Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Y la Ministra sigue sin enterarse

Domingo Martínez
Redacción
martes, 26 de junio de 2007, 18:09 h (CET)
Los celtíberos de Segeda producían y consumían vino tinto.

Como era de esperar pasadas las elecciones, la Ministra de Sanidad ha vuelto a cargar contra el vino, ahora dice que cualquier producto que lleve más de 2 grados volumétricos no puede considerarse un alimento sano. Supongo que no ha leído el hallazgo de Segeda.

Según ha puesto de manifiesto una investigación realizada con residuos recogidos en un lagar del yacimiento arqueológico de Segeda, ubicado en el actual municipio de Mara (Zaragoza) y que fue destruida por los romanos, los celtíberos producían, importaban de Italia y consumían vino tinto,

Para identificar el tipo de vino, explicó el director del proyecto investigador, se han utilizado las mismas técnicas que permitieron averiguar en 1996 el tipo de vino que se consumía en la época del faraón egipcio Tutankamon.

Los análisis han sido realizados con técnicas de cromatografía de líquidos para identificar el ácido tartárico característico de la uva y el ácido siríngico, un derivado de la malvidina que identifica el vino tinto.

Esta técnica fue aplicada por primera vez por Segons Singleton en 1996 y María Rosa Guasch la aplicó a restos de ánforas de la tumba de Tutankhamon existentes en el Museo Egipcio de El Cairo (Egipto).

Burillo, director del proyecto, dice que el paso siguiente, averiguar el ADN del tipo de vid cultivada, no ha dado resultados hasta el momento y ha recordado que el origen de este arbusto está en Anatolia y la Península Ibérica, aunque fueron los fenicios los que enseñaron a elaborar el vino.

Posiblemente, ha explicado, la variedad de vid que cultivaban en esta zona sería autóctona un hecho que considera de gran relevancia ya que Segeda se ubica entre el Valle del Duero y el del Ebro, en los que actualmente hay zonas productivas de gran relevancia vitivinícola.

El consumo de vino por los habitantes de Segeda estaba extendido a todos los grupos sociales y se han encontrado numerosas vasijas, siendo generalizados los modelos importados de Italia, de donde también lo importaban, concretamente de la zona de Campania.

Burillo ha explicado que la investigación que se desarrolla en Segeda se ampliará a otros productos alimentarios, ya que la dieta de sus habitantes era variada y consumían borraja, miel, gachas de harina de bellota, pan ácimo de varios cereales mezclados, lentejas, habas e incluso garum, una salsa de fuerte sabor traída desde Gades (Cádiz).

El científico resaltó la ausencia de platos frente a un gran número de cuencos de gran tamaño, que indicaría que se comía en familia del mismo recipiente, aunque sí numerosos elementos para el consumo individualizado del vino.

La ciudad celtíbera de Segeda ocupan una superficie de 42 hectáreas, aunque la zona habitada se restringe a unas 17 hectáreas, y Roma le declaró la guerra en el año 154 antes de Cristo, movilizando un ejército de 30.000 hombres para destruirla.

Segeda, donde no se han encontrado restos que revelen el cultivo del olivo ni el consumo de aceitunas, fue la primera ciudad celtíbera que acuñó moneda de plata en el Sistema Ibérico Central bajo el nombre indígena de Sekeida.

Nuestros ancestros ya consumían vino, vivieron sanos y fuertes, es una lástima que la Ministra de Sanidad siga sin enterarse.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris