Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El cura en el confesionario

Luís Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
lunes, 1 de marzo de 2010, 09:09 h (CET)
“No nos definimos como de izquierda”, reconoció hace unos días el secretario del Gabinete Civil de Fernanod Lugo, Miguel López Perito, refiriéndose a su movimiento, corroborando lo que hace dos años y meses venimos denunciando: la supuesta filiación de izquierdas del lugismo es una farsa.La confesión es oportuna, puesto que de haberla realizado antes de ganar las elecciones, no se hubieran publicitado en toda Latinoamérica como integrantes de la ola bolivariana. Tampoco hubieran recibido apoyo de todas las latitudes con otras credenciales.Ante la confesión de parte, estos personajes ya no necesitan que se pruebe nada.

Los compañeros de ruta de López Perito del Pmas, sin inhibiciones justificaron su simbiosis con USAID, NED, y otros organismos relacionados con la penetración imperialista.

En una entrevista realizada por Martha Harnecker y Federico Fuentes, editada en 2008, por el Centro Internacional Miranda, en Venezuela, los seguidores de Camilo Soares se confesaron: “Tienen que entender que una ONG sin donantes en Paraguay no puede trabajar; la posibilidad de contar con voluntarios está muy limitada. En Paraguay, un chico, cuando acaba de cumplir 18 años, tiene que ir a trabajar, sus padres dicen: "Vete a trabajar, necesitamos que ayudes a mantener la familia". Por eso es difícil encontrar voluntarios, difícilmente existen voluntarios cuando todos necesitan ganar algo para ayudar a la familia. Por esto necesitamos fondos para trabajar y hacer proyectos. Y si estos proyectos son fondos de Estados Unidos ¿cuál es el problema? Nosotros siempre presentamos proyectos que apuntan a los objetivos que estamos desarrollando, de dónde venga el dinero que los financian no nos interesa”.

Probablemente a ellos no, pero al gobierno venezolano sí. USAID financia en Venezuela a más de 380 organizaciones, grupos y proyectos que se dedicana desestabilizar a Hugo Chavez, además de destinar dinero al IRI, el NDI y Freedom House para promover programas contra el gobierno de Hugo Chávez. Y es más, para administrar su presupuesto e implementar un programa de financiamiento a grupos de la oposición en Venezuela contrató a una corporación estadounidense, Development Alternatives Inc. (DAI), la cual administra el presupuesto Iniciativas para la construcción de confianza en Venezuela.

AL FINAL, FERNANDO LUGO ALIADO A ENEMIGOS DE HUGO CHAVEZ

Muchos se preguntan porqué Fernando Lugo ha dado un viraje hacia la derecha tan intempestivo, entregando al Paraguay prácticamente a la tutela de Alvaro Uriba.La respuesta es simple: no hubo tal giro porque Lugo nunca respondió a la izquierda. Para comprobarlo, basta saber que la mayoría de los movimientos que impulsaron su candidatura a la presidencia, como el Pmas y Tekojoja, usaban como mamparas a ONG que recibían fuertes sumas de USAID.La prensa que lo publicitó, como radio Ñandutí y ABC color, es vieja ficha de la National Endowment for Democracy. Aunque jurídicamente el National Endowment for Democracy es una asociación privada, su financiamiento es aprobado por el Congreso, figurando en el presupuesto del departamento de estado. Su status no gubernamental de fachada, según reconoció el ex funcionario del Departamento de Estado William Blue, “hace parte de la imagen, parte del mito(…)contribuye a mantener en el exterior un grado de credibilidad que una agencia del gobierno de Estados Unidos no podría tener”.
Aunque el NED nació como parte del arsenal ideológico estadounidense para la guerra fría, el fin de ésta sólo fue el preámbulo de su expansión planetaria. Desde entonces, con dólares y “especialistas” se inmiscuye en procesos sociales, económicos y políticos de 90 países en Africa, América Latina, Asia y Europa del este. Como afirma Gerald Sussman, “intervenir en elecciones es demasiado importante para los objetivos de política global de USA”. Difícilmente las elecciones paraguayas de abril del año 2000 hayan sido una excepción.Según Eva Golinger, en "La Telaraña Imperial", página 193, "NED y USAID financiaron numerosos grupos de la oposición en Venezuela con el fin de ganar el referéndum. También financiaron gran parte de la campaña contra el presidente (Hugo) Chávez, tal cual lo afirmó el entonces subsecretario de estado para el Hemisferio Occidental, Roger Noriega".Precisamente Noriega fue una de las primeras visitas que recibió Fernando Lugo tras ganar las elecciones de abril del 2008. Más claro, agua.

VERGUENZA CON URIBE
La distancia que toma Lugo con respecto al movimiento bolivariano es cada vez más definitiva, quedando ello patente durante la cumbre de Cancún.Llegó a hablarse de la inminente la destitución del ministro de Defensa, Luis Bareiro Spaini, por supuesta filiación chavista, que lo llevó a redactar un comunicado negando la ingerencia del gobierno de Alvaro Uribe en el Paraguay. A su llegada al país, procedente México, Lugo no ocultó su enojo contra Spaini. Comentó a algunos colaboradores que “pasó vergüenza” ante su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe, a raíz de la “metida de pata” de su ministro, según informaciones.El hecho demuestra una fuerte identificación de Lugo con su homólogo colombiano, cabecera de playa del imperialismo norteamericano en la región a través del Plan Colombia.
El acercamiento Lugo-Uribe coincide con la presencia en Paraguay de la ex operadora del Plan Colombia Liliana Ayalde como embajadora de EEUU, quien anteriormente distribuía dólares a la “sociedad civil” colombiana desde la sede de USAID en Bogotá.
El Plan Colombia es desde hace tiempo una estrategia de dominación imperialista de Estados Unidos, cuyo objetivo central es hoy la eliminación de grupos guerrilleros, las FARC y el ELN de Colombia, a los que ahora se añade el EPP de Paraguay..

EL FALSO BOLIVARIANO QUE ENGAÑÓ A LA IZQUIERDA

Aunque muchos todavía no quieran admitirlo, pocas veces la izquierda Latinoamericana fue engañada de forma tan vil como lo hicieron los promotores del cura Fernando Lugo, hoy embarcado en una caza de brujas contra la misma izquierda marxista que lo publicitó.De nada sirvieron las advertencias que lanzamos por varios meses, señalando que en realidad el cura Lugo era la punta de lanza de los think tanks adictos a la embajada norteamericana de Asunción, y que estaba rodeado de personajes que mamaron toda la vida de los fondos de USAID, National Endowment for Democracy, etc, y que por oportunismo se insertaron en la corriente de izquierdas que estaba en auge para aprovechar su impulso.

Hoy los hechos están a la vista, y a nosotros nos queda el consuelo de haberlo advertido, mucho tiempo antes de que el cura se decida a ingresar al confesionario.

Noticias relacionadas

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo

Hay que parar los discursos de odio.

Vivimos tiempos repelentes, donde nadie escucha al corazón y el corazón es nuestra gnosis

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris