Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Como en los tiempos de Videla y el Plan Cóndor

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
miércoles, 30 de marzo de 2011, 07:05 h (CET)
Decía un filósofo oriental que no deberíamos quejarnos de la nieve en el tejado ajeno si la misma también cubre el umbral de nuestra casa, y tal parece estar sucediendo en Paraguay y el resto de la región.

La inoperancia del gobierno del cura Fernando Lugo va soliviantando los ánimos de cada vez más sectores, y cobrando trascendencia internacional.

La organización campesina acusó al Gobierno de Fernando Lugo de seguir en la misma línea que sus antecesores, manteniendo la vigencia del latifundio, en la mendicidad y pobreza a los agricultores.

De la importancia que van tomando las protestas contra el gobierno de Lugo pueden atestiguarlo referentes extranjeros como Irene Alonso, del Partido Comunista Revolucionario de Argentina y Edmo Rodríguez, de la Corriente Sindical Clasista.
Alonso dijo que traía su solidaridad y apoyo a la lucha del campesinado, hoy sometido al sistema capitalista que está en grave crisis y que sigue atentando contra los sectores más desprotegidos.

Como aquel rey francés que afirmaba no importarle que tras él se desatara el diluvio, el cura y sus secuaces siguen tomando por su cuenta las arcas del estado y haciendo oídos sordos a los clamores populares y, lo que es peor, preparando nuevas estrategias represivas.

Al estilo del Plan Cóndor

Al conocerse a principios de marzo en Asunción la próxima visita de Videla, ABC color –diario oficioso del luguismo- publicaba su recordado editorial donde criticaba al presidente Jimmy Carter por su énfasis en la promoción de los Derechos Humanos y defendía al proceso argentino, sentenciando que al presidente norteamericano le era muy fácil pontificar lejos del problema.

Por las mismas fechas eran apresados en Asunción Alejandro José Logoluso y Marta Landi, entregados a los sicarios de Videla por las fuerzas represivas paraguayas. Los grupos de tareas de Pastor Coronel tampoco se apiadarían de José Nell, paralítico desde que recibió una bala en los disturbios desatados en Ezeiza por el retorno de Perón.

Quedaron como mudos testigos de estos traspasos una ficha policial de la Dirección de Registro de Extranjeros paraguayos de la desaparecida argentina Dora Marta Landi Gil, que está fechada en Asunción en marzo de 1977; una tarjeta del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Marta Landi, que está registrada en Asunción el 10 de marzo de 1997; y un informe de la policía de Asunción, donde se notifica que Marta Landi (argentina), Alejandro José Logolusso (argentino), José Nell (argentino) y otros han sido expulsados del país. Este informe policial está fechado el 16 de mayo de 1977. Entre los documentos, también destacan un registro de vuelo en el que se acredita que, el 16 de mayo de 1977, el capitán de corbeta José Abdalá, (alias Turco) trasladó a Landi Gil y a su compañero, Alejandro José Logolusso, de Asunción a Buenos Aires.

Este pasado de las relaciones argentino-paraguayas que se creía olvidado, al parecer está en vías de reeditarse.

Como en los buenos tiempos del Plan Cóndor, el modelo de seguridad del Plan Colombia, importado al Paraguay por el ministro Rafael Filizzola y el cura Fernando Lugo, se sigue consolidando. Ello mientras la izquierda de utilería al servicio de la embajada norteamericana de Asunción insiste en el "bolivarianismo" de un gobierno clerofascista y neoliberal, y en responsabilizar a la “derecha” de su falta de representatividad parlamentaria.

Según denuncian organismos de Derechos humanos basados en Buenos Aires, “La Gremial de Abogados denuncia que militares de origen argentino dan cursos a fiscales - como esta nefasta fiscala conocida como Sandra “ Colombia “ Quiñones - en Paraguay ( enviamos el documento completo al final . ) Recordemos que el actual gobierno argentino entregó a esta fiscala a los 6 campesinos que habían pedido refugio político. Esta y otros “fiscales” en Paraguay, actuan según modelo del Plan Colombia contra los que luchan por la reforma agraria. Se generaliza el despojo y el saqueo del agronegocio y el Kapital”

“Primero, el viernes pasado, los fiscales en la República del Paraguay desalojaron campesinos de tierras que habían recuperado del latifundio usurpado por Pablo Ferreira de Sousa en Jejuimí, distrito de Villa Ygatimí en Curuguaty. El procedimiento fue llevado a cabo por la Policía Nacional y el fiscal Miguel Ángel Rojas, en horas de la mañana del viernes. Hombres armados al servicio de Ferreira de Sousa golpearon a los compañeros, las mujeres lograron escapar, pero el referente campesino Benigno Franco desapareció desde ese momento.

Se pensó que lo habían matado y se hizo la denuncia en la Fiscalía. Segundo, la Policía del departamento de Canindeyú encontró este lunes al referente campesino Benigno Franco, quien se encontraba desaparecido desde el viernes luego de un tiroteo en tierras recuperadas al latifundio. El hombre fue abandonado maniatado en una zona fronteriza con Brasil”

Tercero, Claudelino Armoa, campesino de Agüerito, recibió impactos de arma de fuego por parte de guardias privados de la estancia Paso Kurusu, de Ulisses Rodrigues Teixeira, en un hecho que se registró ayer a la mañana. “

Denunciamos que se está actualizando la Doctrina de Seguridad Nacional, especialmente promoviendo el uso del articulado de las Leyes del Terror impuesta por el Grupo de Acción Financiero del Fondo Monetario Internacional y la instrucción en contrainsurgencia. Aún a civiles del Ministerio Público de Paraguay.

"Deseo a los profesores, orientadores, integrantes de la hermana República Argentina, a los cursantes, el mejor de los éxitos", expresó Lugo – presidente de Paraguay -. Se refería al curso de Inteligencia Estratégica, contra lo que llama amenazas a “la seguridad de los estados.” Paraguay cuenta con instructores de la Dirección General de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército de la República Argentina.

Sobre el punto, la Gremial de Abogados argentina expresa que “estamos consternados por la noticia que adjuntamos referida a la amplia colaboración de oficiales de inteligencia del Ejercito Argentino para con las Fuerzas Armadas paraguayas en tareas de combatir y reprimir a organizaciones populares en especial a los campesinos”.-

En su oportunidad repudiamos al Gobierno Paraguayo del presidente Lugo por la militarización de las zonas donde más ha arreciado las luchas de los campesinos paraguayos por sus derechos y su dignidad.- Casualmente son las zonas sobre las cuales se cierne la amenaza de los grandes pooles sojeros que arrasan no sólo con los pequeños campesinos cultivadores sino con todo el ecosistema; pooles que ya se han apoderado de gran parte de las mejores tierras del Paraguay.

“Nuestra GREMIAL DE ABOGADOS también repudió los convenios entre el Presidente Lugo y el genocida presidente colombiano Álvaro Uribe por medio de los cuales se garantizó la continuidad del asesoramiento y la formación de las fuerzas policiales y el Ministerio Público paraguayos por parte de los peores genocidas colombianos.- Así como ininterrumpidamente vienen haciéndolo la tristemente célebre USAID y los entrenadores militares yanquis”-

Pero esta noticia de que somos ahora los argentinos quienes enviamos oficialmente nuestros militares de inteligencia para colaborar en la represión, según la información, debido a un acuerdo entre los ministerios de Defensa de ambos países, nos llena de sorpresa e indignación.-

En consecuencia exigimos al Gobierno Argentino en primer lugar que desmienta la versión de los medios y del Gobierno Paraguayo en el supuesto caso que la misma sea falsa.-
El Gobierno Argentino debe explicar a la opinión pública porque razón las Fuerzas Armadas, y dentro de ellas, sus oficiales de inteligencia, en vez de trabajar sobre hipótesis de defensa de nuestra soberanía ante agresiones externas o ante la ocupación de partes inalienables de nuestro territorio nacional, se forman y, a su vez, pretenden formar a otros, sobre hipótesis del tipo “amenazas emergentes, terrorismo, narco-terrorismo, crimen organizado, tráficos ilegales”, etc., que son propias, en términos de nuestra Constitución y nuestras leyes, de Fuerzas de Seguridad.

Si esta información, avalada y sostenida aparentemente por el propio presidente del Paraguay, resultara cierta, exigimos al Gobierno Argentino que reflexione acerca de que no se puede colaborar en la represión a un pueblo hermano como el Paraguayo, tal como hicieron las dictaduras militares en el pasado, estando aún fresca en la memoria de todos el nefasto “Plan Cóndor”, algunas de cuyas prácticas hoy son juzgadas en nuestro tribunales. Estos juicios, precisamente, se convertirían en ceremonias vacías si, modificando las formas y los discursos, se incurriera en prácticas semejantes.

Dejemos de ser cómplices de las grandes oligarquías terratenientes sojeras que se ensañan contra los mas débiles campesinos y sus organizaciones.- El combate a la organización campesina Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP) es una simple excusa para reprimir, invadir pequeños asentamientos agrarios y permitir la expansión de los conglomerados sojeros.-
“Exigimos repudio absoluto y presión y pedidos de informes a los Poderes Ejecutivos y Legislativos argentinos a fin de que cese la situación que aquí denunciamos”, concluye la Gremial.

Devolución de favores con dinero del pueblo

Cuenta la historia paraguaya que en 1912, se produjo un golpe de estado en Paraguay con ayuda del portugués Manuel Rodríguez, testaferro de Percival Farquhar. Lo insólito fue que las deudas de los golpistas, acabó siendo cargada sobre las escuálidas arcas fiscales del estado, como si la deuda fuera de todo el pueblo paraguayo.

Al parecer, el gobierno de Fernando Lugo está reeditando aquella tradición.

Su recaudador en Itaipú ordenó, en ese contexto, millonarios desembolosos de fondos públicos para premiar a sus operadores, una vieja práctica que se creía sería superada.
El director interino de la Itaipú, Gustavo Codas, ordenó ascensos y millonarios aumentos salariales para los funcionarios de la entidad que colaboraron para la campaña presidencial de Fernando Lugo. Algunos de los jugosos aumentos llegaron incluso a triplicarse.

Desde que asumió el cargo Codas, asumieron más de 100 nuevos funcionarios a cambio de favores políticos.

En contrapartida para los adversarios políticos, como los ex aliados del luguismo del EPP, el gobierno sólo ofrece tortura y ejecución extrajudicial, y en este caso, bajo la experta supervisión de los herederos de Massera, Videla, y su proceso de Reorganización Nacional.

Noticias relacionadas

Otra lectura de los efectos de la moción de censura

“Cuando los políticos olvidan que la política es un servicio y creen que es sólo una profesión, ha llegado el momento de echarlos” Francisco Rubiales Moreno

Un incesante regreso a recomenzar

“La leyenda del mundo se surte de aquello que hubiera sido evitable”

Gracias, Francisco

Con “amor y temblor” recojo esta buena noticia de hoy

¡Hasta aquí hemos llegado!

​Como se ha comprobado, la Unión Europea no quiere entre los socios de su club a quienes ponen en peligro las libertades, proponen reformas que desvirtúan la independencia de los poderes del Estado

No pensar demasiado

Un poema de Aurora Peregrina Varela
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris