Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Internacional   Latinoamérica  

Fernando Lugo y López Perito

El cogobierno entre el cura Fernando Lugo y su fiel ladero López Perito se acerca a su inexorable fin, dejando una inolvidable estela de bochornos
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
miércoles, 14 de marzo de 2012, 08:41 h (CET)
Cuentan que el Papa Alejandro VI, disoluto mujeriego que incluso convirtió en amante a su  propia hija Lucrecia, era incapaz de negar capricho alguno a su amante Julia Farnese. Esta  vivía en un palacio de construcción reciente cercano al Vaticano, al cual el Papa podría  realizar sus visitas clandestinas con facilidad. Gracias a su intimidad con el Papa, fue capaz de  conseguir que su hermano Alejandro llegara a cardenal con el sobrenombre "Cardenal de las faldas" que le procuró Pasquino.

Historias parecidas hoy se suceden en el Paraguay bajo la pornocracia arzobispal instaurada por obra y gracia del clerofascismo, la prensa mediática y la voluntad de Dios. Tanto así que lograr ubicar a las amantes y a los parientes políticos en cargos de responsabilidad se ha vuelto una constante desde el advenimiento al poder del cura Fernando Lugo.

Entre los personeros del régimen luguista que más parientes y amantes ha ubicado en cargos públicos se encuentra el fiel ladero de Lugo, Miguel Ángel López Perito, quien ya batió en récord de parientes políticos en función pública ubicando a diez hermanos de una amante ocasional en oficinas públicas con sueldo del estado.  Cuando la prensa publicó el caso, se defendió con la excusa que las amantes no son parientes, y mucho menos sus hermanos.  Su siguiente novia, Rocío Ortega, fue raíz de un conflicto cuando López Perito quiso ubicarla al frente de la comisión bicentenario, a lo cual se opuso el Congreso.

Uno de sus hijastros, David Yinde, fue el primer corrupto en ser destituido bajo el gobierno arzobispal por irregularidades y coimas en la DINATRAN.

Su jefe el cura no se quedó atrás, y como ejemplo basta la contratación por orden superior de una de sus novias, la odontóloga Gabriela Herreros, en una Previsional social.  Varias otras amantes fueron ubicadas discretamente en las binacionales.

Ello mientras abandonaba a sus hijos como zapatos, e ignoraba y difamaba a sus madres como Hortensia Morán o Benigna Leguizamón.

Todo por los amigos

Narran las crónicas de la Iglesia que un hijo de Lorenzo el Magnífico, Giovanni, ascendió al Papado para instaurar en él una sola y continua orgía hasta el fin de sus días. Se hizo llamar León X, y entre sus hazañas figura haber logrado subastar dos mil ciento cincuenta puestos eclesiásticos, entre los cuales varios cardenalatos a treinta mil ducados el capelo.

Los aportantes a la campaña del cura Fernando Lugo a la presidencia del Paraguay, a su turno, se han convertido en dueños de rutas, quinielas, peajes y hasta de vidas y haciendas de todos los ciudadanos paraguayos. Los amigos del presidente Fernando Lugo directivos de la empresa Sertran, en complicidad con el intendente de Ñemby, fueron denunciados por fabricar las infracciones de tránsito para recaudar.

La empresa Sertran Paraguay SA, en la que se as ociaron los empresarios Petronio Muñoz y Raúl Meza (ex tesorero de la campaña proselitista de Fernando Lugo) hoy recauda millones en Ñemby por la instalación de cámaras para detección de infracciones de tránsito.

Resumen de gestión

Cuando Lugo inició su gobierno, muchos esperaban que se rodeara de los más probos y honestos hombres de la sociedad paraguaya, pero pronto se desvaneció la ilusión. Uno de los primeros nombramientos recayó en un coronel de la Fuerza Aérea que había sido arrestado y enjuiciado, siendo condenado a cuatro años de cárcel por tráfico de sustancias tóxicas. Se trataba del militar adiestrado en torturas en la Escuela de las Américas de Fort Benning, Lorenzo Benítez Liseras, a quien Lugo agració como jefe de inteligencia de la Fuerza Aérea. Una de las figuras emblemáticas del luguismo, el secretario de Emergencias Camilo Soares, vinculado al NED, USAID y otros organismos de la U.S.Embassy, sigue recibiendo acusaciones de corrupción hasta el día de hoy.

Existen  al menos 1. 400 millones de guaraníes que Soares no pudo hasta ahora justificar con documentos.   La cabeza visible de la empresa a la que Lugo concedió la quiniela, Jorge Escobar, se divirtió estafando a medio Paraguay y festejando la adjudicación irregular por cuenta del canon que nunca pagó, dejando sin fondos a instituciones benéficas dependientes del dinero.

El encargado de instituciones penitenciarias del gobierno luguista acabó enjuiciado por estar involucrado en una red que generaba y distribuía pornografía infantil desde las mismas cárceles, en tanto se violaba una y otra vez el tratado de Yacyretá y la ley 1297/98 que prohíbe la publicidad oficial.  El deterioro moral llegó al punto que helicópteros de la policía fueron descubiertos siendo usados para fines particulares, como transportar a parientes de policías a la universidad, en tanto se denunciaba que habían sido adquiridos irregularmente por el ministerio del Interior.
También durante el co-gobierno de Lugo y López Perito, se comprobó que el mismo jefe de policía Viviano Machado, hombre de confianza del gobierno arzobispal, estaba involucrado en terroríficas vendettas atribuidas al narcotráfico, como el asesinato de la hija y la esposa del comisario Salcedo.
Las denuncias en el Indert siguen sin solución de continuidad, desde que el gobierno luguista intentara comprar tierras sobrefacturadas al brasileño Ulises Rodríguez Texeira. Hasta hoy no cesan de denunciarse adjudicaciones irregulares, y la pesadilla de los campesinos sin tierra sigue sin fin.

Afortunadamente, en pocos meses el cogobierno de Fernando Lugo y López Perito se irá barrido como las hojas secas de un árbol viejo.  La etapa del Pato Rengo facilitará el descubrimiento de los negociados que siguen en la penumbra, y el gran fraude ideológico del “obispo de los pobres” y falso teólogo de la liberación llegará a su fin.

Como no hay mal que por bien no venga, habrá dejado sus moralejas, y sobre todo, habrá propiciado la revelación de que nunca es bueno fiarse de lobos disfrazados de cordero. Mucho menos de aquellos que apelando al simbolismo religioso y explotando el pensamiento mágico y la ignorancia, se hacen del poder solo para satisfacer sus más bajas pasiones.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Papeles para rescatar

​El PSOE, seguramente mareado por los calores estivales, se ha puesto al nivel de VOX, qué pena, Dios mía qué pena, amigos socialistas, veros de la mano del fascismo de VOX, o a ellos de vuestra mano

Hoy no se fían, mañana tampoco

Valentín Abelenda Carrillo, Murcia

Varón y mujer los creó

Juan García, Cáceres

El juicio más importante

Pedro García, Girona

La presión fiscal

Jesús Mezcal, Vigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris