Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Nike y Nestlé

Alberto Basterrechea (Madrid)
Redacción
martes, 14 de agosto de 2007, 03:18 h (CET)
Tenemos la fortuna nunca bien alabada de que los articulistas más transgresores y valientes y deliciosamente canallas del mundo mundial estén todos en nuestro país, pero cuando llega el momento de la verdad siempre les da el gatillazo. Nestlé ha debido retirar del mercado productos en mal estado; Nike ha sido condenada a pagar mil millones a sus trabajadores de Chicago por discriminación racial, ¿dónde están ahora nuestros bizarros de la pluma y del yo-me-atrevo-con-todo?

Cada vez que un extranjero se pone a leer la prensa española es que no se lo cree. Si escribes así allende los Pirineos, te dicen, olvídate, porque no sales ni en el Daily Mirror. Se refieren nuestros convecinos a esas virtudes tan desarrolladas en nuestros opinadores, cuyas palabras preferidas son puta, coño, joder y gilipollas, o esa costumbre, irrenunciable, de anteponer rumores y notas de color a datos puros y argumentos fundados. Y claro. Los guiris se dan a la lectura y alucinan. Esto sí que es español, te aseguran. Más que los toros y la siesta.

Conste que yo ni comulgo ni me opongo: lo mismo me carga un artículo-cáscara que uno que compita con el listín de Telefónica. Pero digo yo que, si uno quiere pasarse la vida jugando a Quevedo, ha de saber que pueden encerrarlo en San Marcos de León.

Sé de lo que hablo. Sucede algo tan relevante como lo de Nike y Nestlé y nuestros Quevedos de sólo con la puntita se ponen a glosar sobre la cría del águila real. Al parecer, el truco consiste en escribir con un ojo en la cuartilla y otro en la nómina. Así son de transgresores. Así de valientes.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris