Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Marina de Acre

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 8 de octubre de 2010, 06:43 h (CET)
La candidata Marina Silva obtuvo el quinto de los votos en las presidenciales brasileras. Pese a que tal caudal electoral no le calificó para entrar en la segunda vuelta, su poder de influir éstas y quien sea el nuevo mandatario de Brasilia va a ser importante.

Ella se ha convertido en la primera mujer nacida en la cuenca del río de las amazonas en bordear los 20 millones de votos.

Lo que Marina obtuvo en la primera ronda brasilera es un monto de votos superior al de la suma de lo que en el primer turno sacaron los actuales presidentes de las 4 repúblicas del Amazonas occidental: Evo Morales (2.943.209 votos en 2009), Alan García (2.985.858 en 2006), Rafael Correa (3.584.236 en 2009) y Juan Manuel Santos (6.802.043 en 2010).

Marina es morena, al igual que 3 de cada 4 personas de su natal Acre, uno de los 3 Estados menos poblados de los 26 que componen al gigante brasilero.

Otras celebridades de Acre son el asesinado ecologista Chico Mendes y Gloria Pérez, la primera mujer gobernadora que haya tenido Brasil.

La cuna de Marina es la región con status de Estado que está más alejada del mar a nivel de toda Sud y Centro América. Para navegar desde Acre al Atlántico hay que recorrer unos 5,000 kilómetros partiendo del Purús (uno de los dos mayores afluentes del Amazonas).

Si el triángulo marino norteamericano de las Bermudas es famoso por ser una zona de desastres naturales, el triángulo invertido del gran Acre de Marina es una zona de desastres ecológicos debido a la tala de sus bosques, lo que genera su principal actividad económica. También fue un centro de conflictos entre Perú, Bolivia y Brasil.

Ese territorio nunca fue parte del imperio portugués y durante la colonia fue gobernada por los españoles ya sea desde Lima o Chuquisaca (Sucre). En el siglo XIX tanto Perú como Bolivia se reclamaban todo o parte de éste. Entre los 1860s e inicios de los 1900s el grueso del gran Acre acabó en manos brasileras.

La acreana Marina ha logrado lo que ninguna otra persona nacida en lo que fuera territorio peruano o boliviano ha conseguido: sobrepasar los 10 millones de votos.

La patria sin mar de Marina en un momento llegó a ser la única república independiente 100% amazónica. En 1899 se produjo la “revolución acreana” que proclamó su separación de Bolivia y la fundación del “Estado independiente de Acre, Purús y Yaco”. Si este Estado, que fue absorbido por Brasil en 1903, el mismo año en que nació la última republica latinoamericana (Panamá), se hubiese mantenido con todo el territorio que inicialmente reclamó éste tendría una superficie mayor a la de 26 de los actuales 35 países independientes americanos.

El líder de tal “revolución” fue el español Luis Gálvez Rodríguez de Árias, quien acabó en una cárcel brasileña.

Entonces en Acre vivían 30,000 personas (casi todos siringueros brasileros, aunque había varios refugiados españoles que habían huido de Cuba tras que en 1898 EEUU les expulsó de allí). En un siglo su población ha crecido más de 20 veces hasta contar con 700,000 habitantes.

El actual Estado de Acre, si bien mantiene una bandera similar a la de aquella república independiente, posee un territorio de 152,581 kms2, que equivale a menos de la mitad de los más de 350,000 kms2 que entre 1877 y 1903 Bolivia cedió al Brasil.

Además, poco después de ello Bolivia aceptó la soberanía del Perú en la región de Purús (250,000 kms2) que llegó a reclamar y que comprende la margen oeste de los ríos Ucayali-Urubamba. El Acre que se mantuvo en Bolivia fue rebautizado como departamento de Pando, en honor al presidente y general que perdió la guerra ante Brasil y se quedó con el Yaco. Mientras hoy el departamento de Pando, que comprende a gran parte de lo que fue el Acre boliviano, fue bautizado así por el presidente y general que se peleó en esa guerra, el nombre de la capital de Acre (Río Branco) es el apellido del canciller brasilero quien logró la anexión.

La historia de Acre recuerda el hecho de que el país americanos que a más repúblicas ha arrebatado territorios no es EEUU o Chile sino Brasil, el mismo que ha sido el único que libró una guerra de exterminio contra otra república (la que en 1864-70 aniquiló a más del 95% de los paraguayos varones). También genera el constante temor en Bolivia, la única nación de Occidente que ha perdido territorios ante todos sus 5 vecinos, que el regionalismo oriental “camba” pudiese acabar con similar destino.

Antes Acre fue la manzana de la discordia acre que produjo una acre disputa entre Brasil y 2 de países. Hoy una acreana es, más bien, la manzana que deben cortejar acremente los 2 candidatos que quieren gobernar Brasil.

Noticias relacionadas

¿Hijos del pasado o padres del futuro?

“Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás” John Kenneth Galbraith. Economista estadounidense

Personalismo

Poner el énfasis en la persona es lo característico del personalismo

¿Reaccionan los españoles obviando el tema catalán?

“La realidad es una esclava cuya obligación es obedecer” G. D’Annunzio

Criticismo liberador

La crítica saludable es el resultado de contrastar la realidad con la luz que irradia la Biblia

¿Es seguro que la tecnología esté al alcance de los niños?

Actualmente los riesgos se aceptan rápidamente con gusto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris