Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La parte por el todo  

Efecto mariposa

Óscar Arce Ruiz
Óscar Arce
domingo, 30 de marzo de 2008, 04:48 h (CET)
Es inevitable pensar en ocasiones de qué manera se habría desarrollado una vida, un acontecimiento o la Historia si una decisión se hubiese tomado en una dirección diferente.

A partir de la creación de la nueva circunstancia sólo la imaginación pone límite a lo que pudo haber sido y no fue porque, como creo haber dicho en alguna ocasión, de la falsedad todo se sigue.

Desde hace unas semanas vengo pensando qué habría pasado si Mahoma hubiese seducido a los grupos judíos y/o cristianos a los que se acercó cuando creyó haber recibido el encargo de escuchar directamente las palabras de Dios y de ser él el sello de los profetas, el último.

Cuando Mahoma siente la llamada de volver al monoteísmo primitivo de Abraham (tras la primera revelación, datada en el año 610 a la edad de cuarenta años), intenta hacer ver a judíos primero y cristianos después que lo que él predica es exactamente lo mismo que aquello en lo que éstos creen.

Los sabios rabinos judíos niegan la continuidad del mensaje de Abraham y Moisés en las palabras del autodefinido iletrado que es Mahoma. Tampoco los grupos cristianos instalados en las cercanías de la Meca toman en serio sus discursos, a pesar de su defensa de Jesús como profeta ante los grupos judíos.

Es entonces cuando Mahoma es consciente de estar creando una tendencia diferente. Es entonces cuando ataca las versiones de las creencias judías y cristianas de las que solamente había podido oír hablar, y arremete en el Corán contra ellas.

Parece evidente que muchos de los axiomas que constituyen la estructura islámica proceden en mayor o menor medida de otros tantos principios básicos judíos y judeo-cristianos, como los tabúes alimenticios o las cinco oraciones diarias (que en un principio se realizan en dirección a Jerusalén).

Tanto pueden parecerse entre sí, que algún autor ha querido ver como una de las causas de la expansión del islamismo el ser éste un judaísmo sin precio en la entrada.

Por todo esto me pregunto en qué recodo se habría perdido la reconquista de España o dónde habría quedado el conflicto palestino-israelí, y me temo que no puedo responderme sino que habríamos sido muy capaces de encontrar otros objetivos y otros nuevos motivos para enfrentarnos.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris