Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ser o no ser   -   Sección:   Opinión

Puntos de vista

Manuel Alcántara
Redacción
miércoles, 9 de marzo de 2005, 23:51 h (CET)
La juventud, si mal no recuerdo, es una época en la que se exageran las creencias y los descreimientos. Se está seguro de cosas que luego se ponen en duda en la madurez y se ponen en remojo más tarde, cuando se transitan las calles que desembocan en el «arrabal de senectud». La encuesta realizada por encargo de la Fundación BBVA ofrece un retrato robot de nuestros universitarios que, como todos los retratos de este tipo, puede estar movido, pero da una idea bastante aproximada del múltiple personaje. Metroscopia ha hablado con 3.000 estudiantes de los últimos cursos de carrera y la más clara conclusión que se saca es que ha descendido el número de fanáticos, con el consiguiente aumento de escépticos.

Siempre será algo muy controvertido el concepto de generación, ya que más que un concepto es un estado de ánimo. Martin Luther King decía que la suya no tenía que lamentarse tanto de los perversos como del estremecedor silencio de los poderosos. ¿Por qué hay generaciones combativas, dispuestas no sólo a morir por su patria sino a que otros mueran por la suya, y generaciones pasotas?, ¿por qué hay generaciones que se afanan en vestir atildadamente y otras que se empeñan en disfrazarse de pobres amateurs? Los que hemos conocido a miembros de varias no acabamos de explicárnoslo. La actual me parece más interesante que la inmediata anterior por una sola razón: se desinteresa por más cosas. Confía mucho menos en las instituciones y rechaza menos costumbres y hábitos sociales, quizá porque sea ella la que los ha impuesto. Son partidarios, con más o menos vehemencia, de la eutanasia, no reprueban la adopción por homosexuales y tienen muy exiguo ardor guerrero. No son ni racistas, ni entusiastas de la Iglesia católica. Se muestran cercanos a la Unión Europea y mucho más cercanos a sus papás, ya que les es imposible pagar un piso.

No seré yo el que discuta los puntos de vista de los miembros más jóvenes de la tribu. Van a tener los ojos abiertos durante más tiempo.

Noticias relacionadas

Una revolución contra natura

Resulta perverso pretender la supremacía de un género sobre otro o la desnaturalización de la persona para “moldearla”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXVI)

El Opus Dei sigue siendo un instituto secular vinculado indisolublemente a la prelatura personal de la Santa Cruz

Un poco de respeto, por favor

El master de Casado, el “postureo” de Sánchez las declaraciones de Corina, la venta de armas que asesinan a niños , las provocaciones del emérito y “El Pais”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXV)

Es tan sagrada la conciencia de las personas, que su invasión tosca por una secta como esta me provoca repugnancia

Inmanencias

Olvidamos en exceso las realidades innegable bajo el encantamiento de las opiniones frívolas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris