Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Zapata en nuestros días

Talía Dánae Romero (México)
Redacción
domingo, 13 de mayo de 2007, 21:22 h (CET)
Emiliano Zapata sigue siendo, hasta nuestros días, una fuente de inspiración para muchas personas por ser considerado uno de los líderes más importantes de nuestra Revolución.

Nacido en el Estado de Morelos en 1879, fue elegido presidente de la junta de defensa de las tierras de su ciudad, dedicándose a estudiar los documentos que les daban derecho a las tierras, convirtiéndose, poco después, en el dirigente agrario del mismo Estado.

En el año de 1910 Zapata recobró por la fuerza las tierras de Villa Ayala, para posteriormente entregárselas a los campesinos del lugar y unos meses después, en este mismo lugar asistió a una reunión para discutir el Plan de San Luis.

En marzo de 1911, campesinos y otros dirigentes guiados por Zapata, tomaron las armas proclamando el Plan de San Luis, yéndose después hacia el sur. En el mismo año muere Pablo Torres Burgos, lo que provocó que Zapata se convirtiera en el jefe revolucionario del sur.

Fue el autor del Plan de Ayala, en el cual demandaba la reforma agraria, así como la destitución de Madero. Los zapatistas luchaban por una reforma agraria radical, cuyo objetivo consistía en que las tierras fueran entregadas a las personas que la trabajan, aún en contra del gobierno del país.

En 1913 encabeza la rebelión contra Huerta y reforma el Plan de Ayala; dos años después los zapatistas y villistas triunfan en la Convención de Aguascalientes y poco después se entrevista Zapata con Villa en Xochimilco.

El 10 de abril de 1919 Zapata fue asesinado, pero aún podemos ver la fuerza y la decisión que sembró en un gran sector de la población mexicana, sobre todo en el Estado de Chiapas, en donde se da a conocer por primera vez el día primero de enero de 1994 el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), que retoma algunos de los ideales de Emiliano Zapata, sobre todo, el derecho de los trabajadores a las tierras que ellos cultivan.

Zapata nos dejó como legado sus ideas y su lucha por la justicia, pero depende de nosotros cómo lo empleemos, si para favorecer intereses mezquinos perjudicando a terceros y continuar retrasando el progreso social y agrario de nuestro país o bien para propiciar la superación de todos los mexicanos, especialmente a aquellos que viven del campo, que tienen sed de justicia.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris