Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Religión   Fiesta  

Pentecostés, algo más que una romería

Abrirse a la acción del Espíritu Santo
Francisco Rodríguez
viernes, 2 de junio de 2017, 08:32 h (CET)
Con la fiesta de Pentecostés que celebraremos este año el domingo 4 de junio acaba el ciclo pascual. Para mucha gente quizás lo único que le suena de esta fiesta es el despliegue folclórico-religioso de la romería del Rocío: su camino, sus cantos, sus músicas, hasta llegar a la ermita de Almonte y sacar a la Virgen, que sin duda resulta emocionante para los asistentes.

Pero Pentecostés es mucho más, es el cumplimiento de la promesa de Jesús de que sus seguidores recibirían el Espíritu Santo a lo largo de los siglos y que este Espíritu sería la fuerza que pondría en pié a la Iglesia. Desde Pentecostés los cristianos vivimos el tiempo del Espíritu Santo que nos une a Jesús y nos hace hijos de Dios.

Es lamentable que la fe de mucha gente se haya ido apagando hasta un simple rescoldo, que produce de vez en cuando algún chisporroteo, alguna emoción ante la Virgen. Oí decir:” la mayor parte de los españoles no creen en Dios pero creen en la Madre de Dios”

Si nos alejamos de la fe y nos cerramos a la trascendencia, el Espíritu Santo no puede enriquecernos con sus dones. Más que nunca habrá que pedir que mande su luz desde el cielo, que entre hasta el fondo del alma, que mire el vacío del hombre si tu le faltas por dentro; que mire el poder del pecado cuando no envías tu aliento, si no nos enriqueces con tus siete dones.

Todos estamos necesitados de recibir los dones del Espíritu Santo que no podemos suplir por ninguna otra cosa: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

No se trata de la sabiduría académica sino de la sabiduría divina, saber de Dios, de nuestra relación con El, sabiduría que nos hace participar del inmenso misterio del amor de Dios, que nos creó a su imagen y nos llama a gozar de su plenitud por toda la eternidad.

El temor de Dios también es un don, un regalo. En la Biblia podemos leer que el principio de la sabiduría es el temor del Señor. No se trata de miedo a Dios sino la constatación de la infinita distancia entre Él y nosotros, entre su inmensidad y nuestra pequeñez. Pobres locos los que quieren ser como dioses, los que se creen autosuficientes y niegan a Dios.

El don de inteligencia, para entender nuestro propio papel, nuestra propia vida, nuestro destino eterno, para distinguir lo realmente valioso de lo engañoso. El don de ciencia no nos va a hacer científicos, sino nos ayudará a entender las profundidades de Dios que nos ama, este don que nos llevará a la meditación y a la contemplación.

El don de consejo nos abrirá a las necesidades de los demás, a transmitirles lo que pueda ser útil y oportuno para sus vidas, para su destino eterno y el don de fortaleza es el que nos hará mantenernos firmes frente a todas las contradicciones, pruebas y luchas.

El don de piedad nos llevará a actuar como Jesús lo haría, siempre por amor, siempre siguiendo la voluntad de Dios que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Cerrarnos a la acción del Espíritu Santo es la peor desgracia que nos puede suceder. Aprendamos a descubrir lo que de verdad importa para esta vida y para la otra.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Qué se hizo de aquellos que vociferaban contra el Gürtel?

“Un demagogo es aquél que predica doctrinas que sabe que son falsas, a personas que sabe que son idiotas” H.L. Mencken

Hashtag #CidCampeador, la más lucido-lúdica versión del fundacional cantar

Los “pingüinos” han vuelto a hacer uso de su horma, que torna calzables a cualesquiera los clásicos universales

Bandolerismo socialista

Rodríguez Zapatero sabía lo que se cocía en Andalucía. Cuando llegó Sánchez tuvo información puntual e incluso fichó a personajes de la “escuela andaluza”, pero miró al tendido

La esfera china

Estados Unidos, la parte más maciza que restringe la vaga voluntad imperialista del gigante asiático, continúa siendo obstáculo y oportunidad en el ámbito económico

Esperanza y conocimiento

En el libro de Richard Rorty titulado ¿Esperanza o conocimiento? se plantean numerosas cuestiones sobre el pragmatismo filosófico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris