Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   Podemos  

Reflexiones de un 70 añero

Respuesta a 'No mentían'
José Enrique Centén
sábado, 16 de abril de 2016, 11:46 h (CET)
Entrañable, reflexiva y fantástica respuesta de un amigo, con la afinidad de ser sobre todo amigo, tras leer el artículo “No mentían”.

Estimado Enrique, en política pienso que siempre, al igual que en los referéndum, siempre están ganando los mismos, yo siempre he abogado por la Derecha como lo menos malo y sin embargo, por mis comentarios humanitarios siempre me han confundido con ideas de izquierda, me quedo con lo que yo intuitivamente entiendo, un socialismo capitalista, igualdad de oportunidades para todos, derechos y obligaciones contra esos derechos y remuneraciones acorde al trabajo desarrollado, ojalá todo el mundo fuera autónomo, pienso que habría más trabajo y mejor profesionalidad por la competitividad que ello conlleva, por supuesto, modelo sin distorsiones.

En el Hormiguero, en una entrevista que hicieron a Antonio Banderas decía que, un 75% de los encuestados en España querían ser funcionarios y que el 75% en EEUU quería ser independiente, si esto es verdad, la mentalidad denota el deseo de ser asalariados de los españoles y conseguido el puesto, aplicar la ley del mínimo esfuerzo y disfrutar de la seguridad que les da la administración sin exigir nada a cambio y así, estómagos agradecidos, fácilmente manipulables.

Para la casta gobernante, bancos, monarquía, iglesia, grandes capitales, etc., nunca ha habido crisis, ni la hay, ni la habrá, sólo la gran masa y por supuesto la clase media, somos los únicos vapuleados y controlados por Hacienda para beneficio de los poderosos, de cierto “rango” para arriba, no hay control, están autorizados para campar a sus anchas, totalmente indemnes ante cualquier petición de cuentas.

Nunca antes, me había sentido esclavo del sistema ni nunca antes había percibido la permitida corrupción imperante que nadie es capaz de atajar, ya que ser juez y parte, no conduce a nada, la casta es intocable y entre ellos la mantienen y se cobijan y protegen unos a otros.

Ya ni siquiera existen las doctrinas ni ideales políticos propios de cada partido que han enarbolado sus anteriores campañas, cada cual se asocia con quien sea, con el afán de alcanzar la mayoría absoluta y poder gobernar a sus anchas asfixiando la población gratuitamente, ”prometer hasta meter y, una vez metido, date por jodido”, otra frase que tal vez sea la cruda realidad dice “ejercer la democracia es el poder que se tiene para elegir por mayoría absoluta a la persona que va a obedecer a los que mandan”(¿Ibex35?)

En forma simplista, como microempresario y tecnócrata que soy, te adjunto un archivo, ”El Rescate” (al final del texto), en el cual se puede percibir la eterna y auto equilibrada forma de funcionar como ha sido siempre, el trueque, llevado de forma más civilizada a través del dinero como elemento de cambio ajustado en su precio por la ley de la oferta y la demanda y una conclusión final que nos dice que El mundo está preparado para ser autosuficiente, no lo distorsionemos.

Ya que vivimos y queremos a España, ya que aparentemente defendemos el estado democrático y la democracia, ¿no es posible crear un gobierno dirigido exclusivamente por un “moderador”, como existe en las cámaras, que se proponga, vote y acuerde lo que dictara la mayoría salida de las urnas en la última votación y que el único partido político así imperante fuera el ser español? Ya que todos los partidos han perdido sus ideales en pro del poder, ¿por qué no ocupar cada actual fuerza política sus escaños proporcionales a los votos obtenidos y la gran coalición fuera la reunión del 100% de las fuerzas con el único cometido común de arreglar España? Se supone que todas las fuerzas, altruistamente, para la galería, quieren esto pero, nadie está dispuesto a trabajar por y para ello.

Sé que en la actualidad, esto es una utopía y ninguno de los mangantes actuales estarían dispuestos a hacer peligrar sus aforos ni comodidad de sus puestos y menos aún, el tener que asistir al Congreso y trabajar para lo que han sido elegidos.

Si esto llegara a cuajar, todo el país estaría conforme y se sentiría representado en su justa medida y no manipulado ni decepcionado por las famosas coaliciones que han prostituido la democracia.

Consciente que no tiene el mismo valor, un voto de un viandante que de un docto en materias sociales, a partir de esta única y total coalición y con sólo sus integrantes, se podría elegir el organigrama que hiciera funcionar este país, vuelta a una oligarquía intelectual responsable y posiblemente más tecnócrata que las actuales elecciones a dedo por intereses de confianza para el apoyo desmedido de los cargos que en definitiva subsisten por dichos “estómagos agradecidos”

Hay que buscar fórmulas de funcionamiento autor regulables. Si los partidos políticos y los sindicatos se mantuvieran sólo por el aporte de sus propios integrantes y adeptos, otro gallo cantaría, el portavoz elegido que no representara fiel y convenientemente lo dictado por sus propios colectivos, a la puta calle, es complicado pero, como tú has escrito en el ensayo , en gran medida, en tu libro/ensayo "El Estado participativo", oligárquicamente hablando, es la única medida de que permitirá un bienestar social y productivo de este país.

Si el organigrama administrativo, es elegido por consenso, entre los profesionales idóneos y conocidos y no por otras razones subjetivas y de interés particular, los cargos se mantendrían en el tiempo y ya no se justificarían estos parones de funcionamiento que hay en la administración cada cuatro años, 6 meses antes de elecciones porque no se sabe si van a continuar en la nueva legislatura y 6 meses después de elecciones porque aún la nueva formación no existe, esta depuración, transformaría la clase gobernante en un grupo de profesionales que sabrían que hacer, obligados a un buen hacer y esforzados por mantenerse en sus cargos perfectamente bien remunerados, casi como pienso, sucede con los diplomáticos negociadores en el extranjero.

Volviendo al archivo adjunto (al final de todo), si se limita y controla la libre circulación de capitales y € que saliera del país, € cotizado en Hacienda, ¿qué más da que los dirigentes tengan unas remuneraciones de escándalo si se vieran obligados a gastarlo en el país o cotizando lo correspondiente si quieren hacer inversiones en el extranjero?

No es correcto para la Humanidad, ni ético, que un país que tiene suficiente riqueza para mantener a su población, se permita en mano de unos pocos, estar en la incertidumbre laboral y por ende de su subsistencia, si queremos, podemos pero, si la finalidad es tener una población cabreada, triste y sin mayor incentivo ni patriotismo, lo están consiguiendo ampliamente, demás está decir que tampoco el paternalismo que propone mamá estado, nos conduce a una mejor profesionalidad ni respeto al trabajo, al igual que las Pymes debemos ser auto sostenibles y se supone que somos las que mantenemos la economía, ¿por qué a los demás no se les exige lo mismo y se deja de mantenerles a base de inyecciones de dinero para tapar las grandes cagadas que hacen? Hago extensivo esto a Bancos, Ministerios, Comunidades, Ayuntamientos, etc…Obras faraónicas sin ninguna utilidad, constructoras que ganan un concurso que después se quintuplica por extras de costos (¿?)….que en definitiva asfixian cualquier presupuesto.

Me imagino que para ti, todo esto que expongo son disquisiciones de un “niño de pecho” en asuntos políticos pero, sí representan sin ningún otro interés, el resultado de haber trabajado para vivir y no vivir del cuento, quiero seguir creyendo que 2+2 son 4 y no cualquier otro resultado distinto y manipulado. Lamentablemente, el surgimiento de alguien no es producto de su mayor valía sino el lograr el desprestigio de su oponente. El no por ser del contrario, desgasta y no nos lleva a ningún lado y mientras se premie la mediocridad con su silencio garantizado, seguirán los mismos.

Mientras la política siga siendo un negocio y no una profesión, los políticos seguirán llenando sus bolsillos sin importarles en absoluto el país y sus habitantes con el gran coste que significa el cobro de su mangoneo, para ellos, mangar uno, significa hacer la vista gorda a 50 y más.

En una película de Robin Williams, siendo uno de los candidatos elegidos para Presidente, le dice a su oponente en el careo anterior a la votación ”estamos donde estamos gracias a los que nos han aupado y financiado, si salimos elegidos, no tendremos tiempo material para devolver sus favores por lo tanto, difícilmente podremos hacer lo que queremos”.

En fin, con tu benemérito, quedo pendiente de juntarnos en algún momento, un fuerte abrazo, Jorge.

El rescate

Es un día de poco movimiento en un “pueblito griego”. Está diluviando y las calles están desiertas. Los tiempos son duros; todo el mundo está endeudado y todo el mundo vive de créditos.
Concretamente este día un rico turista alemán atraviesa el pueblo en coche, para en el hotel local y deja en el mostrador de la recepción un billete de 100 € diciendo al dueño que quiere ver las habitaciones para elegir una donde pasar la noche.
El dueño del hotel le da algunas llaves y, en cuanto el forastero desaparece escaleras arriba, agarra el billete de 100 € y corre hasta el portal de al lado para pagar su deuda al carnicero. El carnicero coge el dinero y se precipita calle abajo para liquidar su deuda con el criador de cerdos. El ganadero toma el billete y sale para pagar la cuenta del combustible y los piensos. Billete en mano, el tipo de la cooperativa agraria se apresura a liquidar su cuenta pendiente en la taberna. El dueño del bar desliza el dinero a la prostituta del pueblo, que estaba bebiendo en el bar, y quien también está pasando por momentos duros teniendo que ofrecerle “servicios” a crédito. La puta entonces se acerca hasta el hotel y paga su cuenta de alojamiento.
El propietario del hotel toma entonces el billete de 100 € y lo deja de nuevo en el mostrador de manera que el rico turista no sospeche nada. Enseguida baja el viajero, coge el billete y dice que no le han satisfecho las habitaciones; se embolsa el dinero y deja el pueblo.
Nadie produjo nada, ni nadie ganó nada. Aun así, el pueblo entero está ahora sin deudas y mira el futuro con mucho más optimismo. Y esto, señoras y señores, es como funciona un plan de rescate.
Esto funciona si nadie se guarda el dinero obtenido, ni hay fuga de capitales fuera del país y todo ello seguirá generando trabajo y entretenimiento eliminando la pobreza y, de una manera natural, mejorando la productividad de la población, el que mejor quiera vivir, más se esforzará en su actividad profesional, en definitiva, el antiguo trueque.
La libre circulación de capitales, la especulación en bolsa, de los bancos, el mantenimiento de los políticos por y sólo para su bienestar no crea trabajo y, sí distorsiona cualquier intento de equidad, libertad y confort.
Esto es digno de meditarse ya que, como se ve, es a coste cero, ni las agencias de calificación, ni los fondos europeos, ni nada que nos mantenga acojonados y asfixiados. El mundo está preparado para ser autosuficiente, no lo distorsionemos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Lo juro por mi honor y ante Dios nuestro señor

Una ola de activismo rechaza los ataques contra el derecho al aborto

Proyectos de ley contra el aborto tan extremos se están aprobando en legislaturas estatales a lo largo y ancho de todo EEUU

Mayo se va y también Theresa May

Renuncia la Primera Ministra británica

EEUU quiere que el fundador de Wikileaks pase el resto de su vida silenciado y encarcelado

¿Qué hay detrás de la censura y persecución contra Assange?

Sentido de la vida

En el libro El sentido de la vida de Gustavo Bueno se plantean numerosas cuestiones que conforman un sólido y extenso tratado de filosofía moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris