Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

Cómo aprender a respirar para relajarse

La clave pasa por ser más conscientes de nuestra respiración y cambiarla varias veces al día, hasta que forme parte de ti
César Piqueras
@cesarpiqueras
miércoles, 25 de mayo de 2016, 09:09 h (CET)
La respiración es un mecanismo inconsciente que hacemos miles de veces cada día. Sin embargo, muy pocas personas son conscientes de su respiración, y no sacan partido de todos los beneficios que esta puede aportar. Aprender a respirar para relajarse es fundamental en una sociedad en la que cada día estamos un poquito más estresados.

Esta técnica de la que hoy me gustaría hablarte es, por básica que parezca, la técnica fundamental para empezar a tener un mayor control sobre ti, tus impulsos y tu vida. Al final del post podrás ver un video muy corto sobre cómo hacerlo correctamente.

El estrés y la ansiedad alteran nuestra forma de respirar, y hacen que vayamos perdiendo nuestra forma natural de hacerlo.

No respirar adecuadamente es como ir montado en un Audi R8 V10 Plus e ir en primera. Sin embargo, si respiras correctamente, podrás aprovechar mucho más, y de forma más consciente cada minuto de tus días.

Nuestro principal problema: Vamos demasiado rápido, no nos damos cuenta de que contamos con un mecanismo (ancestral) como la respiración que nos puede conectar con el Aquí y el Ahora en cuestión de segundos, haciendo que todo lo demás deje de ocupar nuestra mente.

Cuando meditamos, la respiración es una de las herramientas clave, si respiras adecuadamente, tendrás mayor concentración, y mayor focalización en todo lo que haces.

A mi especialmente me gusta ser consciente de mi respiración siempre que puedo, y especialmente en algunos momentos como:

Cuando voy a tener una conversación difícil con alguien.
Cuando entro en mi coche, antes de dar al encendido.
Cuando me meto en la cama para dormir.
Cuando abrazo a Belén o a otra persona a la que tengo cariño.
Cuando siento que puedo perder el control sobre una situación.
Cuando estoy hablando con alguien y quiero estar 100% presente.


Ser consciente de tu respiración va a hacer que puedas tener mayor autocontrol sobre la situación. Pero no todo el mundo respira correctamente.

El arte de respirar para relajarse
Lo primero que te recomendaría es que el aire se introduzca en tus pulmones tomándolo por la nariz y expulsándolo por la nariz. Esto hará que te relajes un poquito más. Expulsar el aire por la boca o tomarlo, hace que todo sea más rápido, ya que es casi instantáneo, y te estresarás un poquito más (en el video lo verás claramente).

Así que acostumbra a ir por la vida tomando el aire por la nariz y expulsándolo por la nariz. De esta forma incluso, podrás hacer eso que tanta falta nos hace a los humanos: callarnos más a menudo y escuchar más a los que tenemos alrededor.

La segunda parte y la más importante es que cuando respires lo hagas desde la parte baja de tus pulmones. Yo suelo decir que respiremos desde el estómago, como si el que se hinchara no fuera nuestro pecho sino nuestro estómago. Es evidente que allí no están los pulmones, pero cerca de él, en su parte de arriba sí está la parte baja de los pulmones.

Allí se situa el diafragma, un tejido que separa la cavidad torácida de la cavidad abdominal, característico de los mamíferos. Cuando respiras desde la parte baja de los pulmones activas todo un mecanismo de relajación en tu cuerpo, enviándole la señal a tu cerebro de que todo va bien.

Esta es la respiración diafragmática que te habrán explicado si alguna vez has dado a luz.

Cuando no lo hacemos correctamente y nos estresamos más de la cuenta, pasamos a respirar por la boca, y por la parte alta de los pulmones. Yo suelo ver cómo están mis clientes tan sólo mirando a qué parte de su cuerpo se mueve cuando respiran: el pecho o la parte del estómago. Si respiran por el pecho el diagnóstico está claro: se encuentran bajo un nivel de ansiedad considerable.

Cuando no respiramos correctamente y lo hacemos por la boca solemos hiperventilar, lo que provoca mareo, visión borrosa, aumento del latido cardiaco y otros problemas. Respirar inadecuadamente contribuye a que tengas más ansiedad.

Este tendría que ser el 5º hábito saludable, sumado a los 4 que ya definí la semana pasada.

Cuando veas el video y lo intentes hacer tú es posible que te cueste mucho lo de sacar el estómago hacia afuera para que se llene la parte baja de tus pulmones de oxígeno. Es normal. Esto ocurre porque es un músculo o mecanismo que no tienes trabajado, que no has utilizado hasta hoy. Yo ahora estoy escribiendo este post y sigo siendo consciente de mi respiración y puedo hacerlo, aunque llevo años practicando.

La forma más cómoda de iniciarse es cuando te tumbas en la cama. En ese momento te pones una mano en el estómago y es tan fácil como hacerla subir y bajar mediante la respiración por la nariz.

Beneficios de la respiración diafragmática:

Aumenta la sensación de control sobre uno mismo.
Aumenta tu autocontrol.
Reduce tu estrés.
Cambia tu latido cardiaco a uno más coherente, con menos arritmia provocada por la ansiedad.

En definitiva, todo son ventajas.

Que tengas un gran día.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris