Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

Ajedrez y lectura

José Manuel López García
viernes, 13 de febrero de 2015, 08:12 h (CET)
Considero acertadas las recomendaciones del Parlamento Europeo en relación con impartir ajedrez en la enseñanza. Pero, a mi juicio, es en los primeros cursos de Primaria en los que se podría incorporar como asignatura, ya que no existen problemas de sobrecarga curricular en el horario lectivo.

Teniendo en cuenta que forma parte de una proposición no de ley, y que, por tanto, no está contemplada en la actual ley educativa o ley Wert.

En Secundaria no me parece conveniente, ya que el considerable número de asignaturas no deja espacio, en mi opinión, para una nueva materia más. Ahora bien, cabe la posibilidad de celebrar torneos de ajedrez en los institutos.

Existen unos indudables beneficios en lo relativo al rendimiento, la capacidad de concentración y memoria, habilidades estratégicas, toma de decisiones, etc., para los estudiantes que juegan al ajedrez de un modo continuo.

La mejora de los resultados en lectura y matemáticas con la práctica del ajedrez es significativa, y es preciso darle el valor que merece.

Se sabe por estudios e investigaciones realizadas en Alemania que, en los alumnos ajedrecistas, el rendimiento escolar aumenta por término medio un 17 por ciento. Indudablemente, son datos positivos.

Es cierto que el ajedrez desarrolla la inteligencia, y es una especie de gimnasia mental. Para jugar se necesita poco, ya que se puede practicar y enseñar a través de Internet. El número teórico de partidas posibles parece ser que es de un uno seguido de 123 ceros.

De todas formas, estos efectos de aumento de la inteligencia, y del rendimiento cognitivo, con la práctica de este juego mental, que tiene más de quince siglos, se pueden lograr también a través de la lectura.Y esto es algo en lo que, a mi juicio, es necesario insistir muchísimo más. Sin hábito de lectura no se aprende suficiente vocabulario, y no se aprende a escribir de modo correcto.

Los estudiantes deben leer más, porque aumenta la capacidad de comprensión, y potencia la memoria y la imaginación. Leer significa retener nuevos conocimientos. Si leen muy poco, un profesor puede tener que estar explicando en clase términos que ya deberían ser conocidos.

El uso del diccionario al leer, es otra de las estrategias básicas que refuerza el entendimiento de lo que se lee, además del contexto de cada frase y párrafo de cualquier texto escrito.

A la cultura se accede leyendo. Las grandes obras filosóficas, literarias, etc., pueden ser comprendidas y disfrutadas a través de una lectura reflexiva y sosegada. En la enseñanza media la comprensión lectora es una de las capacidades básicas en el aprendizaje de todas las asignaturas, y es, por tanto, lo que más habría que reforzar en todos los alumnos.

Actualmente, se está notando un cierto descenso en el nivel de comprensión lectora en muchos estudiantes de secundaria, por diversas causas. El fomento del hábito de la lectura sería el remedio principal.

También es cierto que el uso excesivo de los aparatos electrónicos, especialmente, los móviles parece que está restando tiempo a la lectura profunda, y durante periodos de tiempo mayores.

Porque la capacidad de atención sostenida se está reduciendo respecto a generaciones anteriores de jóvenes. Y los efectos de la dispersión atencional se traducen, generalmente, en un menor rendimiento escolar. Si bien es cierto que también hay numerosos estudiantes que leen habitualmente.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris