secundaria de la Formación Profesional Específica, quieren partir, segregar contenidos de Tecnología. El propio Ministerio de Educación mantiene que no es conveniente dicha segregación de contenidos a etapas tempranas, pero algunos, movidos más por la necesidad o conveniencia de trabajar cerca de su casa (es más fácil conseguir destino definitivo mediante concurso de traslados en la E.S.O que está en todas partes, que a través de la Formación Profesional, donde cada ciclo formativo, está donde está) siguen empecinados en desmembrar, partir, segregar.

Cuando un docente como yo, que tiene una formación en ciencias e ingeniería observa dichos movimientos contrarios a la enseñanza tecnológica y contrarios a la pedagogía de la misma, no puede callarse y debe denunciar que lo que está en juego es el futuro de la cultura tecnológica de un país. La Tecnología en la E.S.O es el tronco común del conocimiento científico-tecnológico, que posteriormente en el Bachillerato se afianza y en la formación profesional, a través de las varias decenas de ciclos formativos tecnológicos existentes, se abre como las ramas de un árbol.

Si dañamos el tronco o si lo cortamos, las ramas caerán al suelo, y España volverá como las oscuras golondrinas a ser un país tecnológicamente atrasado

Mejor harían dichos docentes en trabajar por la Formación Profesional, el gran desconocido del sistema educativo, por fomentar en los estudiantes dichos estudios, por presionar a las Administraciones educativas para que implantasen más ciclos formativos si el mercado laboral lo demanda. Si algunas Administraciones educativas convocan mediante concurso-oposición (como ya ha advertido el MEC) más plazas de la necesarias en alguna especialidad concreta, serán dichas Administraciones las que deberán resolver el problema que creen, y la solución no debe crear otros problemas.

España, país de letras, que no de ciencias y tecnología, que país, que gentes.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris