Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Salud
Etiquetas:   Dislexia   Prevención  

¿Cómo detectar y combatir la dislexia?

Domingo 8 de noviembre, Día Mundial de la Dislexia
Francisco Acedo
@Acedotor
jueves, 5 de noviembre de 2015, 06:17 h (CET)
«Tienes que poner más atención» es la frase que más veces ha oído el niño o niña que sufre dislexia. Entre un 5 y un 8 % de los niños escolarizados en educación primaria y secundaria presentan este trastorno neurológico y se estima que entre un 10 y un 15 % de la población puede sufrir dislexia. Para Anna López Sala, consultora del máster de Dificultades de aprendizaje y trastornos del lenguaje de la UOC, «el impacto social que tiene que soportar una persona disléxica es muy grande». En niños y niñas «estas dificultades pueden desencadenar trastornos emocionales como ansiedad, baja autoestima y fracaso escolar y en adultos no diagnosticados, les puede comprometer a reducir sus expectativas profesionales».

Detectar la dislexia no es fácil, por eso Anna López propone algunos indicadores de progreso que los niños deben haber integrado y superado según su franja de edad y que podrían convertirse en signos de alerta:

Entre P5 y 1.o de primaria (de los 5 a los 7 años)

Relacionar grafía y el sonido.
Conseguir identificar los sonidos que componen las palabras e identificarlos.
Reconocer palabras que empiezan con la misma letra. Ej.: mamá, mapa, mantel.
Leer y descifrar palabras sencillas aprendidas.
Aprender los días de la semana y los números del 1 al 10.
Tener capacidad para rimar palabras: gato/pato.

Entre 2.o y 3.o de primaria (de los 7 a los 9 años)

Mejorar la velocidad lectora.
Saberse las tablas de multiplicar.
No cometer errores ortográficos naturales o básicos.
Construir discursos escritos bien estructurados.
No utilizar con frecuencia «eso, esa cosa»: usar palabras específicas para referirse a objetos y cosas.

La experta en trastornos del lenguaje afirma que para un correcto diagnóstico «debemos tener en cuenta el historial clínico, es decir, los antecedentes familiares; la motricidad del niño o niña; las relaciones sociales; la adquisición de hábitos y el uso del lenguaje». Se debe estar alerta de los «informes escolares y los avisos de los maestros, pues para los padres es difícil conocer el nivel académico de su hijo o hija, ya que no pueden compararlo con el grupo clase».

Trabajando se puede ganar terreno a la dislexia

«Diferentes estudios han demostrado que la dislexia tiene un carácter hereditario; pese a ello, con una intervención adecuada se puede mejorar la velocidad lectora hasta niveles funcionales. La influencia de un ambiente adecuado y de un trabajo específico es capital para disminuir la incidencia de este trastorno», afirma el director del máster de Dificultades de aprendizaje y trastornos del lenguaje de la UOC, Llorenç Andreu Barrachina.

Para este experto «la intervención debe ser lo más precoz posible y tiene que combinar un trabajo coordinado entre maestros, especialistas y padres». Andreu recomienda centrarse en cinco ámbitos fundamentales:

Trabajar la conciencia fonológica, es decir, trabajar la relación entre sonidos y grafías con juegos como por ejemplo «si le quitamos/sustituimos un sonido suena...» o «busca palabras que empiecen, contengan, acaben en...».
Trabajar la correspondencia grafema-fonema, es decir, el conocimiento del nombre y el sonido de cada letra.
Mejorar la velocidad lectora con ejercicios para la identificación rápida de palabras o la representación gráfica de letras y palabras.
Entonación, ortografía y redacción. Ayudarles a mejorar el ritmo de la lectura, darles pautas para estructurar un texto escrito o poner especial atención en los signos de puntuación.
Estrategias compensatorias, como por ejemplo proponerles técnicas de estudio con pautas como leer, subrayar, hacer esquemas, memorizar, repasar, y herramientas tecnológicas como ordenadores o corrector ortográfico.

Las TIC son un muy buen aliado

La introducción de las TIC en el mundo de la dislexia puede, según Anna López, «ayudar a mejorar la vida de los disléxicos». Por ejemplo con el uso de la tecnología como «los procesadores de voz, herramientas que pasan de las letras al sonido; el ordenador que lee el texto digital; aparatos de reconocimiento de voz que transcriben del sonido a la letra y los correctores ortográficos» concluye la experta.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las personas con espondiloartritis axial temen desarrollar daños estructurales permanentes y dependencia

​Los pacientes temen que si no se consigue detener la progresión de la enfermedad puedan verse expuestos a sufrir daños permanentes

​El abordaje más efectivo para pacientes con Asperger combina terapia cognitivo-conductual con talleres grupales

Hoy, 18 de febrero, se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, una iniciativa que busca dar visibilidad a las necesidades de este colectivo

La telemedicina en empresas reduce en un 90% los tiempos de espera en atención primaria

Los tiempos de espera haciendo uso de la telemedicina oscilan entre los 6 y 8 minutos

Por qué debes rescatar un juego de la infancia para incorporarlo a tu rutina fitness

Los beneficios de saltar a la comba y por qué se ha convertido en un must

​Dra. Palacios: “La carne presenta antioxidantes naturales que previenen el daño celular”

El XIX Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer se ha celebrado del 13 al 15 de febrero en Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris