Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Joaquín Sabina y el Condón para la Teología de la Liberación

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
miércoles, 20 de abril de 2011, 07:13 h (CET)
Noticias procedentes de Europa indican que el Vaticano ha matizado lo que parecía una nueva apertura de la Iglesia sobre el uso del preservativo. Si en noviembre, la Santa Sede salió al paso de unas declaraciones de Benedicto XVI en su libro Luz del Mundo, en el que abría la puerta al uso del condón para evitar el sida, ahora la Congregación para la Doctrina de la Fe ha secuestrado la edición italiana del Catecismo que recibirán los jóvenes que acudan a la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid en agosto.

Evidentemente, la iglesia católica sigue buscando pleitos con la lógica, y más bochornos escandalosos como el que le ocasionó el cura presidente de Paraguay, Fernando Lugo, con sus indefendibles escándalos por paternidad irresponsable. Precisamente el cura presidente Fernando Lugo no se salvó ni siquiera de las críticas del cantautor español Joaquin Sabina, durante la reciente visita de éste al Paraguay.

Con su humor bien ácido, Sabina recordó los escándalos por paternidad irresponsable de Fernando Lugo.

"Hace 14 años, las cosas eran muy diferentes. No tenían a un obispo de presidente", fue lo primero que dijo Sabina, ante la risa generalizada del auditorio, que inmediatamente fue sorprendida con un comentario urticante: "Pero la Teología de la Liberación también debe usar condón".

Evidentemente, el cantautor español sabe cómo romper el hielo

La anécdota demuestra hasta qué punto los escándalos de Lugo han trascendido fronteras, para bochorno de sus obsecuentes seguidores, que siguen pretendiendo tapar el sol con un dedo, como lo demostraron los pro-luguistas del Frente Guazú y demás oficiliastas en la Junta municipal de la capital paraguaya.

Tiro por la culata de la obsecuencia

La torpeza de los seguidores del cura Fernando Lugo, quienes pretendieron negar un espacio público a la presentación del libro de Hortensia Morán, ha logrado disparar la publicidad y ventas de un libro que ahora ya prácticamente se encuentra agotado, y con una segunda edición en imprenta.

La metida de pata incluye a conocidos exponentes de la prensa venal, que ni siquiera se han enterado que la justicia puso en duda la prueba de ADN que fraguó el luguismo a fines del año pasado, con fines electoralistas.

La bancada del Frente Guasu y la Comuna asuncena se opusieron a que Hortensia Morán presente su libro, sobre la paternidad irresponsable del cura –presidente de Paraguay, en uno de los escenarios que tiene la Municipalidad para actos públicos. Nadie fundamentó el rechazo.

Hortensia Morán, quien pelea la paternidad de un hijo al presidente Fernando Lugo, se vio obligada a denunciar ante la prensa que no puede presentar su libro –que narra su relación con Fernando Lugo– porque la bancada de Frente Guasu de la Junta Municipal de Asunción se opuso tenazmente.

La polémica siguió con otra denuncia de la organizadora del lanzamiento.

La empresa Ñasaindy Emprendimientos denunció que presentó el pasado 7 de abril tres notas en la intendencia asuncena. Solicitaba permiso para la utilización del Centro Paraguayo-Japonés o la Plaza de la Democracia para realizar la presentación del libro titulado “El pastor mentiroso”.

Una de las misivas estuvo dirigida a la concejala Evanhy de Gallegos (ANR), otra a la Junta Municipal y una tercera, al intendente Arnaldo Samaniego (ANR).

La nota entregada a Evanhy fue tratada en la sesión de la Junta, y el tema generó un largo debate de unas cuatro horas en el que los seguidores de Lugo compitieron por hacer méritos ante su jefe mocionando la censura del libro.

Según se hicieron eco los medios paraguayos, los ediles Karina Rodríguez, del proluguista Frente Guasu; Pepa Kostianovsky, de Encuentro Nacional, y Pablo Faccioli (PLRA), se opusieron a otorgar el permiso con disparatados y absurdos argumentos.

Kostianovky, inclusive, habría alegado que Morán tenía un conflicto judicial, para sostener su negativa a ceder un lugar público para la presentación del libro, como si el tema tuviera alguna relación con el evento programado.

La polémica se profundizó cuando el concejal Rafael Villarejo, de Patria Querida, aseguró que no es la Junta Municipal el organismo encargado de otorgar permiso para la utilización de espacio público, sino la intendencia.

De esta manera, varias instituciones se pasaron la candente pelota por varios días.

Extravío en la Municipalidad

Sin esperanza en que la segunda nota presentada ante la Junta sea tratada, la editora insistió ante la Municipalidad, según reveló ayer Claudia Barreto, representante de la empresa.

Según Barreto, en la Comuna le pidieron seguir los rastros, en la Dirección de Area Urbana, a cargo del Arq. Dany Durand.

“Fui hasta el lugar y me dijeron que la nota fue derivada al departamento ‘Campo Verde’ que funciona en el parque Caballero”, relató.

Dijo que le dieron un número de teléfono para llamar y averiguar; y para su sorpresa, le dijeron que su nota se extravió. Así se mantuvo en sozobra a los organizadores de una presentación de libro por varios días, debido a la fina susceptibilidad y el pudor de los seguidores del gobierno arzobispal.

Finalmente, tras una acuciante presión de los medios y otros sectores de la ciudadanía, a regañadientes se aceptó la utilización de una plaza de Asunción para que el libro pueda ser lanzado. El insólito espectáculo de intentar censurar el lanzamiento de un libro no se vivía en Paraguay desde que casi tres décadas atrás, Augusto Roa Bastos fue expulsado del pais por orden superior del dictador Stroessner, luego de participar de un evento similar en el Centro Cultural de España.

Evidentemente, antes que montar tan triste espectáculo para censurar materiales bibliográficos, los seguidores del escandaloso cura Fernando Lugo hubieran hecho bien en reflexionar con el celebrado cantautor español Joaquín Sabina, y aceptar que la Teología de la Liberación también debería usar condón. Digo, para evitar tantos apremios debido a un simple lanzamiento de libro.

Noticias relacionadas

El paracaidista

Todos hemos hecho el ridículo alguna vez en nuestra vida

Adiós Colón, bienvenido “Día de los Pueblos Indígenas”

El reconocimiento oficial del Día de los Pueblos Indígenas ya se efectuó en al menos ocho estados EEUU

Reflexiones sobre el 12 de Octubre de 1492

La fecha más importante de la historia universal

La recesión que asoma

Miguel González Arnal, Valencia

Estamos en riesgo de perderlo

José Morales Martín, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris