Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El cura futbolero y la intromisión de EEUU en Paraguay

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
miércoles, 30 de junio de 2010, 06:09 h (CET)
Es conocido el dicho marxista de que la religión es el opio de los pueblos, pero en el caso del cura futbolero Fernando Lugo, la fe ha dejado paso a la pasión por los resultados que se producen en la Copa del Mundo de Sudáfrica.

Hábil usurpador de méritos ajenos, Lugo ha logrado en complicidad con su prensa adicta embanderarse con los éxitos que hasta ahora acompañan a los futbolistas paraguayos en el país de Mandela.

Cruzando el Atlántico, sin embargo, las cosas están muy lejos de mejorar.

EN LAS GARRAS DEL TIO SAM
La intromisión de EEUU en asuntos internos del Paraguay se ha convertido en una costumbre con el advenimiento al poder del cura Fernando Lugo.

En ese contexto, la embajadora Liliana Ayalde habló de la "ausencia del Estado en el Norte" y expresó que EE.UU. quiere "institucionalidad" en Paraguay. Dice que seguirán los ejercicios "cívico-humanitarios" de la soldadesca yanqui en Paraguay sin importar que las zonas elegidas sean conflictivas o no.

"Queremos apoyar al Gobierno en este caso al Ejército Paraguayo. Si eligen una zona conflictiva allí estaremos”, reconoció la embajadora Ayalde.

Explicó que los ejercicios incluyen "trabajo conjunto con militares paraguayos, capacitación, planificación".

El presidente Lugo reinstaura “la cultura militarista”, “la tortura a campesinos” y “ha conseguido desmovilizar a la sociedad”, según afirma el dirigente social Orlando Castillo.

El mismo sostiene que un ejemplo claro de la remilitarización de la sociedad paraguaya es la promulgación la semana pasada de la Ley 4013 que “Reglamenta el ejercicio del derecho a la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio y establece el servicio sustitutivo al mismo, en beneficio de la población civil”.

Castillo destaca que la promulgación de la legislación, cuestionada por los objetores de conciencia, se da en el marco de un pacto con sectores de la derecha, como los colorados y oviedistas.

Puntualiza que uno de los elementos de la regresión y traición de Lugo a los sectores populares está la denuncia de torturas a campesinos de entre 15 y 62 años presentada el 25 de junio último por la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy). “La derecha se ha jugado de manera clara a no perder sus beneficios, y a lograr por medio de la ruptura de las bases sociales del Presidente, que no se lleven a cabo reformas de fondo, y lastimosamente Lugo ha caído en el juego o ha sido el que ha propuesto el mismo juego, esa nebulosa siempre está presente”, concluye Castillo.

HAZ LO QUE YO DIGO
Evidentemente, haz lo que yo digo pero no lo que hago es el lema de nuestro héroe ensotanado, hoy disfrazado de estadista por obra y gracia de la prensa venal y la izquierda chanta y clerofascista.

Dicen que la distracción es la mejor cura para los problemas cotidianos, y el fútbol es sin duda lo que hoy ha permitido al cura rehuir explicaciones sobre deshonrosos pactos con la ultraderecha, intromisión de EEUU y Colombia en asuntos internos de Paraguay, entre otras contradicciones de nuestro siempre polémico personaje.

A propósito, este documento emitido por el PT de Paraguay intenta sustraerse de la evasión:

PT ACUSA: FERNANDO LUGO CLAUDICA ANTE LA "ROSCA MAFIOSA"

Grosero pacto Lugo-Nicanor-Oviedo en el Congreso. ¿Qué pasó con la “rosca mafiosa” y el golpismo oviedista?

Desde su aparición en la escena política nacional, el ex obispo Fernando Lugo despertó un legítimo sentimiento de esperanza en la mayoría del pueblo, que le hizo depositario de su confianza tras más de 60 años de azote colorado.

Lugo se presentó como algo “distinto”, como una opción “de cambio”, como parte de “lo nuevo” en contra de “lo viejo”.

Las principales dirigencias sociales y de izquierda, prontamente, comenzaron a predicar a las masas que se debía apoyar la candidatura de Lugo para así lograr “la alternancia”, primera e ineludible condición para derrotar a la “rosca mafiosa” y “democratizar” al país….para “abrir las compuertas”. Lugo Méndez fue declarado por la izquierda, ni más ni menos, como el “primer paso al socialismo”.

A casi dos años de gobierno, Lugo traicionó toda esa esperanza y confianza que le depositó nuestro sufrido pueblo trabajador. No solo se alió desde el inicio al PLRA y gobernó para los ricos, sino que ha hecho todo tipo de concesiones y pactos con la ANR y con el fascista y criminal oviedismo.

La cocinada
Fruto de otra nueva transa con Nicanor y Oviedo fue la elección del senador nicanorista Óscar González Daher a la presidencia del Congreso. Un liberal, Robert Acevedo y el “compañero” Sixto Pereira, de Tekojoja, quedaron como vicepresidentes tras la componenda. Similar pacto llevó a la presidencia en diputados al colorado Víctor Bogado (devuelva lo robado).

La ANR, de la mano de Lugo, retorna así después de años a la presidencia del Congreso.

Además de la mesa directiva, se cocinaron otros importantes cargos como la Fiscalía general, y vacancia en el TSJE, la Contraloría y la Corte Suprema de Justicia. Lugo también asegura comisiones estratégicas dentro del Congreso, como la Comisión de Asuntos Constitucionales, por donde pasan todos los estudios sobre un posible juicio político. Sin dudas, el pacto apunta a la “gobernabilidad” y el juicio político se aleja por el momento.

Un sapo difícil de tragar
Con certeza que a muchos compañeros y compañeras honestas y luchadoras, que aun depositan confianza política en la figura de Lugo, esto les resulte difícil digerir. Por demás entendible ¿Dónde quedó para Lugo la “rosca mafiosa”? ¿Es con los colorados y oviedistas como aliados que pretende hacer avanzar el “proceso de cambios” o realizar “el primer paso al socialismo”?

De la misma forma, habrá resultado un sapo muy difícil de tragar cuando, semanas atrás, se vio a Lugo sentado en el mismísimo sillón de la presidencia de la nefasta junta de gobierno del Partido Colorado clamando el apoyo de Lilian Samaniego, Alfredo "Goli" Stroessner, Calé Galaverna o Blanca Ovelar para su proyecto de la tan mentada Reforma del Estado, conocida medida dictada por organismos de crédito imperialistas.

O cuando acudió con bombos y platillos a la sede del UNACE y fue, como aquella vez en la prisión militar de Viñas Cue, nuevamente plantado por Oviedo. En esta ocasión, el “compañero” Lugo, en una señal de desesperación política lindante con la humillación, reaccionó ante el desplante capitulando aún más al Pinochet paraguayo al negar haberlo acusado al criminal de Oviedo de “conspirador”. Luego fue al PLRA y se tragó todas las criticas del los franquistas…Y así es posible seguir…

Lugo se postra ante la derecha
Frente a estas concesiones groseras del presidente a la derecha rancia y golpista, la mayoría de la izquierda, sobre todo la agrupada en el denominado Espacio Unitario-Frente Guasu, se pasa denunciando cualquier tipo de crítica al gobierno de Lugo como parte de un “juego a la derecha”. Sin embargo, se demuestra una y otra vez que quien hace el juego a la derecha es el propio Lugo, que se desvive por complacer y co-gobernar con los verdugos y enemigos declarados del pueblo trabajador.

Esto es así porque entre la derecha tradicional y el gobierno de Lugo no existen diferencias de fondo, estratégicas, en cuanto a mantener el mismo sistema de explotación y opresión capitalista para el país y la consecuente dominación del imperialismo. Esto, por supuesto, no implica que entre ambas facciones burguesas no existan choques reales y duros por tajadas de poder y control estatal.

Corresponde a las masas trabajadoras del campo y la ciudad, con renovadas dirigencias, abrir paso hacia la construcción de una alternativa a la izquierda del luguismo. Un espacio que se oponga tanto al gobierno como a la derecha tradicional y que sea un verdadero instrumento de lucha directa por nuestros derechos.

Comité Ejecutivo. Asunción, 27 de junio de 2010.

Noticias relacionadas

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo

Hay que parar los discursos de odio.

Vivimos tiempos repelentes, donde nadie escucha al corazón y el corazón es nuestra gnosis

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris