Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El Obispo toca fondo

Luís Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 27 de mayo de 2010, 07:59 h (CET)
“Desde tu exilio voluntario /la nostalgia sigue de primer ministro” dice una música del cantautor popular Ricardo Arjona, que bien podría dedicar su balada al cura-presidente de Paraguay, Fernando Lugo, quien desde su llegada al gobierno no ha hecho otra cosa que viajar.

“Confieso que la paso mal /y no se como puedo mantenerme en pie” es otro párrafo que el cantautor guatemalteco de música pop y baladas parece haber escrito inspirado en la realidad del cura con hijos, quien en la última reunión del UNASUR llegó a decir que sólo el respaldo de los gobiernos amigos de la región lo mantiene atado a su silla.

La coyuntura se asemeja también a un párrafo de otra canción, con el mismo título, pero en este caso de Silvio Rodríguez, cuando dice: “Tocando fondo, como ir cantando,es algo hondo, que no anda esperando”.

DESDE EL OTRO LADO DEL CRISTAL
Decía Anatole France que existe en todos nosotros un fondo de humanidad mucho menos variable de lo que se cree, y quienes pecando de poco realistas convirtieron al cura Fernando Lugo en una especie de figura sagrada del paganismo deberían haberlo tenido en cuenta.

Esta semana su ídolo de barro fue distinguido con el deshonroso puesto del peor presidente de las Américas, por el Latinobarómetro, una de las fuentes que utilizaban cotidianamente para descalificar a los gobiernos anteriores.
Sin embargo, ahora la aceptación no es la misma, dado que varios personajes del gobierno arzobispal, como el ministro Humberto Blasco, aparecieron en la prensa descalificando las encuestas.

Obviamente, todo depende del cristal con el cual se mira.

Para conocer los méritos de Fernando Lugo para su "privilegiada" posición, el peor de las américas, pueden consultarse los artículos del sitio:

http://www.diariosigloxxi.com/firmas/luisaguerowagner

Apenas ganadas las elecciones del 20 de abril del 2008 las huestes del obispo Fernando Lugo se lanzaron, en un golpe que se veía venir, como hordas bárbaras sobre las arcas del estado paraguayo, puestos prebendarios en la administración pública y licitaciones de entes binacionales.

El espectáculo resultó tan chocante que parecía recordar el saqueo de Roma del 6 de mayo de 1527, cuando el duque de Borbón, molesto porque el Papa Clemente VII se negaba a pagar los trescientos mil ducados que adeudaba a las tropas imperiales, ordenó a sus tropas lanzarse sobre los tesoros de la ciudad, incluido el propio palacio papal.

Invocar santas causas para emprender rapiñas no es una estrategia nueva, sobre todo cuando se trata de enviados de Dios. Basta recordar que la conquista de América al precio del genocidio indígena, realizada por los europeos durante el siglo XVI se hizo invocando sacra inspiración.

El defensor de los nativos Fray Bartolomé de las Casas atisbó que las estas causas santas en realidad habían muerto, y que “destruir tantas y tales infinito número de ánimas los cristianos han sido solamente por tener fin último el oro y henchirse de riquezas en muy breves días y subir a estados muy altos sin proporción a sus personas”.

Una explicación similar podría tentarse con respecto a la sangrienta riña se ha desatado en el seno de la Alianza de Movimientos que llevaron al poder al obispo Fernando Lugo, quienes invocaron las más puras y sagradas razones altruistas durante su campaña proselitista.
Hoy cada día trae una nueva tragedia de corrupción en el gobierno arzobispal, que van de la volatilización de rubros hasta falsificación de facturas.

La ex ministra de Educación Blanca Ovelar, por su parte, realizó graves denuncias contra el manejo de la cartera que ocupó en el anterior gobierno paraguayo por parte del actual secretario Luís Riart. "Cuando yo era ministra le contraté (a Luis Alberto Riart) como consultor; sin embargo, le echó a todos los colorados, y una de las primeras que echó fue a mi hermana, que entró por concurso y que entró siete años antes de que yo fuera ministra, y que al asumir yo, no significó un aumento de salario para ella", se quejó.
Aseguró que varios docentes colorados fueron insultados por Riart, tras haber ordenado la destitución de 200 magisters en Educación que habían accedido a puestos estatales a través de concursos. Se hizo concurso público para mandar a estudiar afuera a 200 magisters en Educación. Todos esos magisters que estaban en función pública fueron sacados, se les barrió a todos. Nosotros, con nuestro esfuerzo, les mandamos a 200, y sin embargo, se les sacó y encima se burlan y dicen que no sirven para nada", denunció.
Los responsables de la educación siguen viajando, pero no ya para instruírse sino para encuentros secretos con amantes en el exterior, y aunque el cura-presidente se lleva las palmas, fuentes bonaerenses señalan que el ministro de Educación Luís A. Riart no se queda atrás, en lo que a encuentros furtivos en Buenos Aires se refiere.

SATIRIZANDO LA INCOHERENCIA
En tanto la corrupción del gobierno del cura Fernando Lugo alcanza límites inimaginables, con los casos de la SEN, la SAS, Petropar, etc, la política represiva del cura hacia sus mismas bases sociales ha despertado la burla de amplios sectores de la ciudadanía.

La pintatas que aluden a la política internacional claudicante de Lugo han ganado las calles de la capital paraguaya, Asunción. Ver URL:

http://f17digital.blogspot.com/2010/05/ridiculizan-servilismo-de-fernando-lugo.html

La imagen es elocuente, y hace alusión a la adhesión del cura Lugo y su ministro Rafael Filizzola al Plan Colombia y su alianza con el narco-para-militar colombiano Alvaro Uribe.

El continuismo del sometimiento a los dictados del norte, ahora a través del principal representante de las políticas más retrógradas del imperio en Sudamérica, el colombiano Alvaro Uribe, constituye otra deuda más con la historia con la cual cargará el gobierno en el cual tantos paraguayos ingenuos depositaron su engañosa esperanza.

Lejos de todos, y sobre todo de la realidad, tal vez el cura con hijos hoy pueda entonar con Arjona unas estrofas a tono con la vida disipada que hoy lleva:

Este es el himno nacional /y por bandera tengo tu tanga café/confieso que la paso mal /y no se como puedo mantenerme en pie.

Noticias relacionadas

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo

Hay que parar los discursos de odio.

Vivimos tiempos repelentes, donde nadie escucha al corazón y el corazón es nuestra gnosis

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris