Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Fernando Lugo instaura la Inquisición en el Ciberespacio

Varios indicadores muestran el deterioro de la libre expresión en Paraguay bajo el inquisitorial gobierno del cura Fernando Lugo
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
martes, 31 de enero de 2012, 07:51 h (CET)
Según la organización Reporteros sin Fronteras, Paraguay bajó 26 lugares en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa del año 2012, y quienes día a día sufrimos la censura de los esbirros del cura Fernando Lugo no consideramos tales guarismos ninguna novedad.

Basta informarse sobre lo que cotidianamente se comprueba en el mundillo del periodismo de este país para saber lo debilitada que se encuentra la profesión de periodista en el Paraguay.

Como botón de muestra: El empresario Reinaldo Domínguez Dibb enfrentó a través de la radio oficialista Ñanduti al propietario de la misma, Humberto Rubin, antiguo animador de los cumpleaños del dictador Alfredo Stroessner y beneficiario con tierras del IBR sin ser sujeto de la reforma agraria, al cual acusó de omitir temas como las andanzas del quinielero arzobispal Jorge Escobar, actualmente con demanda de desalojo en su confitería Madeleine.

Rubín, quien se jacta de ser un baluarte de la libre expresión, omite por lo general temas que puedan incomodar al gobierno por el evidente motivo de que su señora esposa es la “ministra  de la mujer” del gobierno luguista, el cual ganó fama mundial por sus escándalos relacionados con la paternidad irresponsable de su principal cabecilla.

Varios periodistas renombrados, entre ellos Manuel Cuenca, Daniela Candia y Andrés Caballero, fueron despedidos de manera humillante por los medios donde trabajaban sin recibir el mínimo de cobertura que se merecían por parte de sus colegas en tan desagradable trance.

Hace apenas unas semanas, una virulenta campaña periodistica se desató contra el senador Juan Carlos Galaverna, quien osó repetir las críticas que lleva haciendo a los propietarios de medios paraguayos desde hace dos décadas.  Al parecer, hoy ya no puede criticar a los poderes mediáticos como lo hacía tiempo atrás, y sus declaraciones hicieron que fuera puesto políticamente contra las cuerdas.

Evidentemente, hay temas que están prohibidos de abordar en los medios paraguayos desde la llegada al poder del cura Fernando Lugo.

Inquisición en el Ciberespacio


Ya durante su campaña anuncié que Lugo era un gran farsante que se prestaba a una gran estafa mediática urdida por los reaccionarios e incultos propietarios de medios de Paraguay, denuncias que permanecen en su gran mayoría en sus respectivos sitios web.

Sin embargo, uno de los medios digitales desde donde publicaba mis profecías, El Mercurio Digital, decidió doblegarse ante los personeros del gobierno arzobispal y borrar todos mis artículos de su sitio web.

Otro ejemplo de censura en el ciberespacio lo constituyen las denuncias de Hortensia Morán, madre de un hijo no reconocido por el cura-presidente, cuyas cuentas de facebook y twitter son continuamente atacadas por esbirros del gobierno arzobispal.

Durante los últimos días, Hortensia incluso denunció que sus dispositivos de telefonía móvil fueron bloqueados desde las centrales telefónicas  manejadas por adictos al gobierno.

Al parecer, el cura de los hijos reconocidos está decidido a irse del gobierno persiguiendo a sus ex hasta el final.

A través de la red social Facebook, Hortensia Morán denunció la persecución de adulones del régimen arzobispal de Fernando Lugo escribiendo en su muro:

"Amis, estoy teniendo problemas con mis perfiles II y III, agradecería si pueden escribir a Facebook y explicar toda la persecución que sufro por parte del gobierno de Lugo, y que les molesta que llegue a más de 22.000 personas a través de esta red social, entre amigos y suscriptores. Gracias!!!" dice el mensaje de Hortensia en su perfil de Facebook.

RSF, un informe demoledor


A pesar de su importancia, el demoledor informa de RSF fue escasamente publicitado en Paraguay, en una muestra más de que la aceitada maquinaria de la censura en Paraguay hace que el mismo periodismo atente contra sí mismo.

Reporteros sin fronteras acusó en su informe a la prensa paraguaya de ser en gran parte sobornada, y no hace falta que los estímulos provengan siempre del crimen organizado.  La mayoría de las veces quien soborna es el mismo gobierno, a través de publicidad oficial y otras formas encubiertas de pago.

Paraguay cayó en los últimos años del gobierno de Fernando Lugo del puesto 54 al 82, y el deterioro es tan notorio que  RSF recomienda una urgente reforma judicial y penal que ayude al oficio del periodismo, trabajo que se dificulta cada vez más por la presión del crimen organizado y los intereses creados en este país.

Indiferentes a estas recomendaciones, los esbirros del gobierno arzobispal siguen su incesante acoso en la web, un ejemplo lo constituyó esta misma columna que ayer intentó ser censurada por varias horas en Google Noticias. La guerra, obviamente, es entre quienes exponen la cruda realidad y quienes se oponen a ello.

Ya lo advertía un recordado burócrata estadounidense: la primera víctima de una guerra es la verdad.
Comentarios
alfphpx 29/jul/12    05:15 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz

No es bueno, ¿por qué?

S. Madrid, A Coruña

¿Por qué tan dóciles a las modas?

E. Barrull, GIrona

Los despropósitos de pro-moción-ado Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

Bilderberg: algo más que un club

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris