Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

De vuelta al paganismo

Ahora, más que nunca, anunciar el evangelio de Jesús
Francisco Rodríguez
miércoles, 13 de septiembre de 2017, 08:34 h (CET)
A fuerza de querer ser modernos cada vez somos más antiguos, hemos vuelto al paganismo romano y como ellos hemos sido entregados a pasiones degradantes, hemos cambiado las relaciones naturales por otras innaturales entre hombres y mujeres, como está a la vista, en las que cualquier aberración ha sido elevada a categoría de modernidad digna de defenderse.

En un mundo paganizado donde florece la injusticia, la codicia, la envidia, los homicidios, las discordias, está claro que estorba la Iglesia que recuerda, o debe recordar, dos verdades fundamentales: que somos criaturas de Dios y que esta vida no termina con la muerte, sino que seremos juzgados para la eternidad.

Vivimos en un mundo regido por leyes complicadas y amenazantes de sanciones penales y económicas, pero no podemos soportar que se nos recuerde la necesidad de las virtudes para ordenar nuestra vida. Nuestra razón y nuestra libertad nos deberían llevar a buscar el bien y la verdad y rechazar el mal y la falsedad. Pero parece que esto no funciona.

Si me creo el único dueño de mi vida, mi propio dios, solo aceptaré las reglas morales que yo mismo me imponga y todo se reduce a disfrutar sin medida de todos los placeres. Comamos y bebamos que mañana moriremos, convencidos de que tras la muerte no hay nada.

La gente ha abandonado los templos y los sacramentos. Pérdida la conciencia de pecado ¿para qué confesar? Jesucristo ¿quién es Jesucristo? Solo pueden hablarles de Jesús los que lo han encontrado y les ha cambiado la vida, pero muchos que dicen que creen en Jesús no se atreven a anunciarlo a los demás.

Por supuesto que es más difícil seguir a Jesús que seguir al mundo y en eso estamos. Pero el mundo nos dejará tirados y sin esperanza mientras que Jesús nos ofrece perdón y ayuda. Ya nos dijo que el que quiera ganar su vida, por su cuenta, la perderá pero el que le siga, con todas sus dificultades, la ganará para toda la eternidad.

El misterio de Jesús consiste en que siendo Dios se hizo hombre y murió crucificado para salvar a los hombres del pecado y de la muerte. Creer esto es una cuestión de fe que se ofrece a todos, aunque muchos la rechacen.

Este mismo artículo es una invitación a creer en Jesús y cambiar de vida, a dejar las promesas engañosas del mundo y convertirse de corazón a Dios, el Dios que nos hizo, que está dispuesto a perdonarnos y ayudarnos y que nos espera con los brazos abiertos como al hijo pródigo. Confesar nuestros pecados no es una humillación sino una auténtica liberación.

Además Jesús nos prometió el Espíritu Santo para enriquecernos con sus dones y sus frutos que están al alcance de quienes lo acepten con fe. También contamos los cristianos con la poderosa intercesión de la Virgen María a la que podemos acudir en todas nuestras dificultades.

Y por encima de todo el mandamiento nuevo: amar a todos, amigos y enemigos, como a nosotros mismos y buscar activamente el bien de todos, aunque nos vaya en ello la vida.
Comentarios
Frulley 14/sep/17    15:38 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cuidado con los que buscan pescar en aguas revueltas

Al socaire de la revolución independentista catalana, la izquierda extrema busca su propio golpe de Estado

La experiencia filosófica

Se entiende por experiencia un modo de conocimiento que se basa en la percepción

Sus adicciones irán con usted después de su muerte

Ningún ser humano sabe cuándo llegará su última hora

Los demonios son más listos que nosotros

Ellos juegan en los dos lados del tablero de nuestros enfrentamientos y consiguen su propósito: que nos odiemos.

Odio a lo español y niños como ‘escudos humanos’

Este que escribe cursó la semana pasada un escrito argumentado a la ONU y a UNICEF la utilización de los niños catalanes como ‘escudos humanos’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris