Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

400 €, ¿la renta básica?

Horacio García Pacios
Redacción
sábado, 2 de febrero de 2008, 01:00 h (CET)
Zapatero promete deducir 400€ del IRPF a pensionistas y trabajadores de sueldo bajo. Algunos ven en ello un reflejo de la «Renta Básica de Ciudadanía» que el PSOE anunció como propuesta estrella para las elecciones de 2004 (Diario de León, 12/06/2001). Nada más lejos de la realidad; vean lo que dice el documento marco “Ciudadanía, Libertad y Socialismo: Un partido en la España del s. XXI”, aprobado por la Conferencia Política del PSOE en Madrid (20-21 de julio de 2001): «Nuestro objetivo y nuestra propuesta, será hacer realidad una Renta Básica de Ciudadanía, es decir, garantizar unos ingresos mínimos para todos los ciudadanos con carácter universal e incondicional, que se constituya como el mínimo vital de subsistencia que toda persona o familia necesita para vivir» (punto 87).

Como saben, Zapatero votó contra sendos proyectos de ley de Renta Básica, presentados por IU y ERC el 2 de octubre de 2007. Es más, no dejó que se abriera una subcomisión parlamentaria sobre el tema; incumpliendo el deber que le marcó la resolución nº 85 en el debate sobre el estado de la Nación de 2005: «El Congreso de los Diputados considera necesaria la creación de una Subcomisión en el seno de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales para la elaboración de un estudio sobre la viabilidad económica de una renta básica universal. El Gobierno deberá colaborar con el funcionamiento de esta Subcomisión aportando la documentación e información necesaria para el desarrollo de sus trabajos».

El PSOE aprobó la «renta básica de emancipación» como argucia electoral. Hizo mal, pues induce a error sobre el auténtico concepto de «Renta Básica». Tal nombre y tal concepto están siendo desvirtuados, manipulados y falsificados con fines partidistas. ¡A quién se le ocurre confundirla con una ayuda de 210 € al mes... para el alquiler! No la confundan ustedes ahora con la ganga de los 400€. Hace más de veinte años, ciertas asociaciones venimos proponiendo la «Renta Básica» para todos, ricos y pobres... Su fin es sanear el sistema económico y garantizar el derecho de todo ciudadano a la existencia, respaldar las iniciativas emprendedoras y permitir un mayor ejercicio real de la libertad. No es invento de zapatero ni nuestro, es una idea antigua de la que se encuentran indicios en Hugo Grocio (1583-1645). Podría entenderse, incluso, como concreción práctica del “destino universal de los bienes” que reclama la Doctrina Social de la Iglesia...

La Asociación Renta Ciudadana (ARENCI) elevó al Parlamento Europeo la petición de un estudio sobre la conveniencia de aplicar esta renta en la zona monetaria euro (n.º 112/2006). Fue admitida. Contamos con el apoyo de socialistas como D.ª Elena Valenciano, pero el partido no se implica; y sigue aprobando pensiones por debajo del nivel de la pobreza. Sugerimos un nuevo planteamiento financiero y fiscal (ver rentabasica.blogspot.com), a partir de la única teoría económica que, hoy por hoy, puede encajar la Renta Básica en la economía real: la Teoría Alternativa que explica Ramiro Pinto en “Los fundamentos de la Renta Básica y la «perestroika» del capitalismo” (Madrid: Entimema, 2003). También pedimos una Comisión Interministerial para estudiar dicha medida. No reclamamos que se apruebe Ley alguna sin más ni más, sino que se estudie en profundidad la propuesta. No somos los primeros ni los únicos en plantear la Renta Básica, pero sí los únicos que aportamos una teoría económica alternativa capaz de fundamentarla y encajarla en el engranaje económico de los países capitalistas avanzados. Si éstos la establecen, se extenderá a los demás en una suerte de «efecto mariposa».

La RB debe acompañarse de un modelo acorde de financiación que la haga sostenible; y solamente puede desarrollarse con éxito en el ámbito de una zona monetaria. Nunca insistiremos bastante en que no se trata de una medida para adaptar la Realidad a una ideología particular, como intentó la Unión Soviética y fracasó, sino de una herramienta para adaptar racionalmente la economía a las necesidades de la gente y no a las de un partido o grupo empresarial. Será útil sólo mientras lo sea para adaptar el funcionamiento económico a la vertiginosa evolución del mundo real. Que nadie se engañe, lo que proponemos va más allá del estandarte electoral: es fruto de la investigación, el desarrollo y la innovación económica, y será resultado de la evolución social; no un salto en el vacío, ni el sueño de una noche de verano. Lean, señores políticos, escuchen y reflexionen antes de aprobar leyes; que la Cultura, la Política y la Economía de una sociedad no evolucionan a saltos.

Los partidos con posibilidades de poder no tienen tiempo para estudiar nuestra propuesta. Prefieren los caminos trillados, volver a recetas fracasadas, o a la ilusión del «pleno empleo» en plena agonía de la «civilización del trabajo». ¿O será que no les gusta la Renta Básica porque perderían el control del gasto, que es su verdadera fortaleza? Parece que la mayoría de los políticos desconocen la economía participativa y les gusta manejar el dinero, que no es suyo, para que les debamos favores. Dejar que el dinero vaya directamente al ciudadano para que éste lo gaste como quiera presupone que un político no sea egoísta. Si su visión es mezquina, la Renta Básica por sí misma no parecerá nunca como apuesta ganadora. Sin embargo, con nuestro voto y la calle, esos políticos son, en buena medida, lo que nosotros les dejamos que sean. Siempre habrá nuevas elecciones.

Rajoy afirma: «Los que creemos en la gente dejamos el dinero en sus manos» y que «La gente es más eficaz que la Administración con el dinero» (Prensa 25/11/2007). Estas ideas, por extraño que parezca, encajan perfectamente con nuestra propuesta de renta básica en un contexto de economía social de mercado. ¿Ocurrirá como con la mili obligatoria, que acabó suprimiéndola el PP en vez del PSOE? ¿Ya olvidó Zapatero lo que prometió «tema estrella» para las elecciones de 2004? En Finlandia, con una cobertura social muchísimo más generosa que la nuestra, los Verdes, socios del gobierno central socialista, proponen establecer una renta ciudadana de 400 euros para todos; y aquí Zapatero y Rajoy, ya ven... andan a cazar votos.

____________________

Horacio García Pacios es presidente de la Asociación Renta Ciudadana (ARENCI).

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris