Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Un sueño americano

Kathleen Parker
Kathleen Parker
miércoles, 1 de septiembre de 2010, 10:17 h (CET)
NUEVA YORK - Agosto se redimió finalmente del histerismo ridículo con un suceso espontáneo y trascendente - el encuentro accidental de un tal Antoine Dodson, su hermana, su presunto violador y unos magos musicales que removieron esa reserva de salvación únicamente estadounidense - la irreverencia.

Voila, tenemos un nuevo triunfito, un icono fresco para distraernos de la monotonía de la locura y recordarnos que el humor es la mejor arma contra la ira o la angustia.

A aquellos que pueblan el universo alternativo conocido como Planeta Tierra, donde la vida es un proceso de interacciones tangibles y el tiempo se mide en función de la rotación de los planetas, el nombre de Antoine Dodson no les dirá nada. Hace un mes, se podría perdonar. Pocos más allá de su vivienda de protección social de Huntsville, Ala., le conocían. Pero eso era entonces.

Hoy es un fenómeno -- de la clase que sólo puede suceder en el mundo de la publicidad viral y las redes sociales. Google encuentra más de 7 millones de páginas. YouTube ofrece un universo de informativos y remezclas musicales protagonizadas por el Nuevo Favorito de todo el mundo.

Al menos durante un tiempo, conocer a Dodson será quererlo.

Su meteórica carrera a la celebridad empezó con una noticia de sucesos sin ninguna gracia, cuando un hombre trepó a la ventana del dormitorio -- y luego a la cama -- de Kelly, la hermana de 22 años de Dodson, y trató de violarla. Cuando Dodson escuchó gritar a su hermana, corrió a su dormitorio y se enfrentó a su atacante, que logró escapar.

Luego llegó la policía, las cámaras -- y la ya célebre interpretación de Dodson.

En ocasiones desconocemos quiénes somos o de qué estamos hechos hasta que las circunstancias nos empujan. Los tsunamis y los huracanes sacan a los héroes a la luz y dejan en evidencia a los monstruos. Un presunto violador y un equipo de televisión sacaron a la luz la indignación hermosa y, sí, hilarante de un hermano en mitad de su momento Howard Beale.

Las palabras no hacen justicia a la interpretación de Dodson. Simplemente hay que verla. Y luego tiene que ver la mezcla que hacen los Gregory Brothers, famosos por crear vídeos musicales de propagación viral, los cortos "auto-tuning" en especial.

A pesar de la seriedad del suceso, es imposible mantener el gesto impasible mientras Dodson se despacha contra el atacante de su hermana, bandana roja y pasiones encendidas. Un extracto tendrá que bastar:

"Obviamente, tenemos un violador en Lincoln Park. Se subirá a su ventana, despertará a su familia, intentando violarla; así que esconded a vuestros hijos, ocultad a vuestra esposa y ocultad a vuestro marido, porque aquí están violando a todo el mundo... Os buscamos. Os vamos a encontrar. Que lo sepáis. Así que puedes correr y decirlo, amiguito".

Hay que decir que hay que verlo. Nadie se ríe de lo sucedido, y Dodson y su hermana menos. Pero los dos admiten reírse -- sin parar de hacer caja -- por lo que ha sucedido desde entonces. Con la ayuda del sello Gregory Brothers y ese duende que hace que un momento se convierta en un movimiento, a Dodson le han llovido limones y ha abierto un puesto de limonada.

A través de Facebook, Twitter y un botón de PayPal, la recaudación de lo cual reparte con los músicos, Dodson ha ganado el dinero suficiente para sacar a su familia de los barrios deprimidos. Así que puedes correr y decirlo, amiguito.

No es precisamente una historia a lo Horatio Alger, cuyos relatos hablaban de cómo chicos sin suerte podían hacerse con el Sueño Americano de riqueza y éxito a través del trabajo duro, la determinación y el valor. Dodson sí mostró valor cuando salvó a su hermana de la violación, pero su momento de gloria fue exactamente eso. Un momento, casual y gratuito.

Tal es el nuevo mecanismo del Sueño Americano. La riqueza y la fama son valoradas por encima del trabajo duro y los logros ganados duramente. En una fantasía parecida hecha realidad, las redes sociales han convertido en multimillonarios a gente de veintitantos años.

La fortuna de Dodson, aunque modesta en comparación, es no obstante gratificante. No le envidiamos su momento de fama porque, entre otras cosas, nos hizo reír. También expresó una indignación que la mayoría siente pero no manifiesta. Finalmente, a algún nivel, todos reconocemos que la suerte tiene mucho que ver con la reivindicación del sueño por parte de cualquiera.

Dodson y familia no tenían mucha suerte cuando algún imbécil trepó hasta esa ventana. La historia de Antoine Dodson es un cuento de hadas tecnológico en el que el malo es la comidilla nacional; el hermano que salva a su hermana es un héroe y se hace rico; y los Gregory Brothers son un alegre grupo de bromistas musicales que nos hicieron reír a todos.

Estas cosas sólo pasan en América.
Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris