Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Micro abierto   -   Sección:   Opinión

La base de cualquier opinión es la información

Pelayo López
Pelayo López
lunes, 27 de agosto de 2007, 22:11 h (CET)
Siempre se ha dicho que la lectura es un hábito en retroceso entre la población de a pie. Sin embargo, parece que no es así, o, al menos, no en todos los casos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en los últimos 5 años, pese al auge experimentado por otros formatos como la prensa digital, la venta de periódicos tradicionales, los de papel de toda la vida, sigue defendiéndose con uñas y dientes y un incremento en este lustro del 4,4%, hasta situarse el número de consumidores de prensa diaria casi en el 42%.

Dicho lo cual, la creencia generalizada de que la gente no lee pierde fuelle a pasos agigantados. De hecho, da la sensación de que son los sectores más debilitados por esta tendencia, nos referimos a la lectura literaria, los que tratan de hacer la propaganda en este sentido. Para propaganda novedosa, seguro que lo han notado, la del Gobierno de España en prensa, radio y televisión. Así reza la coletilla final en todos los anuncios institucionales. Si antes eran los distintos organismos -ministerios o agencias dedicadas a materias específicas- los que otorgaban oficialidad a esa publicidad, el Ejecutivo ha decidido responder a las airadas críticas de la oposición respecto a la dejadez de la identidad nacional. Gobierno de España p´acá, Gobierno de España p´allá. Este es el resultado de un concurso público en el que han concurrido tanto empresas especializadas como particulares y que ha definido logos y estrategias para volver a poner en boga esa identidad al parecer perdida. Gobierno de España que no España, una pequeña gran diferencia en forma y fondo que también se ha notado en las obras presentadas.

Puede que nuestras opiniones no sean las únicas que tengan la razón de su lado, hasta es más que posible que los errores de criterio se reproduzcan con frecuencia. No obstante, hay una máxima que, lejos de coincidencias o desavenencias, hay que respetar y apostar decididamente por ella: la base de cualquier opinión propia es la información.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris