Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Golpe de Hortensia Morán

Subestimar a un enemigo nunca ha sido prudente, y lo ha demostrado Hortensia Morán
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
lunes, 16 de julio de 2012, 06:51 h (CET)
Dijo Carl Von Clausewitz que para que el que se defiende haga también la guerra, debe asestar golpes, es decir dedicarse a la ofensiva.  Así la guerra defensiva comprende actos ofensivos que forman parte de una defensiva de un orden más o menos elevado.

Estos conceptos parecerían explicar la confusión reinante en torno a Paraguay en estos días, dado que tanto los partidarios del destituido cura papá como los adversarios que lo destituyeron a través de un Impeachment, se acusan mutuamente de golpistas.

Lugo acusa los parlamentarios de no haberle permitido defenderse y haberlo expulsado súbitamente, aunque sus ministros llevaban años asistiendo a audiencias legislativas donde al ser interpelados por los congresistas, respondían con sarcasmo y burlas.  Por su lado los congresistas paraguayos afirman que fue el canciller de Hugo Chávez, Nicolás Maduro quien, usando como una marioneta al presidente paraguayo, intentó dar un golpe contra el Parlamento.

Pero si hubo alguien  que realmente hizo un golpe indiscutible en todo este enredo, fue Hortensia Morán. “Fernando Lugo ya fracasó por inútil y debería callarse”, declaró en una nota que repercutió en la prensa de todo el mundo.

Según Morán, Lugo pecó de soberbio y se creyó Dios, no tuvo espíritu democrático para lograr apoyo de los partidos y del Congreso, y su destitución fue solo producto de su propia miopía e ineptitud.

Hortensia lanzó este fin de semana su candidatura para el 2013 ante los medios, en su bien pertrechado PC munido de los más modernos dispositivos informáticos, junto al candidato a diputado por Central Rodrigo Amarilla.

Fue el epílogo de una larga resistencia de la mujer que reclamó a Lugo paternidad, y que vio su vida convertirse en un infierno por su osadía.  Pero era el epílogo lógico, la cosecha de una siembra casi heroica.  Fueron años de soportar que intenten humillarla con pruebas seudocientíficas, que la agredan sin base real, que la insulten de manera cobarde, que le dejen sin luz en su guardería, que atenten contra ella con un camión blindado, que censuren su libro y hasta que la expulsen de un programa de TV.

Dice un viejo proverbio que no hay enemigo pequeño en la vida, y quienes tuvieron la mala idea de enfrentar a Hortensia Morán lo comprobaron, y para ellos hoy sólo queda el escarnio y la humillante derrota.

El escritor mejicano Ricardo Flores Magón dijo que  no hay nada que se conquiste de rodillas, sino de pie, devolviendo castigo por castigo, infringiendo herido por herida, muerte por muerte, humillación por humillación,  golpe por golpe.

Es que como bien es sabido, no hay nada sagrado en este mundo que no posea un alto precio.  Y Hortensia Morán ya lo pagó.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris