Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El ambiente escolar...

Manuel Villena (Granada)
Redacción
lunes, 23 de febrero de 2009, 10:28 h (CET)
El caso que paso a describir, bastante esclarecedor, me lo contó un buen amigo, profesor en un instituto de la provincia de Granada. Los nombres son ficticios.

Me cuenta D. Eduardo que en su instituto un alumno que lo llamaremos: Sánchez, presentó a lo largo de su vida estudiantil graves problemas de disciplina y ni que decir tiene que de nulo aprovechamiento académico. Ante las reiteradas y graves faltas de respeto hacía compañeros y profesorado en su historial abundaban las sanciones de todo tipo y expulsiones varias.

Cierto día, mi amigo se presentó en un taller de mecánica, al que denominaremos: Pepe , donde tenía su vehículo pendiente de una reparación. Allí encontró a Sánchez trabajado de aprendiz. Su padre con sabio criterio lo puso a trabajar. Le llamó poderosamente la atención la conducta del exalumno, ahora educado, solícito y amable, en franca oposición a la conducta observada en el instituto. Ante tal incongruencia D. Eduardo dirigiéndose a Sánchez le dijo: “Aquí veo que respetas a todo el mundo y obedeces las órdenes de tu jefe”. A lo que el joven respondió.” Naturalmente, aquí se respeta a todos y al que más a mi maestro Pepe”. Totalmente perplejo el profesor inquirió.”¿ Y por qué en el instituto no hacías lo mismo?” A lo que el aprendiz repuso.”¡ Ea, es que aquello es otra cosa muy distinta!”

En esta pequeña historia queda reflejada la actual situación y estima en que se valora el trabajo en los centros docentes. Mientras la cruda realidad es la expuesta la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha decretado ampliar el número de horas lectivas, con un doble objetivo: Mejorar la calidad de la educación y armonizar la vida familiar y laboral. El primero es una falacia, y todo el mundo es consciente de ello y en cuanto al segundo sólo se conseguirá hiperbolizar que el concepto de escuela es sinónimo de guardería.

Mientras no consigamos cambiar la mentalidad de los “Sánchez” y principalmente de sus familias, respecto a la educación, todos estos parches demagógicos quedarán en agua de borrajas. Y si lo único que se pretende es armonizar la vida laboral y familiar debería de cambiarse el nombre del docente por el de: Agentes para la conciliación laboral y familiar (ACOLAFA).

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris