Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El ambiente escolar...

Manuel Villena (Granada)
Redacción
lunes, 23 de febrero de 2009, 10:28 h (CET)
El caso que paso a describir, bastante esclarecedor, me lo contó un buen amigo, profesor en un instituto de la provincia de Granada. Los nombres son ficticios.

Me cuenta D. Eduardo que en su instituto un alumno que lo llamaremos: Sánchez, presentó a lo largo de su vida estudiantil graves problemas de disciplina y ni que decir tiene que de nulo aprovechamiento académico. Ante las reiteradas y graves faltas de respeto hacía compañeros y profesorado en su historial abundaban las sanciones de todo tipo y expulsiones varias.

Cierto día, mi amigo se presentó en un taller de mecánica, al que denominaremos: Pepe , donde tenía su vehículo pendiente de una reparación. Allí encontró a Sánchez trabajado de aprendiz. Su padre con sabio criterio lo puso a trabajar. Le llamó poderosamente la atención la conducta del exalumno, ahora educado, solícito y amable, en franca oposición a la conducta observada en el instituto. Ante tal incongruencia D. Eduardo dirigiéndose a Sánchez le dijo: “Aquí veo que respetas a todo el mundo y obedeces las órdenes de tu jefe”. A lo que el joven respondió.” Naturalmente, aquí se respeta a todos y al que más a mi maestro Pepe”. Totalmente perplejo el profesor inquirió.”¿ Y por qué en el instituto no hacías lo mismo?” A lo que el aprendiz repuso.”¡ Ea, es que aquello es otra cosa muy distinta!”

En esta pequeña historia queda reflejada la actual situación y estima en que se valora el trabajo en los centros docentes. Mientras la cruda realidad es la expuesta la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha decretado ampliar el número de horas lectivas, con un doble objetivo: Mejorar la calidad de la educación y armonizar la vida familiar y laboral. El primero es una falacia, y todo el mundo es consciente de ello y en cuanto al segundo sólo se conseguirá hiperbolizar que el concepto de escuela es sinónimo de guardería.

Mientras no consigamos cambiar la mentalidad de los “Sánchez” y principalmente de sus familias, respecto a la educación, todos estos parches demagógicos quedarán en agua de borrajas. Y si lo único que se pretende es armonizar la vida laboral y familiar debería de cambiarse el nombre del docente por el de: Agentes para la conciliación laboral y familiar (ACOLAFA).

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris