Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La revolución liberal

Antonio González (Málaga)
Redacción
viernes, 14 de marzo de 2008, 07:42 h (CET)
Hasta ahora todos los ensayos políticos efectuado por las izquierdas han llevado a la humanidad a grandes catástrofes sociales, acompañados casi siempre por escalofriantes baños de sangre.

Ha llegado el momento de hacer “revolución tangible”, la revolución de la verdad expuesta públicamente, una revolución acorde a los criterios liberales. Va siendo hora ya de que disputemos los espacios sociales que desde siempre las ideologías izquierdistas se han arrogado como propios, -la cultura, el pueblo, la calle, etc.-. Es llegado el momento de dejar patente de que no estamos instalados en la comodidad de la ética, de la moral y de las buenas costumbres y que esto, nos impide responder a las necesidades materiales y metafísicas de la sociedad. Y para que así sea, hay que “tomar” no sólo posiciones ideológicas más audaces; sino también los “anfiteatros de la intelectualidad”, los “foros culturales y sociales” -creando organizaciones y asociaciones políticas y laborales con raíces, mentalidad y proyecciones diferentes de las que conocemos en las posiciones de izquierdas- y, sobre todo, el “ágora de la calle como centro de conciencia de la sociedad”.

Es necesario hacer saber a nuestra nuestros contemporáneos quiénes son los que durante todos los acontecimientos históricos han actuado con probada mentalidad delincuencial, cuando no, con ánimo criminal y sólo para su propio provecho, descartando a la otra mitad de la sociedad por pensar diferente. Es obligatorio explicar los sucesos que a lo largo del tiempo, las hordas de izquierdas mundiales y muy especialmente aquí en España, sometieron a la humanidad a verdaderas hecatombes. Tenemos que utilizar los medios que hasta ahora no hemos sabido o querido poner a disposición de nuestras opciones, como vehículo para llegar a la gente y, contarles fielmente qué ha ocurrido en cada etapa histórica para que no se olvide los sucesos producidos por las ideologías mal llamadas “progresistas” y que no se les perdone tanto horror producido por su implantación ideológica en el cuerpo social de todos los estados del mundo.

Debemos y tenemos que explicar al pueblo quiénes los utiliza y traiciona aprovechando los engaños propagandísticos de los que se llevan sirviendo durante décadas. Sin complejos, disputemos los espacios sociales que ciertas ideologías mediante la demagogia se han apropiado históricamente -sin merecerlo-, engaños habilidosos que han comprado voluntades y han atrofiados los sentidos.

Alguien escribió: “POPULAR, se ha de interpretar como natural y propio del pueblo. POPULAR, es ser pueblo en toda su dimensión. POPULAR es, en definitiva, constitutivo del pueblo”.

Noticias relacionadas

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral

¿Visitará Iglesias a Junqueras para garantizarles el indulto?

“Los hombres son tan simples y unidos a la necesidad, que siempre el que quiera engañar encontrará a quien le permita ser engañado.” Maquiavelo

Gentilicios deformantes

Nos convendría ser menos crédulos ante los gentilicios con los cuales nos manejan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris