Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Diario de un español en crisis   Política  

Suerte o muerte

El PSOE tendrá que elegir el 27 si quiere que gobierne el PP o Podemos
Francisco Morales Lomas
miércoles, 22 de junio de 2016, 08:09 h (CET)
El Partido Socialista Obrero Español, que se ha ido dejando algunos adjetivos por el camino, deberá escoger a partir del lunes 27 entre susto o muerte. Como no se le aparezca San Carlos Marx el partido más antiguo de este país dejará una época brillante de la historia de España que nos ha traído progreso económico y social, a pesar de sus oscuras sombras de Flick y Flock, directores de la Guardia Civil encarcelados, presidentes del Banco de España, secretarios de Estado en chirona… y un largo etcétera, y entrará (ya ha entrado de hecho) en el periodo más gris de su larga historia. No desaparecerá porque hay mucho sentimiento y sentimentalismo tras las siglas, pero es evidente que dejará de ser un referente de la izquierda.

Sus dirigentes no han estado a la altura de los tiempos con esa eterna lucha de mantis religiosas en devorar al que tienen de guía y su torpeza a la hora de encarar las soluciones políticas en cada coyuntura histórica con tanto protagonismo de barones y baronesas.

Zapatero se equivocó rotundamente cuando dijo en mayo del nefasto año que tomaría las terribles decisiones que tomó, “cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste”. Le costó a él, pero sobre todo nos costó a todos los españoles el descender en algunos casos hasta la miseria, rematada por un PP que vive constantemente en la Babia estadística.

El PSOE tendrá que elegir el 27 si quiere que gobierne el PP o Podemos. Y, en última instancia, como le dan a elegir entre susto y muerte, no elegirá ninguna opción, como ya hizo hace unos meses Podemos, y habrá terceras elecciones. Las ofertas que tiene de Podemos con el independentismo llamando a la puerta no parecen muy halagüeñas ni con un partido que quiere sustituirlo, ni con esos modos un tanto dislocados y leninistas de un grupo de jóvenes gramscianos que cambian su ideología al son de la música.

Tampoco es nada atractivo dejar que el PP acabe de crucificarnos durante otros cuatro años mientras la clase media se sigue empobreciendo y el lumpemproletariado se encamina con sus colas de desarrapados hacia los comedores sociales cada día.

Es posible que la miseria aumente. Nada hay definitivo ante tanto Brexit y empecinamiento en seguir por la política de recortes. ¿De dónde saldrán los diez mil millones que nos pide Brsuelas?

La precariedad e inseguridad es el signo de unos tiempos en los que el capitalismo más salvaje ha cogido de nuevo las riendas y se extiende el sálvese quien pueda entre una clase política que solo aspira a mirarse su propio ombligo y necedad.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las fiestas patronales y las epidemias de antaño

​Pocas crónicas de fiestas patronales, yo diría que ninguna, vamos a leer este agosto

La guerra licuada

Combinando motivos geopolíticos y económicos, la voz opositora más potente viene de Estados Unidos, pues el incremento de sus exportaciones de gas natural licuado a la Unión Europea es una prioridad

Son días de valorar más el esfuerzo ajeno

Son días de aquilatar el esfuerzo ajeno, y con ello, de paso, el propio

Un esfuerzo global es una victoria segura

Quien no lo ha dado todo no ha dado nada. Está visto que no podemos desfallecer, siempre es importante mantener los esfuerzos de respuesta comunitaria

El Milagro

Parece ser que hace 2000 años hubo un día en que fue necesario el reparto de alimentos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris