Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Copo   Maltrato   Amor  

​Amoríos

El 85% de los regalos que se cruzan los amantes corren por cuenta de los varones
José García Pérez
martes, 10 de marzo de 2015, 12:24 h (CET)
En una de las manifestaciones del amor: el obsequio o regalo, ganamos de largo a la mujer. En el odio, maltrato, dicen que también. Y es que algo tendrán en común esos dos primos hermanos, odio y amor. Que le podemos en barbarie parece que no es discutible: por ahí navegan ríos de tinta con titulares a toda leche pregonando lo malvado que somos; pero ahora, en una esquinilla de agencia, en dimensiones de necrológica barata, se publica que el 85% de los regalos que se cruzan los amantes corren por cuenta de los varones; así pues parece ser que vencemos en todo.

“Que cuando el amor no es locura -escribía Calderón- nos es amor”, y loca tiene que estar la muchacha masculina cuando en aluvión incontenible arrasa los estantes de los grandes y pequeños comercios para demostrar con hechos, objetos en este caso, nuestra dependencia de la débil ciudadana que nos mima, cuida y acicala.

Un estudio de la Fundación Ciudadano, conglomerado integrado por todas las asociaciones de consumidores del arco de gastos “porquesí” y también porque puedo y no puedo, pero da lo mismo, ha sacado a la luz pública que los que se rascan concretamente el bolsillo en días señalados, como este de la Mujer, por ayer, son los futuros maltratadores pero en su primera fase, o sea, cuando andan a besitos y carantoñas con las chavalas que los calientan o con las señoras que calientan tanto besugo suelto.

No me fío mucho de la debilidad de determinado sexo, pues siempre, de acuerdo con la Fundación citada, lo que más regalan, dejando a un lado objetos de lencería, son monederos, billeteras, mecheros y pitilleras. Vil depósito para el avaro dinero y peor sarcófago para la nicotina y reposo perpetuo de tanto cretino enamorado.

Ellos nosotros, por la parte que me toca, enfilamos el pelotilleo hacia bombones, perfumes, más bombones y joyas, rutina quiero decir por lo último, ¡ah! y rosas, rojas por supuesto, que andan ya por el mismo precio que las rosas cigalas de la bahía, pero estas, las cigalas con mejor sabor y, si me apuran un poco, con un olor divino que perdura más allá del quinto lavatorio, a pesar de la odiosa servilletilla perfumada que colocan los finolis para que desaparezca.

Con lo barato y puro que es decir con sinceridad: “mujer, te quiero”, sin más algaradas de por medio.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

En estos días de oscuridad, los ganadores de los Premios Right Livelihood 2019 iluminan el camino

No es casualidad que la ceremonia de entrega de premios caiga casi al mismo tiempo que los Premios Nobel

Filigramma, literatura en tribuna artesanal

“Lo artesanal es oxígeno en medio de la maraña propiciada por la red de redes”

Mensaje del líder del Partido Laborista Jeremy Corbyn a los luso-hispanos y latinos

Les hacemos llegar la carta que Corbyn ha enviado a la masiva comunidad de habla hispana y portuguesa del Reino Unido

​¿Es oportuno, para Europa, un gobierno de izquierdas en España?

Europa, en horas bajas, corre el riesgo de caer en un populismo catastrófico para la UE

​Menos mal que los santos existen

Se puede vivir sin fe
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris