Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Diario de un español en crisis   Política   PSOE   -   Sección:   Opinión

Tres candidatos

Esta trilogía tendrá un final antes de llegar el verano, pero me temo que no será una paz definitiva sino un punto y seguido para comenzar nuevas batallas
Francisco Morales Lomas
lunes, 30 de enero de 2017, 00:21 h (CET)
Aunque hay una díscola que espera su momento, los otros dos han surgido de las cenizas de octubre. De aquel incendio que daban por extinto, pero lo ha avivado de nuevo Sánchez de la mano de Quico Toscano, ese alcalde de Dos Hermanas que le he salido como un forúnculo en el lagrimal de la presidenta. La candidata velada de Triana está dejándose querer y tira pero amaga, a cubierto, esperando el momento adecuado para dar el zarpazo. Mientras tanto Rubalcaba, el príncipe de las tinieblas, tildado por algunos como el nuevo Fouché español, trabaja de la mano del timonel Zapatero, el de la crisis que no existía. ¡Ay que joderse!

Esta trilogía tendrá un final antes de llegar el verano, pero me temo que no será una paz definitiva sino un punto y seguido para comenzar nuevas batallas. A los militantes del PSOE les va la marcha. Sabemos que a Felipe González le estuvo siempre segando la hierba Nicolás Redondo, que le montó una huelga general tras otra, y que ZP poseía a su vera un cónclave de roedores que le comían los zancajos. Siempre fue igual y siempre seguirá siendo, lex dura sed lex.

Aunque todas las señales apuntan a que la trianera presidenta de la Junta, doña Susana, será la que se lleve el gato al agua, las bases están díscolas y desabridas y la seguridad no la tiene nadie. Y Sánchez cuenta con una muleta bien tensada, Quico Toscano, que también se llama Sánchez de segundo apellido. Un alcalde para la eternidad. Desde 1983, Toscano es el alcalde de Zalamea de todas las batallas. Cuidado Susana con Quico.

¿Y qué decir de Patxi? ¿Patxi cree que su estrategia conduce a algo? Los que saben de esto te dicen que la división la tiene servida Susana entre las huestes que le son díscolas y cada vez tiene más claro que será la próxima secretaria general y aspirante a la presidencia del gobierno. Divide y vencerás. Tan fácil como eso. Si en octubre Patxi y Sánchez se besaban en los morros, ahora tendrán guerra sin cuartel. Una batalla que les hará zozobrar mientras Susana se presentará como la que une, la gran zurcidora. Ya dijo que había que coser el partido. Algunos lo de coser lo entendieron mal y piensan que es coserlos a puñaladas. Desde luego diversión habrá esta primavera. En España siempre hay alguna diversión. El año pasado tuvimos la diversión del sin gobierno, este la diversión del PSOE.

Mientras la crisis sigue haciendo mella y los jóvenes tienen que marcharse a otros países para poder seguir viviendo o vivir en este en la más absoluta pobreza. Vade Retro.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris