Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Debacle y bancarrota moral

Luís Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
miércoles, 2 de junio de 2010, 06:23 h (CET)
Nada mejor para definir el derrotero que ha seguido el cura Fernando Lugo desde su estruendosa aparición en la arena política que la palabra francesa Debacle, presentada internacionalmente con una novela de Émile Zola (La débâcle) sobre la calamitosa derrota francesa en la guerra franco prusiana de 1870.

De la misma manera que la realidad golpeó en Sedán los delirios imperiales del Segundo Imperio Francés, la bancarrota moral y fracaso del cura Fernando Lugo hundió a la izquierda chanta que publicitó a Lugo en la devaluación de su credibilidad.

UN MOROSO EN LA TRINCHERA DE LOS ACREEDORES

Dicen que las deudas, cuando son importantes, ya no pueden pagarse con dinero, y el aforismo se cumple para la cabeza del gobierno arzobispal del Paraguay.

A poco días que el cura con hijos Fernando Lugo vetara una ley que protege a pequeños deudores de grandes usureros, los paraguayos se desayunaron con que este engendro clerofascista promocionado por la izquierda chanta también era un gran moroso, que adeudaba incluso por los gastos de su campaña proselitista.

El presidente Fernando Lugo y el equipo de la Alianza Patriótica para el Cambio deben a una empresa internacional, según denunció el consultor portorriqueño Jorge Tirado, quien amenaza ahora con acciones legales para cobrar una deuda de US$ 99 mil. “Indigna la mala fé de Lugo y su grupo” denunció el acreedor a la prensa paraguaya.

No se trata, obviamente, de las únicas deudas con las cuales carga este obispo abusador de niñas pobres, adicto a las sirvientas para “todo uso” al que presentaron como paladín de la ética voces conjuradas para disfrazar mentiras de verdades. Mentiras en las que hoy insiste una corte de lisonja que retrotrajo al Paraguay al medioevo oscurantista y el derecho de pernada.

DEUDAS VARIAS
Las deudas que nuestro héroe el cura con hijos tiene con la ética son incontables, pero basta mencionar los graves hechos de corrupción que su gobierno ya ha perpetrado en instituciones como la Secretaría de Acción Social, la SEN, DINATRAN, PETROPAR, INDERT,etc. Estas deudas con la ética son también deudas con su propia iglesia, cuya vapuleada imagen contribuyó a ensombrecer con las denuncias de sus mujeres abusadas, sexualmente y en su buena fe.
De las deudas con sus diferentes familias, cedemos la palabra a sus mujeres, que hoy ocupan espacios en la prensa reclamando sus derechos y por su dignidad hollada.
“Que viajen ellos” había sido uno de los más difundidos slogans de la falaz campaña proselitista del cura con hijos, refiriéndose a los exiliados económicos paraguayos que según prometían, volverían al Paraguay floreciente gobernado por el cura. A dos años de encontrarse en el gobierno Lugo, el éxodo de paraguayos se ha incrementado varias veces y en número de paraguayos en los cordones de pobreza que atenazan la capital argentina, Buenos Aires, se han triplicado en pocos meses, asimilando a quienes regresan de Europa empujados por la agudización de la crisis económica y agudización de la xenofobia en Europa.
El cura y su entorno, entretanto, siguen con la vista fija en los placeres refinados y las cuentas bancarias, los amigos siguen facturando sumas siderales por graciosa concesión del gobierno arzobispal.
Como toda estrella lanzada al mercado por la publicidad mediática, Lugo tuvo sus quince minutos de gloria en abril de 2008, gloria que pronto acabo sepultada por los bochornos, el fracaso y la ignominia.
Como si nadie jamás pudiera contradecir ni reclamar nada, Lugo fue presentado por los medios como impoluto Referente de la Teología de la Liberación enfrentado a la Iglesia Católica., un Asceta y monje que renunció a su iglesia por la patria
Integrante de la izquierda bolivariana y anti-imperialista, Numen de Moralidad y personaje impoluto, Luchador contra la corrupción., un hombre recto y pacífico, Predestinado para operar un cambio en la imagen del Paraguay en el mundo.
De todas estas cartas de presentación, hoy ya nadie se hace cargo.
Nada de ello resultó ser cierto, por supuesto, pues como dice un viejo refrán, la moral nace en la mente y muere en la palabra, sobre todo cuando se trata de un cura libertino que si de algo se abstuvo siempre, fue de predicar con el ejemplo.
Hoy el mismo diario ABC color, el cual publicitó apasionadamente a Lugo, hace todo lo posible por desmarcarse del cura. La BBC de Londres, harta de corresponsables sobornados por el gobierno arzobispal, decidió comisionar a una enviada especial en procura de un informe solvente y objetivo sobre lo que sucede en Paraguay.
Personajes que saturaron los oídos del electorado con la palabra “cambio”, acabaron siendo una defectuosa copia del continuismo y el más parecido a la dictadura de Stroessner entre todos los gobiernos que se sucedieron desde la caída del tirano en 1989.
El izquierdismo cipayo de Lugo no ha tenido inhibiciones para declarar estado de sitio en vastas áreas del Paraguay, atentar contra la libertad de pensamiento las personas, torturar y reprimir con el mismo entusiasmo que los déspotas del pasado.
También ha convocado a represores colombianos y norteamericanos, y favorecido todos los reclamos de la oligarquía sin titubear.
Poco se hizo con estas y otras medias por desembarazar al Paraguay de la opresión imperialista que sigue padeciendo a varias bocas, traducida en una maraña de leyes, instituciones y políticas disfrazadas de progresistas.
A pesar de toda esta realidad palpable, sigue vigente una cortina de mentiras que se montó con el ánimo de confundir a la izquierda y lograr, al decir de Antonio Machado, hacerla incapaz de acertar la mano con la herida.
Al servicio de ello se han puestos las prebendas y las condecoraciones oficiales a modo de soborno, y también el aplauso comprado.
Y mientras se sigue sonriendo al cura, los únicos capitales invertidos en el Paraguay siguen siendo los sobornos que la embajada de Estados Unidos distribuye entre los funcionarios del gobierno.
La deuda con la historia sigue incólume, y acrecentando intereses en el Paraguay.

EL PEOR DE TODOS
“Desde tu exilio voluntario /la nostalgia sigue de primer ministro” dice una música del cantautor popular Ricardo Arjona, que bien podría dedicar su balada al cura-presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quien desde su llegada al gobierno no ha hecho otra cosa que viajar.
“Confieso que la paso mal /y no se como puedo mantenerme en pie” es otro párrafo que el cantautor guatemalteco de música pop y baladas parece haber escrito inspirado en la realidad del cura con hijos, quien en la última reunión del UNASUR llegó a decir que sólo el respaldo de los gobiernos amigos de la región lo mantiene atado a su silla.
La coyuntura se asemeja también a un párrafo de otra canción, con el mismo título, pero en este caso de Silvio Rodríguez, cuando dice: “Tocando fondo, como ir cantando,es algo hondo, que no anda esperando”.
Decía Anatole France que existe en todos nosotros un fondo de humanidad mucho menos variable de lo que se cree, y quienes pecando de poco realistas convirtieron al cura Fernando Lugo en una especie de figura sagrada del paganismo deberían haberlo tenido en cuenta.
La semana pasada su ídolo de barro fue distinguido con el deshonroso puesto del peor presidente de las Américas, por el Latinobarómetro, una de las fuentes que utilizaban cotidianamente para descalificar a los gobiernos anteriores.
Sin embargo, ahora la aceptación no es la misma, dado que varios personajes del gobierno arzobispal, como el ministro Humberto Blasco, aparecieron en la prensa descalificando las encuestas.
Obviamente, todo depende del cristal con el cual se mira.
Apenas ganadas las elecciones del 20 de abril del 2008 las huestes del obispo Fernando Lugo se lanzaron, en un golpe que se veía venir, como hordas bárbaras sobre las arcas del estado paraguayo, puestos prebendarios en la administración pública y licitaciones de entes binacionales.
El espectáculo resultó tan chocante que parecía recordar el saqueo de Roma del 6 de mayo de 1527, cuando el duque de Borbón, molesto porque el Papa Clemente VII se negaba a pagar los trescientos mil ducados que adeudaba a las tropas imperiales, ordenó a sus tropas lanzarse sobre los tesoros de la ciudad, incluido el propio palacio papal.
Invocar santas causas para emprender rapiñas no es una estrategia nueva, sobre todo cuando se trata de enviados de Dios. Basta recordar que la conquista de América al precio del genocidio indígena, realizada por los europeos durante el siglo XVI se hizo invocando sacra inspiración.
El defensor de los nativos Fray Bartolomé de las Casas atisbó que las estas causas santas en realidad habían muerto, y que “destruir tantas y tales infinito número de ánimas los cristianos han sido solamente por tener fin último el oro y henchirse de riquezas en muy breves días y subir a estados muy altos sin proporción a sus personas”.
Una explicación similar podría tentarse con respecto a la sangrienta riña se ha desatado en el seno de la Alianza de Movimientos que llevaron al poder al obispo Fernando Lugo, quienes invocaron las más puras y sagradas razones altruistas durante su campaña proselitista.
Hoy cada día trae una nueva tragedia de corrupción en el gobierno arzobispal, que van de la volatilización de rubros hasta falsificación de facturas.
La ex ministra de Educación Blanca Ovelar, por su parte, realizó graves denuncias contra el manejo de la cartera que ocupó en el anterior gobierno paraguayo por parte del actual secretario Luís Riart. "Cuando yo era ministra le contraté (a Luis Alberto Riart) como consultor; sin embargo, le echó a todos los colorados, y una de las primeras que echó fue a mi hermana, que entró por concurso y que entró siete años antes de que yo fuera ministra, y que al asumir yo, no significó un aumento de salario para ella", se quejó.
Aseguró que varios docentes colorados fueron insultados por Riart, tras haber ordenado la destitución de 200 magisters en Educación que habían accedido a puestos estatales a través de concursos. Se hizo concurso público para mandar a estudiar afuera a 200 magisters en Educación. Todos esos magisters que estaban en función pública fueron sacados, se les barrió a todos., denunció.
Los responsables de la educación siguen viajando, pero no ya para instruírse sino para encuentros secretos con amantes en el exterior, y aunque el cura-presidente se lleva las palmas, fuentes bonaerenses señalan que el ministro de Educación Luís A. Riart no se queda atrás, en lo que a encuentros furtivos en Buenos Aires se refiere.

SATIRIZANDO LA INCOHERENCIA
En tanto la corrupción del gobierno del cura Fernando Lugo alcanza límites inimaginables, con los casos de la SEN, la SAS, Petropar, etc, la política represiva del cura hacia sus mismas bases sociales ha despertado la burla de amplios sectores de la ciudadanía.
La pintatas que aluden a la política internacional claudicante de Lugo han ganado las calles de la capital paraguaya, Asunción. Ver URL:

http://f17digital.blogspot.com/2010/05/ridiculizan-servilismo-de-fernando-lugo.html

La imagen es elocuente, y hace alusión a la adhesión del cura Lugo y su ministro Rafael Filizzola al Plan Colombia y su alianza con el narco-para-militar colombiano Alvaro Uribe.
El continuismo del sometimiento a los dictados del norte, ahora a través del principal representante de las políticas más retrógradas del imperio en Sudamérica, el colombiano Alvaro Uribe, constituye otra deuda más con la historia con la cual cargará el gobierno en el cual tantos paraguayos ingenuos depositaron su engañosa esperanza.
Lejos de todos, y sobre todo de la realidad, tal vez el cura con hijos hoy pueda entonar con Arjona unas estrofas a tono con la vida disipada que hoy lleva:
Este es el himno nacional /y por bandera tengo tu tanga café/confieso que la paso mal /y no se como puedo mantenerme en pie.

MORALISTAS RUMBO A LA BANCARROTA MORAL
La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua, escribió Miguel de Cervantes, y el aforismo quedó fehacientemente comprobado con el advenimiento a la política del cura con hijos Fernando Lugo, presidente del Paraguay por obra y gracia del pensamiento mágico, la tradición machista y autoritaria y la propaganda de la izquierda chanta.
En su famosa obra “El Píncipe” Maquiavelo habla del rey católico Fernando de Aragón como un personaje que “alegando siempre el pretexto de la religión, recurrió a una devota crueldad para poder llevar a efecto sus mayores hazañas”.
Maquiavelo utiliza como paradigma de gobernante inescrupuloso al rey que financió los viajes de Cristóbal Cólon, quien a su vez fue un antecesor de los políticos paraguayosque impulsaron la candidatura del cura Lugo, dado que falsificó sus mapas, no sabía donde iba y viajaba por cuenta del gobierno.
El mismo autor cuyo apellido acabó convertido en sinónimo de inescrupulosidad política no fue menos amable en la misma obra con el Papa Alejandro VI, quien generosamente regaló un continente a sus correligionarios de Castilla y Aragón: “Alejandro VI- escribió- siempre encontró medios para engañar a los hombres, y no hizo otra cosa. No existió nunca un hombre que con mayores juramentos afirmara una cosa, y al mismo tiempo sea el que menos los observara. Mostró cuanto puede prevalecer un Papa con el dinero y la Fuerza”.
Los mismos medios y fines caracterizaron al proselitismo y la gestión del cura Fernando Lugo, con quien la tentación de refugiarse en lo corporativo reapareció a la vuelta de la esquina, en el seno de un gobierno que aunque saludado como un avance “progresista”, retrotrajo a una sociedad ya de por sí conservadora a nefastas etapas oscurantistas de la historia.

MORALISTA AL TIMÓN, RUMBO A LA BANCARROTA MORAL .

De haber llevado al Paraguay a la bancarrota moral acusa al cura Fernando Lugo un importante diario paraguayo en su espacio editorial. Ver URL:

http://www.diariovanguardia.com.py/detalle_articulo.php?id_contenido=29473

Pese a las promesas de que el gobierno de Fernando Lugo impondría la honestidad y la eficiencia en el manejo de la cosa pública, la realidad dice otra cosa muy diferente(…) La corrupción, la ineficiencia y la incompetencia siguen enseñoreándose como una sombra oscura sobre todo el ámbito público.
Funcionarios, parlamentarios y políticos en puestos claves siguen practicando nepotismo sin rubor y ninguna consecuencia. Los directores de las binacionales, tanto los que se fueron como los actuales, se caracterizan en ubicar estratégicamente a la parentela de la “corona” afirma, entre otras amargas acusaciones el editorial. Opiniones parecidas, con diferentes matices, saturan toda la prensa paraguaya que otrora cantó loas al fraudulento “obispo de los pobres”.
De la miseria moral a la material sólo hay un paso, y más breve y estrecho que el de Magallanes.
Las imagenes de excluidos en las calles se han vuelto una postal cada vez más consuetudinaria en Asunción, capital del Paraguay, desde la llegada al poder del cura con hijos Fernando Lugo.
En forma paralela, la huelga de transportistas se ha desatado, por la codicia de funcionarios del gobierno arzobispal que se disputan las ganancias de las líneas terrestres, en tanto los estatales se aprestan para hacer vivir al país jornadas aún más incómodas.
Lo que se dice un desastre completo, un cura improvisado como estadista por falsarios y embaucadores ideólogicos, que asaltaron las arcas del estado subidos a un engendro clero-fascista, en complicidad con la izquierda falsificada en las mismas dependencias de la embajada norteamericana.. El escandaloso uso populista de la religión también intento incrustarse en el Paraguay con el ascenso al poder de un fraudulento referente moral . Como si fuera una cuestión de estado, la simbología religiosa intentó estar presente en todos los actos del gobierno, y ocasionalmente el clérigo-presidente subió a un púlpito para realizar sus discursos, pero los escándalos hiceron a los falsarios caer de bruces sobre la realidad. La manipulación política de la religión por el cura Fernando Lugo, cuyo discurso moralista acabó jugándole en contra, terminó como otros casos similares en distintas épocas, desde las teocracias tribales a la revolución islámica y los talibanes o la administración Bush.

El crimen de los embaucadores tuvo su justo castigo en los infiernos del bochorno global. Desventurados quienes no conocen la historia, pues deben repetir sus desgracias.

Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris