Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Qué es el pudor?

Jesús D. Mez Madrid
Redacción
miércoles, 28 de enero de 2009, 07:51 h (CET)
Hace unos días mantuve una larga sesión con un grupo de alumnos de tercero de ESO (15 años), el tema fue a parar a la necesidad de vivir el pudor. A algunos de ellos el tema les sonaba a chino, sin que lo de chino sea nada peyorativo. La clase duró casi una hora pero valió la pena, llegamos a algunas conclusiones como que:

Quien viste provocativamente pretende ser apreciado por lo que su cuerpo ofrece a los demás y no tanto por quien es. Esto significa rebajar a la persona a un simple objeto de placer.

El pudor en el vestir nace de la intención de ser amado/da y apreciado/da por lo que la persona es y no por lo que ofrece su temporal belleza física.

La persona que viste con pudor es más hermosa. El pudor es una torre de defensa para la fidelidad. Es un muro protector que nos resguarda más de lo que podamos imaginar.

El pudor no es temor a la desnudez, es respeto al cuerpo que Dios nos dio. El pudor nos distingue de los animales; nunca se ha visto a un animal apenado de mostrar la integridad de su cuerpo. El pudor es vestir el cuerpo con dignidad.

Debemos vestirnos como nos gustaría que nuestros hijos se vistieran el día de mañana o como nos hubiera gustado que nuestros padres se hubieran vestido.

Acabé con la idea de no haber perdido la clase y es que cuando a los jóvenes se les ayuda a reflexionar, casi siempre lo hacen bien.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris