Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La policía del cura y la modista de la guerrilla

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
lunes, 21 de junio de 2010, 03:22 h (CET)
Dijo Chamfort que el cambio de moda es el impuesto que la industria del pobre carga sobre la vanidad del rico, y en el caso del Paraguay, el impuesto ha estado incluido con el mismo cambio, este último promocionado por la izquierda chanta y clerofascista que hoy ha convertido al Paraguay en un país donde se persigue a la guerrilla por ir a la moda.

Un nuevo fracaso del gobierno arzobispal del cura Fernando Lugo y su policía se dio el fin de semana en Paraguay, cuando tras ser nuevamente burlados por la guerrilla, los representantes del gobierno incluso recibieron muestras de repudio ciudadano en sus apariciones públicas.

El lamentable saldo fue el de dos jóvenes policías muertos y ningún miembro importante de la banda criminal caído ni arrestado. El ministro del Interior, Rafael Filizzola, estuvo en la zona y dijo que la maniobra continúa, pero está claro que los autodenominados guerrilleros ya lograron burlar el cerco policial, dejando como recuerdo a las “fuerzas del orden” sus conocidas caras en fotografías.

Una de las pocas capturadas es quien , según la extraña versión oficial, se encarga de que la guerrilla del EPP lleve atuendos a la moda.

Domisiana Román es considerada por los investigadores como la modista del EPP, ya que en su domicilio fueron halladas varias evidencias de confecciones de ropas militares, una máquina de coser nueva adquirida de Lambaré el pasado 6 de junio de este año, por valor de G. 3.000.000. Una supuesta evidencia es la factura legal de la máquina de coser expedida a nombre de la mujer.

USANDO A POLICÍAS COMO CARNADA
Los principales críticos del operativo y del gobierno terminaron siendo las víctimas de la guerrilla, en muestra de hasta dónde ha caído la tan cacareada popularidad luguista.

Los familiares del suboficial de Policía Lilio Ramón Giménez (22), asesinado a tiros por miembros del EPP en Kurusu de Hierro, dijeron que se utilizan como carnadas a los efectivos que incursionan en los lugares peligrosos sin los elementos requeridos. Fue ayer durante el sepelio del citado agente en esta ciudad.

Centenares de personas acudieron ayer al entierro del suboficial Giménez. Sus familiares nuevamente responsabilizaron al presidente Fernando Lugo y al ministro del Interior, Rafael Filizzola, por lo El padre del suboficial Lilio Giménez, don Patricio Giménez, recriminó fuertemente contra las autoridades estatales.

El padre del fallecido habló durante el velorio de su hijo abatido en una emboscada tendida por el EPP en Kurusu de Hierro, afirmando que "Nuestro Gobierno es el bandido, ellos son los bandidos, ellos les van a fundir a los inocentes", dijo Patricio en conversación con un colega de Telefuturo, responsabilizando a los representantes del Gobierno de la muerte de los uniformados en una emboscada del grupo EPP, en la zona de Kurusu de Hierro, departamento de Concepción.

GOBIERNO DEL CURA FERNANDO LUGO SIGUE VIOLANDO DERECHOS HUMANOS

A cincuenta metros de la última casa allanada en la tarde del viernes en Kurusu de Hierro, Concepción, Víctor Ramón Cabrera Molinas denunció la violación de sus derechos humanos, al ser presuntamente agredido por los efectivos de la Fope, quienes llegaron a su humilde vivienda para registrar cualquier complicidad que pudiera haber tenido con el vecino registrado por los intervinientes.

“Apenas nos vio llegar con la camioneta hasta su casa”, Cabrera Molinas ya pregunta “si no éramos miembros de una comisión de los derechos humanos”. Cuando la respuesta fue “no” y que “sólo éramos trabajadores de prensa”, el poblador de Kurusu de Hierro empezó a detallar las acciones de los policías en su vivienda.

El campesino afirmó que sin previo aviso y al solo hecho de indicar que eran policías en la oscura noche ya empezaron a golpearlo. A pesar de que el denunciante no tenía rasgos visibles en su cuerpo de algún golpe, Cabrera Molinas señala que los policías sin leer una orden de allanamiento de su propiedad éstos ya comenzaron con las acusaciones de que eran colaboradores de las provisiones a los miembros del EPP.

“Nosotros no rechazamos lo que hacen ellos, pero tienen que llegar con respeto, porque nadie puede atropellar una casa ajena y empezar a agredir”, dijo el labriego. Luego, con un rostro apesadumbrado recuerda las últimas promesas electorales del actual presidente Fernando Lugo, de que bajo su gobierno la vida de todos los paraguayos iba ser sin distinción de clases y que se viviría en un Paraguay diferente al gobierno colorado. “Nos prometieron que el Paraguay iba a ver el cambio, que iban a terminar los atropellos, pero con este accionar de los policías se nota que ahora los pobres seguimos siendo nadie en nuestro país”, señala Cabrera Molinas.

Por su lado, Santiago Giménez, en cuya propiedad se produjo el enfrentamiento entre los policías y el EPP, también cuestionó que los efectivos de la FOPE operan en la noche sin previo aviso y sin orden de allanamiento.
Paralelamente, la diputada Olga Ferreira (PPQ) denunció ayer que existen casos de tortura en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional. Fue luego de entrevistarse con un aspirante a suboficial quien aseguró que fue castigado físicamente por su superior en más de una ocasión con un caño. La víctima afirmó que los golpes a los menos antiguos son una práctica normal en la institución.

“No me dejaron hablar en privado con el joven Alfredo Duarte, quien me dijo que fue golpeado con un caño en los pies, muslos y nalgas. Mi conversación con el aspirante fue en el patio, frente a sus superiores, y es por eso que no me pudo mostrar sus moretones. La víctima manifestó tener mucho temor a una represalia”, comentó la parlamentaria.

Ferreira, representante de la comisión de Derechos Humanos de Diputados, indicó que Duarte identificó como su agresor al oficial 2° Edgar Rolón. “El denunciante me dijo que fue golpeado por dos días de seguido, en este caso lunes y martes, por una supuesta indisciplina”, señaló.

CELOS, INTRIGAS Y DESCONCIERTO EN EL GOBIERNO LUGUISTA

Tres grupos pelean por su propio “plan” dentro del Gobierno luguista:
Hace dos semanas el presidente Lugo visitó a los partidos tradicionales para acercar un proyecto de innovación estructural del Poder Ejecutivo. Por su parte, el ministro de Hacienda, Dionisio Borda, destacó el plan estratégico económico y social (PEES) (2008-2013), porque alcanzará niveles de crecimiento económico y reducirá la pobreza. Mientras tanto, el jefe de Gabinete Civil, Miguel A. López Perito, asegura que el programa de “políticas públicas para el desarrollo social (PPDS)”, más conocido como el plan 2020, que él coordina, es el más completo y amplio de todos y que es la prioridad del Gobierno.

¿Cuántas hojas de rutas tiene este gobierno? se pregunta la prensa.

En tanto las interrogantes se suceden en las mismas páginas que ayer glorificaban al impoluto referente moral adscripto a la teología de la liberación, las muestras de repudio al único líder el cura con hijos no cesan. El líder del sindicato de funcionarios del Ministerio de Hacienda, Pedro Sánchez, acusó al Gobierno de realizar una campaña de "mentiras" para desprestigiar las reivindicaciones de los empleados estatales que podrían desencadenar una huelga del sector público.

En medio de estas protestas, algunos trabajadores imitaron la figura del presidente con un muñeco al que denominaron 'Lugo Kai' y que colgaron de una de las farolas de la capital para quemarlo. "La quema expresa el odio contra Lugo porque violó la Constitución y el derecho adquirido de los funcionarios estatales", dijo Coco Arce, uno de los representantes sindicales.

El objetivo de estas movilizaciones es que el Congreso desbloquee la tramitación de una ley para legalizar derechos laborales adquiridos pero vetados por el Cura, quien se decía de izquierda.

En tanto todo esto sucede, el tan mentado “cambio” –palabra puesta a la moda por los esbirros y gorilas del luguismo- sigue siendo buscado con lupa por la inmensa mayoría de los paraguayos. Tal vez la tardanza solo se deba a que, como dijera Unamuno, la moda no sea otra cosa que la monotonía en el cambio.

Noticias relacionadas

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo

Hay que parar los discursos de odio.

Vivimos tiempos repelentes, donde nadie escucha al corazón y el corazón es nuestra gnosis

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris