Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Pluralismo social

Javier Úbeda Ibáñez
Javier Úbeda
domingo, 30 de mayo de 2010, 23:03 h (CET)
Es frecuente leer que el pluralismo es no sólo el rasgo típico de la sociedad actual, sino también su más valioso fundamento, expresión acabada de la libertad y de la democracia.

El pluralismo, en efecto, es consecuencia de la libertad del hombre y, por tanto, participa de su grandeza y de su miseria. La libertad del hombre puede ser utilizada para el bien y para el mal, pero la posibilidad de que el hombre actúe mal no es sino el testimonio de que nuestra libertad es defectible porque somos creaturas.

Del mismo modo que hay una libertad mal empleada, existe también un pluralismo desenfocado, fruto de la diversidad de aspectos bajo los que el mal puede llegar a seducir al hombre. Bajo la bandera del pluralismo no se puede permitir todo: nadie que sea honrado puede aceptar que se dé libertad para defender la droga, los secuestros, y todo tipo de crímenes e inmoralidades. El límite del pluralismo es el límite de la libertad: la ley natural, común a todos los hombres, ley que no limita, sino que señala e ilumina el camino que conduce a nuestro último fin.

El pluralismo desenfocado no es síntoma de libertad, sino de enfermedad de la libertad. Y las enfermedades se deben curar; querer cultivarlas y propagarlas no es propio de personas cuerdas. No es tampoco exigencia de democracia, pues conduciría a afirmar que la democracia es la causa de la corrupción social, pues la vida democrática de los pueblos puede desarrollarse dentro de la ley natural, fomentando así el bien común.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris