Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Levántate contra la pobreza

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
martes, 26 de octubre de 2010, 14:30 h (CET)
En África los hambrientos quieren lo de los acaudalados. Los números en el continente africano siguen siendo alarmantes, según la revista Frontera: “El 20% de los más ricos de la población, casi todos blancos, acapara el 60% de la riqueza del país. El salario medio anual de un trabajador negro apenas supera los 1.000 euros, mientras que el de un blanco se acerca a los 7.000. El 24% de los hogares carece de agua corriente y un 20% de electricidad. Con más de la mitad de los jóvenes en paro, los índices de criminalidad son también espectaculares: hay un asesinato cada 45 segundos y una violación cada 30 segundos”. Sudáfrica es el país con mayores diferencias sociales de la tierra. “La desnudez del mundo indigente podría ser vestida con los adornos sobrantes de los vanidosos”, afirma Goldsmith.

Por otra parte, los 2.700 millones de mortales, el 40% de los ciudadanos del mundo, vegetan en un estado de miseria. De ellos, 1.600 millones subsisten con 1,25 euros al día, y otros 1.100 millones de aborígenes coexisten en una situación de indigencia extrema, con menos de 0,79 euros al día. Esta situación nos lleva a que 35.000 seres humanos sucumben de gazuza cada día.

Para terminar con esta disparidad económica, se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza dentro de la Semana de Movilización contra este cruel problema. Se lanzará una campaña publicitaria, promovida por Naciones Unidas, bajo el eslogan; “Levántate contra la pobreza”, que se llevará a cabo en 100 países y que aconseja el alzamiento de todos para terminar con la indigencia, antes del año 2015. Entre las metas de esta acción figura; la aniquilación de la pobreza extrema, la disminución de la mortandad de los seres indefensos e inocentes y que la educación primaria y la atención hospitalaria sean para todo el mundo. Estos son algunos de los objetivos para el desarrollo del milenio de Naciones Unidas.

No podemos olvidar que lo que sobra a los opulentos es patrimonio de los indigentes.

Noticias relacionadas

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris